Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase. Los textos, de una extensión máxima de tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Alumnos de Secundaria de un instituto de Tarragona desarrollan en su clase de Inglés una experiencia educativa centrada en el papel de
la mujer a lo largo de la historia

Indira Ghandi y Virgina Wolf, dos
de las mujeres estudiadas en
esta experiencia educativa

Sí, señora, ladies first

Un profesor de inglés del IES "Antoni Martí i Franqués", de Tarragona, ha abordado con su clase temas tan interesantes como el papel de la mujer a lo
largo de la historia, la incorporación de ésta al mundo laboral y el lenguaje sexista, entre otros. La experiencia, que fue seguida en todo momento con gran interés por el alumnado, tiene un cierto carácter multidisciplinario, pues aborda aspectos históricos, socio-económicos y éticos.

No voy a ser yo quien descubra ahora las ventajas de la coeducación y de las escuelas mixtas, donde niñas y niños reciben la misma educación desde su más tierna infancia. No tuve yo tal suerte. Aunque pertenezco al mal llamado "sexo fuerte", en mi época de estudiante de Primaria se agrupaban "los niños con los niños" y "las niñas con las niñas", separación que, desafortunadamente, se prolongaba en muchos aspectos de la vida adulta, por lo general en perjuicio de las féminas.
Por entonces, exceptuando honrosas excepciones, las niñas recibían una información que podríamos denominar "de segunda fila", no porque su intelecto fuese incapaz de asimilar elevados conceptos, sino por el rol que la sociedad de principios de la década de los 60 asignaba a las mujeres. Estas se veían entonces relegadas al papel de esposas, madres y amas de casa. ¿Recordáis la expresión "de profesión, sus labores"?.
Con el devenir de los tiempos, la mujer ha recibido una educación de mayor calidad y se ha ido incorporando paulatinamente al mundo del trabajo, si bien es cierto que todavía resuenan los ecos de aquellas mujeres trabajadoras que, con toda la razón del mundo, reclamaban "a igual trabajo, igual salario". Como en la mayoría de los casos, los cambios se producen a un ritmo demasiado lento, y el camino para conseguir la equiparación en el campo laboral a sus colegas del sexo masculino no ha sido precisamente un lecho de rosas.
La legalidad vigente apuesta por la no discriminación por razón de sexo. Sin embargo, en la vida diaria y dentro de su propio hogar, muchas mujeres que trabajan fuera de su domicilio deben enfrentarse, al llegar a casa, con una doble jornada: les esperan camas y comidas por hacer, la limpieza del hogar y muchísimas tareas más que deben realizar la mayoría de las veces por sí solas, con poca o ninguna ayuda del resto de los miembros de la unidad familiar.

Toma de conciencia

Para colmo de males, estando como estamos a las puertas del tercer milenio, los medios de comunicación nos relatan, con excesiva frecuencia, casos de mujeres maltratadas en muchas partes del mundo... incluido nuestro país. A menudo los agresores son sus propios maridos o ex maridos, novios o ex novios, que las someten a toda clase de situaciones vejatorias para la dignidad de estas.
Como educador, no puedo dejar de hacer referencia a estos temas, con la esperanza de que mis alumnas y mis alumnos, convenientemente informados, tomen consciencia de los distintos problemas y, de este modo, en un futuro próximo, se valoren y respeten a sí mismos y a los demás, con lo cual es de esperar que situaciones y actitudes obsoletas como las descritas más arriba desaparezcan en breve del seno de nuestra sociedad.
Desde la clase de inglés, debido a la flexibilidad de esta materia, me es posible abordar prácticamente cualquier tema, siempre que escoja los materiales (trátese de textos u otros) más adecuados al nivel de conocimientos de mis alumnos. Este aspecto, unido a la variedad de tareas a realizar, garantizan, por lo general, el éxito de cualquier proyecto de trabajo.
Nuestra experiencia comenzó con una sencilla introducción al tema, consistente en el debate de una serie de tópicos (la dicotomía sexo fuerte/sexo débil, frases como "los hombres no lloran" y otras por el estilo). Quedó claro que la mujer no es ni mucho menos un mero objeto de deseo para disfrute del hombre, sino que piensa y siente de manera autónoma y tiene, además, como queda recogido en la Declaración Internacional de los Derechos Humanos de 1949 (a la que dedicamos una sesión) los mismos derechos que sus conciudadanos de sexo masculino. Nos referimos también a la conveniencia de colaborar en las tareas domésticas (mis alumnos, con una sinceridad que les honra, reconocieron que las eluden lo más posible).
Leímos una larga lista de nombres de mujeres célebres de todas las épocas (desde Jane Austen a María Zambrano, pasando por Sapho, Cleopatra, Juana de Arco, Frida Kahlo, Marilyn Monroe, Indira Ghandi, Virgina Wolf, Pavlova o Teresa de Calcuta, entre otras). Mis alumnos (y mis alumnas, evidentemente) recogieron los datos biográficos esenciales y redactaron una breve reseña de todas ellas.
Abordamos el tema de la incorporación de la mujer al mundo laboral, y comprobamos que, hoy en día, las mujeres desempeñan todo tipo de trabajos, incluso algunos a los que, hasta hace relativamente poco, sólo tenían acceso los hombres.
Comentamos también algunos aspectos sexistas de los idiomas castellano e inglés, y nos comprometimos a evitar ciertos términos que pudiesen resultar ofensivos para otras personas.
Concluímos recordando que todos, hombres y mujeres, somos iguales en cuanto a derechos y deberes se refiere.
En suma, que mis alumnos prestaron gran atención a las tareas propuestas y participaron activamente en el desarrollo de la experiencia. Quiero pensar que de ahora en adelante tanto ellos como ellas se comportarán como personas más maduras y respetuosas, que aspiran a un mundo más justo para todos.

Síntesis en Internet

Una síntesis de nuestro trabajo (en inglés) puede verse a través de internet, en la siguiente dirección: http://its-online.com/project/tar/ ¡Esperamos vuestros comentarios!
Las siguientes son algunas de las cuestiones que tratamos, bien oralmente o por escrito:

-¿Te parece correcto que niñas y niños jueguen con los mismos juguetes?
-¿Es posible que hermanas y hermanos se lleven bien, o se trata de una utopía?
-¿Qué cualidades admiras más en una persona?
-¿A qué concedes más importancia, al aspecto físico o a la personalidad de un individuo?
-¿Quién suele sacar mejores notas en tu clase... los chicos, o las chicas? ¿Puedes explicar por qué?
-¿Te parece correcto que la mujer trabaje fuera del hogar? Razona tu respuesta
-¿Crees que las mujeres deberían hacer el servicio militar?
-Cuando una pareja se divorcia, en la mayoría de los casos se concede la custodia de los hijos a la madre. ¿Opinas que esto es correcto?
-En tu opinión... ¿Cuál es la profesión más envidiable? ¿Por qué? ¿Conoces a muchos hombres que desempeñen ese trabajo? ¿Y a muchas mujeres?
-¿Ha cambiado tu concepción de la mujer, su mundo y sus problemas tras la realización de este trabajo? ¿De qué modo?

Joan M. Diez (filólogo), Josep Mª Duch (filósofo),
Carlos Mas (historiador), Lourdes Pàmies (filóloga), Carmen Román (filóloga) y Toni Vilaseca (biólogo).
Colectivo "Gamma 33" del IES "Antoni Martí i Franqués" de Tarragona.

 

arriba