El MECD presenta la primera convocatoria de becas de movilidad universitaria

Estas ayudas, cuyo plazo de solicitud concluye el 30 de marzo, se dirigen a los alumnos que inicien sus estudios superiores
el próximo curso 2001-2002

El secretario de Estado de Educación y Universidades, Julio Iglesias de Ussel y otros cargos del MECD, durante la presentación
de la convocatoria. (Foto: Rafael Martínez)

En torno a 75.000 estudiantes de primer curso se beneficiarán el próximo curso académico de la primera convocatoria de becas de movilidad universitaria, cuyo plazo de solicitud y tramitación ya está abierto. Esta convocatoria, independiente de la convocatoria general de becas, pretende fomentar la movilidad geográfica y tiene como destinatarios a los alumnos que inician sus estudios universitarios y deseen cursarlos fuera de su lugar de residencia.

Madrid.
El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte presentó, el pasado día 8 de febrero, la primera convocatoria de becas de movilidad universitaria, correspondiente al curso académico 2001-2002, dirigida a los alumnos que inicien sus estudios universitarios el próximo mes de septiembre. Estas becas, que se convocan por vez primera, abren su período de solicitud y tramitación en febrero con objeto de que los alumnos destinatarios que tengan intención de optar por cursar estudios fuera de su lugar de residencia conozcan si dispondrán, en su momento, de los recursos económicos suficientes antes de efectuar la matricula.
El acto de presentación de la convocatoria contó con la presencia de Julio Iglesias de Ussel, secretario de Estado de Educación y Universidades; de Ismael Crespo, director general de Universidades, y de Juan Angel España, director general de Coordinación Territorial y Alta Inspección, quienes explicaron la naturaleza y alcance de esta nueva modalidad de becas de movilidad universitaria.
Iglesias de Ussel, tras recordar que "hasta ahora, hay poca movilidad geográfica en nuestro país" y que "para responder a esta necesidad del sistema universitario español se crea esta nueva modalidad de ayudas y se adelanta su convocatoria", señaló que, según estimaciones del MECD, "podrán beneficiarse de estas ayudas unos 75.000 estudiantes, lo que supone casi uno de cada cuatro jóvenes que comienzan sus estudios en la Universidad española".
El secretario de Estado de Educación y Universidades explicó asimismo que con la apertura de la convocatoria de estas becas en el mes de febrero "los alumnos que vayan a optar por la movilidad podrán saber con la suficiente antelación, y antes de hacer la preinscripción en la universidad de su preferencia, si dispondrán de los recursos económicos suficientes para cubrir su traslado y estancia en una ciudad distinta de su domicilio habitual", y precisó al respecto que "así, la confirmación de la beca quedará pendiente únicamente de la efectiva matriculación en la universidad".

Modalidades de becas

La convocatoria presentada contempla la concesión de distintas modalidades de becas, que atienden principalmente a dos parámetros: los diferentes niveles de renta familiar de los candidatos y la distancia existente entre el domicilio del solicitante y el centro universitario elegido (ver cuadro anexo). Las cuantías de estas becas oscilan entre las 95.000 pesetas de aquellas que cubren exclusivamente las tasas de matricula y las 820.000 pesetas con que están dotadas las becas de movilidad especial con residencia, de las cuales 725.000 pesetas serán abonadas al alumno directamente y las 95.000 pesetas restantes constituyen la exención de matrícula.
En cuanto a los requisitos económicos establecidos en la convocatoria, se fijan cuatro escalones o umbrales máximos de renta familiar, en función de los cuales se establecerá un tipo de ayuda u otro.
Para la obtención de las becas de mayor dotación, según se precisa por parte del MECD, "tendrán preferencia los solicitantes que pertenezcan a familias cuyo sustentador principal se encuentre en situación de desempleo o de pensionista por invalidez; familias numerosas; familias cuyo sustentador principal sea viudo, padre o madre soltero, divorciado o separado legalmente o de hecho, y familias en las que el solicitante o alguno de sus hermanos o hijos esté afectado de minusvalía legalmente calificada, y asimismo aquellos solicitantes que sean huérfanos absolutos".
Julio Iglesias de Ussel afirmó que "se va a acometer una amplia labor de difusión de estas becas, para que todos los estudiantes estén informados al respecto". Además de la propia campaña informativa sobre la convocatoria, el MECD, a través del Consejo de Universidades, ha editado 450.000 folletos divulgativos sobre el Distrito Abierto, que serán enviados a todos los centros de Educación Secundaria.
Estas becas de movilidad van dirigidas a los alumnos que vayan a iniciar sus estudios universitarios en septiembre del presente año, y las solicitudes para acceder a cualquiera de las distintas modalidades de ayudas podrán presentarse hasta el día 30 de marzo, inclusive, en el centro en el que el alumno solicitante se encuentre matriculado en el actual curso académico. Los centros docentes remitirán las solicitudes, antes del día 7 de abril, a la universidad en que el solicitante vaya a realizar las pruebas de acceso (selectividad).
Los impresos para formalizar la solicitud de estas becas pueden adquirirse en los estancos desde el pasado día 15 de febrero, y se encuentran asimismo a disposición de los interesados en la página web: http://becas.mec.es , dirección en la que se proporciona detallada información sobre la convocatoria y sus bases.

Distrito Abierto

La convocatoria de estas becas de movilidad para alumnos universitarios de primer curso, cuyos beneficios, lógicamente, se mantendrán en cursos ulteriores siempre que se cumplan los requisitos económicos y académicos establecidos, está en consonancia con la implantación gradual del Distrito Abierto, que garantizará y cubrirá, con su implantación total en el curso académico 2004-2005, la elección libre de centro y estudios con independencia del lugar de origen y procedencia del alumno.
La creación, desarrollo e implantación del Distrito Abierto, uno de los objetivos y compromisos más relevantes del Gobierno y del MECD en el ámbito de la enseñanza universitaria, supone la ruptura de las barreras geográficas que limitaban el ejercicio de un derecho a los universitarios españoles, y con su instalación definitiva se ofrece a todos los estudiantes de cualquier parte del territorio nacional la posibilidad de cursar sus estudios superiores en la universidad pública que deseen, independientemente de su lugar de origen, sin que los recursos económicos constituyan un obstáculo para el ejercicio del derecho de elección de centro universitario.

 

arriba