España, tercer país de la UE
en escolarización privada

Según el "Informe España 2001" de la Fundación Encuentro no existen diferencias significativas en los resultados académicos entre centros públicos y privados

Bajo el epígrafe "Educación en España: Debate social y retos para el siglo XXI", en el capítulo 2 del "Informe España 2001" de la Fundación Encuentro se aportan algunos datos estadísticos de interés en relación con aspectos determinantes de la actual situación del nuestro sistema educativo y se analizan tendencias, retos y perspectivas de futuro de la educación en nuestro país.

Madrid.
En el informe de la Fundación Encuentro, presentado el pasado día 21 de marzo y que cumple este año su octava edición, se señala que una de las cuestiones más presentes en los debates es la división entre la enseñanza pública y la enseñanza privada-concertada, y se precisa que "los puntos más conflictivos entre ambas redes, en el momento actual, son: la financiación, la aplicación práctica de los criterios para la admisión de alumnos, y la presencia asimétrica en ambas redes de alumnos ‘con problemas’ (inmigración, integración, necesidades educativas especiales, etc.)".
En el apartado de los datos se refleja que en nuestro país el 70% de la enseñanza es pública y el 30% restante de iniciativa social. Dentro de este apartado privado o de iniciativa social, el 20% (porcentaje sobre el total de la enseñanza) se imparte en centros católicos concertados, el 6% en centros no católicos concertados, y el 4% restante es enseñanza no católica y no concertada. Asimismo se señala que "la enseñanza católica no concertada representa menos del 1%".
"Más allá de algunas posiciones extremistas -se indica en el informe- se comparte la opinión de que escuela pública y escuela privada concertada constituyen un servicio público, dirigido al bien común de la sociedad y realizado por una doble vía; se trata de dos modelos de organizar el servicio público que están llamados a colaborar desde la equidad y no a competir. Las tensiones persistentes entre ambos modelos se deben en gran parte a la desinformación, y no pocas veces a los prejuicios históricos".

Descenso de alumnado en la enseñanza privada

En el informe se constata asimismo el descenso en el porcentaje de alumnos de la enseñanza privada. En el curso 1980-81, los centros privados españoles (concertados y no concertados) escolarizaban al 38% de los alumnos de enseñanza Primaria y Secundaria, porcentaje que en el curso 1998-99 se había reducido a un 31%, levemente por encima del porcentaje mínimo, un 30,6%, registrado en el curso 1996-97.
En España, la enseñanza privada, tanto concertada como no concertada, representa una parte muy considerable dentro del panorama educativo, y en el contexto de la Unión Europea nuestro país ocupa la tercera posición en cuanto a porcentaje de alumnos escolarizados en centros privados, tras Holanda y Bélgica, países que suponen una excepción al resultar mayoritaria la enseñanza privada, con un porcentaje de 77,7% en Holanda y de un 58,8 en Bélgica (datos correspondientes al curso 1996-97 proporcionados por la Comisión Europea). Según los citados datos, España presentaba en ese curso un porcentaje de alumnos en la enseñanza privada del 29,4%, seguida por Francia (20,63%) y Dinamarca (11,1%). El restos de los países miembros de la UE no alcanzaba el 10% en este apartado: Portugal (9,5%), Austria (7,3%), Reino Unido (6,5%), Luxemburgo (5,7%), Italia (5,7%), Grecia (5,2%), Alemania (4,7%), Finlandia (4%), Suecia (2%) e Islandia (0,9%).
La distribución territorial de los centros públicos y los centros privados no es uniforme, y aparece condicionada por el tamaño del municipio; sólo un 2,2% de los centros privados se hallan en municipios de menos de 2.000 habitantes, frente a un 21,9% de los centros públicos. Por otra parte, casi el 55% de los centros privados se concentra en las ciudades de más de 100.000 habitantes, porcentaje que no llega al 25% en el caso de los centros públicos.

Atención especial y educación compensatoria

En el informe se alude asimismo al "desequilibrio en la escolarización de niños con discapacidad, gitanos e inmigrantes en centros públicos y privados". Así, en el curso escolar 1996-97, 21 de cada 1.000 alumnos presentaban necesidades educativas especiales; de estos alumnos, y para el territorio MEC, "los que están integrados en centros ordinarios se distribuyen de la siguiente manera: un 90% en centros públicos y un 10% en centros privados". Asimismo, se afirma en el informe que "prácticamente los mismos porcentajes (90%-10%) se registran en lo que se refiere a la distribución de los alumnos que necesitan educación compensatoria (gitanos e inmigrantes)".

Otro de los aspectos tratados en el apartado educativo del informe hace referencia a la inexistencia de "diferencias significativas en los resultados académicos entre alumnos de centros públicos y de centros privados", y se precisa al respecto que "en la Educación Primaria, en las áreas de Lengua Castellana, Matemáticas, Comprensión Lectora y Reglas Lingüísticas y Literatura, se registran unos mejores porcentajes de los alumnos de la red privada, mientras que, a los 16 años, los porcentajes tienden a igualarse", y se concluye que "esto hace pensar en la influencia de otros factores, como la familia y los contextos socioculturales, para explicar estas diferencias iniciales" (ver gráfico adjunto).

Profesores insatisfechos y padres poco participativos

Por otra parte, según refleja el informe de la Fundación Encuentro, "el 54,7% de los profesores de la enseñanza pública manifiesta estar insatisfecho o muy insatisfecho ante el reconocimiento social de su trabajo, y un 56% estima que la valoración social de su tarea es hoy peor que hace unos años".
Los padres se muestran preocupados por el futuro de sus hijos, pero ausentes en el día a día de su escolarización, con una escasa participación en el centro escolar: dos de cada tres padres consideraban "nada o muy poco valiosa su participación en el centros escolar donde estudiaban sus hijos". A este respecto, los directores de los centros escolares de Educación Primaria opinaban, en 1995, "que dos de cada diez padres de alumnos participaban en actividades complementarias (excursiones, fiestas, actividades deportivas, biblioteca, etc.), y estimaban que sólo un 2,3% de los padres participaba en el proceso de enseñanza-aprendizaje de sus hijos, siguiéndoles o implicándose en las tareas que realizaban en el colegio".

 

El informe de
la Fundación Encuentro señala el desequilibrio
en la escolarización de niños con discapacidad, gitanos e inmigrantes
en centros públicos y privados.
(Foto: Rafael Martínez)

arriba