Diccionario de español urgente, una ayuda para profesores y estudiantes

Este nuevo libro contiene más de mil fichas con respuestas a las principales dudas en el uso del idioma

Madrid. A.P.
Publicado por SM, este diccionario recoge voces de reciente incorporación al idioma, usos incorrectos de ciertas expresiones, topónimos y gentilicios en los que se producen vacilaciones, nombres propios pronunciados o escritos de formas diversas, además de un completo apéndice de siglas de uso frecuente.

Hasta el director de ediciones del Grupo SM, Fernando López de Aranguren, tuvo que consultar el Diccionario de español urgente. Esto le sucedió cuando comenzó a preparar unas notas para su intervención en la rueda de prensa en la que se iba a presentar, precisamente, este libro. Una obra publicada por su editorial, con textos preparados por la Agencia Efe. Y, dentro de esta, por la sección que lleva el nombre de Departamento de Español Urgente (DEU).
La primera duda que se le presentó al director editorial era si al referirse al acto en el que iba a participar debería hablarse o escribirse "mantener un encuentro" o "celebrar una reunión". El libro que iba a presentar le dio unas directrices claras.
Pero, y como recordó Miguel Angel Gozalo, director de la agencia de prensa responsable de los textos, antes del libro fue el DEU. Fundado hace veinte años y constituido como algo parecido a "una unidad de acción rápida en defensa del idioma", las respuestas del DEU están orientadas preferentemente hacia "la urgencia de los procesos informativos". Esto no obsta para que sus respuestas sean válidas también para el ciudadano de a pie, con una vida ajetreada que no le permite dedicar mucho tiempo a las consultas y que, al mismo tiempo, no quiere maltratar el idioma. Dentro de estos ciudadanos de a pie, el libro es útil para los profesores y los alumnos, ambos con parecidas presiones, y que pueden querer mantener el deseo de hablar y escribir correctamente.

Consultas

La experiencia de cientos de miles de consultas respondidas en veinte años se ha decantado ahora, además de otros precedentes como el más reciente de Ortografía del uso del español actual, en este nuevo trabajo del DEU. Junto a ello, los datos de las editoriales están a mano: cada vez es mayor entre los españoles la preocupación por el uso adecuado del lenguaje, en todas las variantes que este presenta en nuestro país, no sólo del castellano.
Por su parte, el escritor peruano Alfredo Bryce Echenique, otro de los presentadores, destacó en la rueda de prensa como la obra intenta afrontar los problemas del lenguaje, tanto los de siempre como los nuevos. Entre estos, el significado de las siglas más al uso, como debe escribirse o pronunciarse el plural de ONG...; la influencia de los móviles, la de Internet, que hacer con el ese "chateo".., que hace sólo unos años significaba sólo tomar chatos.
Bryce contó también como, al regresar a su Perú natal después de muchos, años, le llamó por teléfono un amigo y le espetó: "Ya sé que estás de volvedera". Y aunque al principio se preguntó sobre lo que había cambiado el idioma, tiempo después llegó a pensar que de su compatriota se había podido inventar la palabra, incluso quizá en ese momento y sobre la marcha. Bryce Echenique se pregunta ahora si pronto habrá que buscarla en el Diccionario de español urgente.

 

arriba