Directores de IES madrileños denuncian la mala gestión de los servicios educativos

En un documento reivindican especialistas para
la atención de minorías

Más del 75% de los directores de institutos de Educación Secundaria de la Comunidad de Madrid han suscrito un documen- to, en el que denuncian la preocupante situación educativa y
la mala gestión de los centros madrileños y reclaman al gobierno regional que dedique una atención prioritaria a la enseñanza.

Madrid.
Tras un año y medio de gestión educativa, por parte del gobierno autonómico, los directores de los institutos consideran que no se han cumplido las favorables expectativas que había suscitado el proceso de transferencias y demandan un "mayor énfasis" de la Comunidad al afrontar los temas educativos. El documento, firmado por más de 200 directores, recoge diez puntos reivindicativos y dedica especial atención a los alumnos procedentes de minorías étnicas, inmigrantes y miembros de familias desestructuradas, que demandan programas de compensación educativa para equilibrar sus desigualdades educativas.

Integración

Según Amadeo Fernández, director del Instituto Doménico Scarlatti de Aranjuez, estos programas "no favorecen ni a los necesitados de compensación ni a los que siguen careciendo de problemas, sino que perjudican a todos". De esta reunión se desprende que los directores están alarmados, por el número de alumnos con necesidades de compensación que deben atender sin los medios adecuados. Fernández reconoce que "más de un 5% de alumnos de integración convierte a la clase en perturbación". A su juicio, no pueden compartir espacio escolares con problemas de idioma, con los que sufren un retraso escolar o con los que muestran desinterés por las clases". En consecuencia, los directores reclaman profesores especialistas, que faciliten la integración de los alumnos con necesidades educativas.

Desajustes

Este colectivo también denuncia la implantación del primer ciclo de Secundaria, la improvisación con que se han puesto en marcha los Ciclos Formativos de FP, los programas de Garantía Social, la normativa sobre el recreo y la precaria situación económica de algunos centros. Asimismo se mostraron críticos con el portal informático Educamadrid, porque consideran que no es operativo y que no facilita la gestión económica de los centros, sino que la complica. No obstante, los directores de los institutos valoraron la superioridad de los centros públicos sobre los privados.

 

arriba