Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase. Los textos, de una extensión máxima de tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Alumnos de Primaria de un colegio de Zaragoza desarrollan una original actividad
en el aula
de Música

Con esta experiencia, que se ha llevado a cabo durante el primer trimestre del curso 2000-2001 con los alumnos de 5º de Educación Primaria del C.P. "Puerta de Sancho", de Zaragoza, lo que en
un principio sólo iba a ser una sencilla actividad de construcción de instrumentos de percusión, se convirtió en algo más ambicioso y terminó siendo una exposición interactiva sobre el oído.

Esencialmente, con esta actividad he tratado de fomentar el juicio crítico que cada uno de estos niños y niñas llevan dentro, ejercitar la sensibilidad, y fomentar la participación de todo el alumnado respetando en todo momento las individualidades, pero lo que más me ha guiado para llevar a cabo esta actividad ha sido realizar o llevar a cabo una lección "con encanto", donde la fantasía y el poder creador de todas las personas que vamos a interactuar en el hecho educativo estuvieran presentes.
Esta actividad puede dividirse en dos fases: en un primer bloque estaría la elaboración de un instrumento de percusión y el montaje de la exposición, para luego, en una segunda fase, pasar a la visita propiamente dicha, donde toda la comunidad educativa tendría cabida en ella.
Como una más de las actividades que se realizan en la clase de música, la de este primer trimestre consistía en la elaboración de instrumentos de percusión. Habíamos hablado en clase de las distintas familias y se habían clasificado todos y cada uno de los instrumentos de pequeña percusión que tenemos en el aula.
De este modo, en clase se trabajó el tema de la construcción de sencillos instrumentos de pequeña percusión, orientando al alumnado, dando pautas, guiándolos; yo les explicaba cómo podríamos hacer tal o cual instrumento y ellos, gustosamente, participaban añadiendo o modificando la información. Así fue como los alumnos y alumnas de 5º de Educación Primaria, niños y niñas de 10 años, fueron los creadores y protagonistas de esta experiencia, dando forma a todo lo aprendido en clase. Consiguiendo que al ser ellos mismos los autores del proceso de fabricación, comprendiesen mejor su mecanismo y técnica.
Los instrumentos que realizarían en casa, debían estar elaborados con materiales reciclados, materiales de desecho preferentemente, de esta forma evitaba también el consumismo, uno de los temas transversales que establece el currículo de la Educación Primaria.

Construcción de los instrumentos

Para la construcción de los instrumentos seguimos los siguientes pasos: búsqueda del material, selección del mismo, y construcción y aprendizaje de su manejo. Posteriormente en clase, todo eso se plasmaría en un papel.
Una vez realizados los instrumentos, en clase de música repartí cartulinas con el fin de identificarlos con vistas a una posterior exposición. De este modo, cada persona realizaba su propio cartel donde aparecía por un lado el nombre del instrumento (fue condición imprescindible que la letra fuera grande y pudieran leerla los niños y niñas de las clases más pequeñas, puesto que la exposición sería visitada por todo el centro) y por el reverso se explicaba el proceso de elaboración, señalando los materiales utilizados, herramientas y utensilios, de modo que todo aquel que lo leyese, pueda llevar a cabo dicho proceso y construirlo. Sería por lo tanto, nuestra "receta de instrumentos".
Pero antes de preparar la exposición, debíamos clasificar los instrumentos que teníamos. Los carteles que utilizaríamos para diferenciarlos, se realizaron con la ayuda de todos. De este modo, un título tan sugerente como "Descubre el mundo de los sonidos" invitaba al visitante a adentrarse en nuestra exposición interactiva.
Pero... ¿por qué interactiva?. Interactiva porque no fue sólo una mera exposición de trabajos realizados; quise darle globalidad y centrarlo todo en torno al sentido del oído, sentido de vital importancia en el aula de música. Así, podíamos encontrar libros temáticos donde el alumnado del centro, no importa la edad, pudiese ampliar información sobre el tema. Además, podíamos entretenernos con unas sencillas adivinanzas, como las del ejemplo:
-Su voz se oye desde muy lejos.
-Vive siempre en el último piso.
-Usa falda de bronce y tiene la lengua pesada y larga."
Asimismo, se podía leer poesía de los sentidos, incluso citas famosas que compositores conocidos, o personajes importantes, habían dicho sobre la música, el oído y la audición. Pero también se podía jugar: teníamos unos teléfonos con envases de yogures por los que podríamos hablar y escuchar; teníamos un juego confeccionado con "huevos kinder" sobre emparejamientos sonoros, donde debíamos encontrar la pareja de cada uno de ellos, pero también, en otra mesa, muchos botes de apariencia externa igual, escondían materiales diversos, pero... ¿dónde está el arroz?.

Montaje de la exposición

Sólo faltaba montar la exposición. Del decorado se encargaron ellos mismos, haciendo carteles con el nombre de las familias. Al entrar, una lámina informativa sobre el oído, nos explica la anatomía del mismo. Junto a ella, en un panel informativo, puede conocerse la evolución de la música desde la prehistoria, donde el cuerpo era utilizado como un instrumento de percusión, así como las piedras, pieles y huesos de animales, hasta el siglo XX español con los compositores más representativos, pasando por el canto gregoriano de la Edad Media.
Los instrumentos se colocaron en diferentes mesas, convenientemente ordenados y clasificados, cada uno de ellos con su correspondiente identificación y en el centro, cuatro mesas, nos invitaban a acercarnos para poder ampliar información y/o jugar.
La exposición se montó en el laboratorio y permaneció abierta una semana, el alumnado del centro la visitó en horario lectivo y el resto de la comunidad educativa (familias, profesores, personal no docente) lo hizo en horario extraescolar, por las tardes de 17 a 18 horas, donde un grupo de alumnos y alumnas de 5º, no más de cuatro por día, me acompañaba para vigilar y poder explicar todas las preguntas que surgiesen.
De fondo se oía continuamente música de J. Sebastian Bach. Pensé en este compositor puesto que en el año 2000 se celebraba el 250 aniversario de su muerte. Al entrar en la exposición, se recordaba que en todo momento se debía oír, por lo que el tono de la voz no debía ser muy elevado.
De este modo, todos y cada uno de los alumnos del C.P. "Puerta de Sancho" pasaron por la exposición interactiva, donde podíamos escuchar, observar, manipular y aprender aspectos varios relacionados con el oído.

Valoración y conclusiones

La actividad fue valorada muy positivamente por todas las personas que visitaron la exposición y que participaron en ella, pero se me ocurren aspectos que pueden mejorarla.
Sería interesante discriminar sonidos previamente grabados en una cinta, pueden ser del entorno (juegos ya preparados para ello) y/o de los propios instrumentos fabricados. Tendríamos así otro rincón por el que pasarían los alumnos, con unos cascos conectados a un aparato de música escucharían uno tras otro, sonidos que identificarían en láminas y/o dibujos. En la misma línea, otro rincón nos permitiría construir un "botellófono" y poder afinarlo para formar la escala musical.
Por supuesto que una exposición así no sólo puede centrarse en instrumentos de percusión. Los niños y niñas de Primaria pueden construir también instrumentos de cuerda y viento (según la clasificación tradicional) o cordófonos y aerófonos (según Hornbostel y Sachs). Existen al respecto libros muy interesantes que pueden ayudarnos.
Pero estas y otras ideas que puedan surgir, pueden tomar cuerpo en... ¿otra exposición?. La puerta queda abierta para el colegio público "Puerta de Sancho" de Zaragoza, y para todos aquellos que quieran realizar una actividad cuyo centro sea el oído.

Coral Elizondo Carmona
Maestra de las especialidades de Música, Pedagogía Terapéutica y Ciencias, Colegio público "Puerta de Sancho" (Zaragoza)

 

arriba