Empeoran los índices de lectura

El 42 % de los
españoles no lee un libro nunca o casi nunca

El 42 % de los españoles no lee un libro nunca o casi nunca, según el informe Estudio de hábitos de lectura y compra de libros, presentado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Madrid.
Este informe ofrece la novedad, frente a ejemplos similares anteriores, de haber sido realizado conjuntamente por el MECD y la Federación Gremios de Editores Españoles.(FGEE)
Otra novedad es la de ser el primero planteado para mantenerlo con carácter permanente, en lugar de coyuntural, como se venía haciendo hasta ahora. Esto permitirá un seguimiento de la evolución de la lectura y la compra de libros mes a mes.
Los datos presentados ahora corresponden a los nueve primeros meses del año en curso. Y ponen de manifiesto que la diferencia en los hábitos de lectura y compra de libros con la mayor parte de los países de nuestro entorno, no sólo no disminuye, si no que se agranda.
Según estos datos, el 58 % del total de la población lectora se reparte entre un 36 % que lee con frecuencia semanal y un 22 % que lo hace mensual o trimestralmente.
Por sexos, las mujeres leen más que los hombres, lo que ya se sabía, pero la diferencia es menor de lo que se creía, de sólo tres puntos (59% ellas y 56 % ellos)

Fomento de la lectura

Respecto a los hábitos de compra, en un 30 % de los hogares españoles no se ha comprado ningún libro en los nueve primeros meses. Otro desglose es que sólo el 2 % de las familias españolas ha comprado más de 50 libros. Datos como estos han llevado al vicepresidente de la FGEE a pedir que el Ministerio lleve a cabo con urgencia el Plan de Fomento de la Lectura que está preparando.
A este respecto, el secretario de Estado de Cultura, Luis Alberto Cuenca ha señalado que su departamento "está participando muy activamente en la preparación de este plan. Tenemos muy presente su necesidad y trabajamos sobre ello".
Por sexos, la diferencia es mayor entre hombres y mujeres en la adquisición de libros. Un 58,3 de ellas los han comprado en el periodo de estudio, frente a un 41,7 de hombres.
También hay diferencias en los criterios de selección: las mujeres se fijan más en el título y el precio, mientras que los hombres tienen más en cuenta el tema y el autor.
Otro gran factor de influencia es la edad y desde este punto de vista es donde mayores diferencias se producen con los países de nuestro entorno. Así, el hábito de la lectura es entre los hombres mucho mayor en los que tienen más de 55 años. En España, sólo el 42 % de las personas de la tercera edad es lectora.
Por último, otra gran diferencia se da en las zonas rurales, ya que únicamente lee libros el 50% de las personas que habitan en poblaciones de menos de 10.000 habitantes.

 

arriba