Investigaciones sobre la actividad
volcánica en Canarias

Tenerife. Los últimos datos obtenidos por la vigilancia de la actividad volcánica en Canarias, a través de satélites, han sido dados a conocer en el XIII Curso Internacional de Volcanología y Geofísica Volcánica, celebrado en Santa Cruz de Tenerife.
Los cientificos, pertecientes al programa conocido como Red de Investigación Volcanológica, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han investigado también la posible relación entre la actividad volcánica y los procesos de deformación del terreno de las islas.
En su trabajo, los investigadores se han servido de un sistema de vigilancia en zonas volcánicas activas y que utiliza datos de observación de la Tierra desde satélites. La información se contempla con técnicas terrestres tradicionales.
Las imágenes de radar tomadas desde satélites permiten la detección de deformaciones de pocos centímetros a través de una observación continuada, proceso que tiene un ciclo de 35 días. Cada observación cubre un área extensa, de 100 por 100 km. Esta técnica mejora y completa las medidas ofrecidas hasta ahora por diferentes métodos geodésicos.
Los trabajos de investigación se iniciaron a lo largo de la década de los noventa. Entre los resultados obtenidos hasta ahora figura el análisis de las imágenes de radar de la isla de Tenerife, tomadas entre 1993 y 2000. En ellas se ha detectado una deformación en el noroeste de la isla, al sur de la ciudad de Garachico. La deformación incluye la zona cubierta de lava por la erupción del volcán Areas Negras, en 1706.
El área total de la zona deformada se estima en unos 15 kilómetros cuadrados, pero la causa que la ha producido está todavía pendiente de ser investigada.

 
 

La genetistas Margarita Salas, primera mujer
designada Español Universal

Madrid. La investigadora Margarita Salas ha sido distinguida con el título de Española Universal por la Fundación Independiente. El acto de entrega estuvo presidido por la ministra de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés, y el presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rolf Tarrach.
Esta distinción fue creada en el año 1996 por la Fundación Independiente, con objeto de destacar la labor de aquellos españoles con proyección internacional. Margarita Salas es la primera española que la recibe.
La galardonada es genetista molecular, discípula de Severo Ochoa y profesora de Investigación del Centro de Biología Molecular (CBN), del CSIC. Desde hace varios años preside también el Instituto de España, que aglutina a todas las reales academias que existen actualmente.

 
 

Inversiones de la Comunidad de Madrid
en I + D + I

Madrid. La Comunidad de Madrid, junto con los centros públicos de investigación que tienen su sede en ella, va a dedicar 7.200 millones de pesetas para promover la innovación empresarial y favorecer la creación de un auténtico sistema de I + D + I (Investigación, Desarrollo e Innovación).
Esta inversión se llevará a cabo en el periodo 2000/03. En concreto, durante estos cuatro años, la administración regional se ha comprometido a aportar 5.423 millones de pesetas. El resto, hasta alcanzar el total de los 7.192 millones, corre a cargo de las instituciones investigadoras.
Los organismos que han firmado este acuerdo con la comunidad son: las siete universidades públicas que se encuentran en ella, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas), CETEMA (Centro Tecnológico de Madrid), CEOE-CEIM (Confederación de Empresarios de Madrid), Instituto de Salud Carlos III y Hospital Gregorio Marañón.
La colaboración entre la CAM y estos centros investigadores se ha plasmado en forma de contratos de programa. Como recoge el PRICIT (III Plan Regional de Investigación Cientítifica e Innovación Tecnológica) estos contratos constituyen unos instrumentos de gestión gracias a los cuales tanto la financiación como la responsabilidad sobre los proyectos son compartidas entre las instituciones que suscriben los compromisos y la Consejería de Educación.
La concertación de estos contratos programa supone un importante reto para el sistema regional de innovación, puesto que asegura las adecuadas garantías económicas para el desarrollo de la programación de las distintas entidades firmantes durante el periodo establecido de cuatro años.
Paralelamente, la Dirección General de Investigación de la Consejería se encargará de asegurar que los programas se desarrollen de acuerdo con los objetivos del PRICIT.
En total, se han firmado 12 acuerdos de colaboración, en iniciativas que abarcan desde formación hasta la puesta en marcha de una revista virtual, pasando por la difusión de la cultura científica, cursos de doctorado, apoyo a la creación de empresas de base tecnológica, o un programa de indicadores de recursos de investigación e innovación tecnológica de la Comunidad de Madrid, entre otros.

 

arriba