"Y no hay remedio"
(arriba).
"Estragos de la guerra"
(a la derecha).

El Museo del Prado exhibe los dibujos, pruebas y estampas de la serie "Los desastres de la Guerra", de Francisco de Goya

Una de las obras más intensas y emocionantes del grabado universal, Los desastres de la guerra, de Francisco de Goya, salen de nuevo a la luz estos días en el Museo del Prado
para hablar a hombres y mujeres de la violencia, la crueldad y el odio que pueden llegar a anidar en la naturaleza humana.

Madrid. JULIA FERNANDEZ
Ejecuciones con el garrote, violaciones, saqueos, campos sembrados de muertos, la agresión del soldado, la cruel reacción de la guerrilla, la brutal represalia militar... y el hambre como un monstruo real que mata y mutila la vida de los más débiles. Son escenas de una guerra y son, ante todo, imágenes de la violencia en sus diferentes formas, sin espacio ni tiempo determinados, como la manifestación de la Sinrazón humana.
Víctima y testigo, Francisco de Goya se inspiró en la Guerra de la Independencia (1808-1814) para crear Los Desastres de la Guerra, una obra singular en su proceso creativo dadas las condiciones económicas, sociales y políticas del país; avanzada en lo artístico, por su forma de afrontar la narración artística; y prodigiosa en la verdad humana que transmite. Sus ojos son los de un hombre que sufre sorprendido y horrorizado y su obra es el más desgarrado documento que jamás se haya hecho sobre una guerra.

Tesoros ocultos

La muestra "El proceso creativo: del dibujo al grabado" que estos días exhibe el Museo del Prado es la primera de las tres que dedicará a Los desastres de la Guerra. En ella se exhiben una selección de los dibujos preparatorios, pruebas de estado, láminas de cobre, y dibujos y estampas de la primera edición. Sucesivamente, y hasta el próximo septiembre, se exhibirán "El horror de la sinrazón" y "Los caprichos enfáticos", con las que se completarán la revisión de uno de esos tesoros que posee el museo del Prado y que se mantienen ocultos por su extrema fragilidad. Patrocinadas por la Fundación Winterthur y organizadas con la colaboración de Calcografía Nacional y Biblioteca Nacional, las muestras vienen arropadas por una espectacular edición en dos tomos del libro de Los Desastres de la Guerra, una compilación de todas las obras de Goya relacionadas con el proceso de ejecución de Los desastres, así como de primera edición de la Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1863 y el "Album de Ceán", el único ejemplar que preparó Goya y que hoy conserva el Museo Británico de Londres.

 

arriba