Norma Huidobro y María Blanca Ballester, ganadoras del
Premio "Leer es vivir 2000"

Ambas autoras rinden en sus obras un homenaje
a Miguel de Cervantes

"Los cuentos del abuelo Florían", de la autora argentina
Norma Huidobro, y "Dos gramos de plomo", de la joven
escritora madrileña María Blanca Ballester, han sido las obras galardonadas de la IV edición del Premio de Literatura
Infantil y Juvenil "Leer es vivir".

Madrid.
Norma Huidobro, en la modalidad de literatura infantil, y María Blanca Ballester, en la modalidad de literatura juvenil, han sido las ganadoras de la IV edición del Premio de Literatura Infantil y Juvenil "Leer es vivir", convocado por el Grupo Editorial Everest en colaboración con el Ayuntamiento de León.
Ambas autoras rinden en sus obras galardonadas un pequeño homenaje a Miguel de Cervantes, presente en los relatos ganadores de una forma diferente. Según María Blanca Ballester, "la reciente lectura de "El Quijote" fue el acicate que me llevó a escribir la novela premiada", mientras que Norma Huidobro afirmó que esta obra es uno de sus libros de cabecera, y que en el relato galardonado ha querido hacerlo presente con unos guiños literarios.
La autora argentina Norma Huidobro resultó ganadora de la categoría infantil con la obra "Los cuentos del abuelo Florián (o 4 fábulas al reves)", en la que se mezcla lo lírico y lo cómico. Huidobro presenta en su relato al abuelo Florián y las historias que le cuenta a su nieta Lila en las noches de verano. Los cuentos, epigrafiados como Miguel de Cervantes lo hacía en cada uno de los capítulos de "El Quijote", tienen como hilo conductor a un singular personaje: Florianís, un caballero andante, joven y valiente, caminante de todos los caminos, un caballero de verdad, defensor de las causas justas, cuyo aspecto y aventuras recuerdan a Don Quijote y cuyo renombre se emparienta con Amadís.

Autora novel

El premio a la mejor obra juvenil lo obtuvo la joven madrileña María Blanca Ballester, de tan sólo 17 años, por su novela histórica "Dos gramos de plomo". En esta obra, María Blanca aborda la imaginaria vida de Miguel de Cervantes antes de caer prisionero en Argel, pero lo hace indirectamente, a partir de la narración de las aventuras del verdadero protagonista de la novela, un joven vallisoletano, Iñigo Alonso, que en tiempos de Felipe II se embarca rumbo a Tierra Santa para conocer mundo.
Las ganadoras del certamen han sido premiadas con dos millones de pesetas, y sus obras serán publicadas en las colecciones de literatura juvenil e infantil que integran el proyecto "Leer es vivir" de Everest.
A esta IV edición de los premios "Leer es vivir" han concurrido un total de 313 originales, con participación de autores españoles de todas las Comunidades Autónomas y de un amplio número de escritores iberoamericanos, especialmente de México y Argentina.

 

 
arriba