El Reino Unido seleccionará a los alumnos de secundaria según sus aptitudes

Tras el éxito obtenido con la reforma de la educación primaria, el Gobierno laborista británico quiere demostrar que puede hacer lo mismo con la secundaria si gana las próximas elecciones generales, previstas para mayo. Esta vez, detrás del lema Educación, educación y educación, que tan buenos resultados dio en 1997 a Tony Blair, ha incluido un valor añadido y también inesperado: la propuesta de seleccionar al alumnado de los institutos públicos según sus aptitudes y dividirlos en centros especializados en áreas como ciencia, economía o nuevas tecnologías.
Ante las primeras críticas recibidas a su nuevo plan, el primer ministro británico ha afirmado que no trata de separar como antaño a los niños por su habilidad académica, sino de fomentar sus inquietudes en un mundo muy competitivo.
Para que los estudiantes puedan ver realizados sus sueños de mejorar su capacidad para la ciencia, ingeniería y economía y empresa, las cuatro áreas que serán añadidas al arte, deporte, idiomas y matemáticas a su disposición hoy en 536 centros estatales ya especializados durante los últimos años, el Gobierno ha prometido ofrecer una subvención de 100.000 libras (27 millones de pesetas) a los directores que demuestren la valía del suyo en estos terrenos.
También recibirán 123 libras anuales por alumno (33.825 pesetas) durante cuatro años. Dicha cantidad adicional cubrirá hasta un máximo de un millar de inscritos por escuela. En otras palabras, otras 100.000 libras extra, para convertirse en los institutos "distintivos" en los que Blair ha depositado la esperanza de buena parte de los votos que espera obtener para retener el poder dentro de tres meses escasos.

Patrocinadores privados
A cambio de la ayuda oficial, los centros que deseen sumarse al plan tendrán que presentar un programa de estudios apropiado y obtener al menos 50.000 libras (13 millones de pesetas) de patrocinadores privados. Las asignaturas consideradas obligatorias por el Ministerio de Eduación, como ciencias, matemáticas e inglés, seguirán impartiéndose junto a las nuevas.
El Ejecutivo espera que los primeros institutos de esta clase abran en septiembre del año 2002. Para el año 2006 podrían estar en marcha cerca de 1.500, casi un 50% de las actuales escuelas públicas de secundaria. Las que no consigan hacerse con el sello distintivo, y los fondos estatales, en una de las nuevas áreas de conocimiento brindadas por Educación podrán beneficiarse de los centros dedicados a otras materias, por ejemplo, informática, patrocinados por las autoridades educativas a escala local.
Como los nuevos institutos especializados podrán elegir a un 10% de sus alumnos, los partidarios de la educación para todos simbolizada por las comprehensive schools (institutos estatales no selectivos) han acusado ya a Blair de "favorecer la segregación bajo mano". En la práctica, sólo un 7% de las 536 escuelas especiales abiertas durante el mandato laborista han elegido a sus pupilos. Ahora admiten que no tendrán más remedio que efectuar una criba más severa si les llueven las solicitudes.

Isabel Ferrer
El PAIS. 26-febrero-2001.

Los empresarios lanzan iniciativas para
la reforma educativa de Bush

Este domingo, en Washington, una fundación financiado por empresarios ofrecerá formalmente a los gobernadores de los estados de la nación 9 millones de dólares en subvenciones para resucitar el decreciente ingreso de supervisores. La próxima semana, los empresarios lanzarán un instituto para graduar la calidad de los modelos de reforma escolar. Y, en abril, el grupo Ative, promocionado por los empresarios, dará a conocer su nuevo nivel de ocho grados para las matemáticas.
Estos hechos se encuentran entre el número creciente de signos que muestran como algunas de las mejores ideas para la reforma educativa vienen no de los educadores o de los políticos, sino de las personas que recogen lo que siembran los centros de enseñanza: los directores de las empresas. Pero para que sus ideas prendan, los educadores deben cambiar su actitud tradicional, la cual es aplaudir en público y resistir en privado.
Entre las ideas para la reforma educativa apoyadas con más fuerza por grupos relacionados con los empresarios se encuentran:
. Mejorar los directores de centros.(...)
. Incrementar la calidad de la enseñanza.(...)
. Elevar el curriculum matemático.(...)
Juzgar la calidad de las reformas educativas.(...)
Ninguna de las actuales reformas apoyadas por los empresarios ganará impulso si los educadores, defensivamente, cavan trincheras y resisten.(...)

USA TODAY.26-febrero-2001

 
arriba