El MECD se compromete a prevenir la anorexia y la bulimia entre los jóvenes

La ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, ha reiterado el compromiso de su Departa-

Los centros escolares recibirán una guía sobre trastornos alimentarios

mento en la prevención y detección de los trastornos
alimentarios entre la población escolar, asumiendo las recomen- daciones aprobadas el año pasado en el pleno del Senado.

Madrid. MARGARITA GIRON
En una reciente comparecencia en el Senado la titular de Educación ha señalado que el MECD "está desarrollando una política general coherente y rigurosa" en la prevención y detección de los trastornos alimentarios, "en función de los estudios y experiencias que se están realizando en este campo", si bien "puede ser mejorable y deberá mejorarse para el futuro".
En este sentido, la ministra ha anunciado que en breve comenzará a distribuirse, a través de las Consejerías de Educación, una guía para prevenir los trastornos alimentarios. Se trata de una herramienta elaborada por un grupo de expertos en salud y educación, bajo el título "Nutrición saludable y prevención de los trastornos alimentarios". Su objetivo es ayudar a los profesores en la tarea de enseñar pautas de nutrición saludable y en la de detectar problemas de alimentación.
Del Castillo señaló que esta es una medida más de entre las que está llevando a cabo el Ministerio de Educación en la prevención de los trastornos alimentarios. En este sentido, destacó que este tipo de problemas "han aumentado durante los últimos años de manera alarmante, por lo que se ha convertido en un problema grave en las sociedades actuales y también en nuestro país".
Por ello, el MECD ya ha desarrollado diferentes actuaciones para orientar al profesorado en su intervención directa en el aula en relación a este problema. En un primer nivel, el tratamiento está incluido en el curriculum académico de todas las etapas educativas como materia transversal. Su objetivo es desarrollar hábitos y estilos de vida saludables con un valor preventivo y educativo.

Prevención escolar

La ministra destacó que los centros escolares realizan un elevado número de experiencias en su trabajo cotidiano para prevenir las conductas de riesgo, a la vez que promueven alternativas de toda índole: culturales, recreativas, artísticas y formativas, involucrando a todos los miembros de la comunidad educativa, especialmente a las familias.
El segundo nivel incluye el conjunto de programas que el Ministerio realiza al amparo de convenios suscritos con distintas instituciones que inciden en los centros docentes, entre ellos el Programa de la Red Europea de Escuelas promotoras de salud, cuyo objetivo es instaurar en los centros escolares un entorno físico y psicosocial sano y seguro.
Igualmente, están previstos cursos de formación del profesorado en la prevención y diagnóstico precoz de la anorexia y la bulimia, incidiendo directamente en el comportamiento de los adolescentes como grupo de población más vulnerable ante este tipo de trastornos.
Por otra parte, el MECD colabora con el Ministerio de Sanidad y Consumo en la mesa sectorial para la prevención de los trastornos alimentarios, con el fin de generar dinámicas sociales, códigos de prácticas y recomendaciones que sean desarrolladas por los diferentes sectores implicados.

Deporte y alimentación

Asimismo, un informe elaborado por el Centro de Medicina del Deporte, dependiente del MECD, señala que todos los profesionales del mundo deportivo, incluyendo a los entrenadores, deben aprender a reconocer y prevenir los síntomas y los riesgos de las alteraciones del comportamiento alimentario. En este sentido, la ministra destaca la importancia de "evitar la presión sobre las niñas y las mujeres para que adelgacen. Además, deben tener nociones básicas de nutrición y posibilidades reales de acceder a profesionales a los que consultar. Pero los padres no deben permanecer pasivos, por lo que resulta primordial que no presionen a sus hijas en ninguno de estos sentidos".
Otro factor de riesgo añadido es la participación en deportes que ponen un énfasis especial en un bajo peso corporal, los cuales deberían promocionarse con un control muy exhaustivo acerca del desarrollo físico de la persona que los practica.
En este contexto, el Servicio de Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte ha editado dos guías con las pautas de alimentación adecuadas para los deportistas de elite y para los escolares.

 

arriba