La exposición Dos milenios en la historia de España muestra
la dimensión temporal de la obra artística

La relación entre sociedad, arte y cultura en tres momentos históricos que simbolizan el paso del Tiempo es el contenido de la nueva muestra organizada por la Sociedad estatal "España Nuevo Milenio".
"El cielo sobre la tierra", de Adolfo Schlosser.

Madrid. JULIA FERNANDEZ
Al filo de un nuevo milenio, las sociedades reflexionan sobre esa realidad escasamente reconocible que es el Tiempo. Un concepto que permite presentar los hechos en avance progresivo y atar los eslabones que configuran la historia de los seres vivos.
Es este relativo pero familiar concepto el que sostiene la propuesta expositiva de Dos milenios en la historia de España: año 1000 -año 2000, que estos días ofrece el Centro Cultural de la Villa de Madrid. Un recorrido a través de los objetos artísticos, la lengua y la arquitectura que identifican simbólica y temporalmente la España de los años 1, 1000 y 2000: los años-tránsito de milenio que provocaron incertidumbres, esperanzas y hasta terror en los seres humanos.

Medir el tiempo

"Celebramos los milenios porque hemos aprendido a medir el tiempo", comentaba Alberto Bartolomé Arraiza, comisario de la muestra y director del Museo de Artes Decorativas. Y es la realidad medible del tiempo la que introduce al visitante en esta visión de la historia española: un reloj solar romano, un cuadrante y una mitra sitúan ese punto de partida que nos lleva al primer eslabón de la cadena, el año I.
El paso de la Iberia prerromana a la Hispania romana, con el uso del latín como lengua común y el sometimiento al emperador como autoridad política, está ejemplificado con dos bustos de Vespasiano y Domiciano, diversas esculturas, placas e inscripciones, dos altares y un valiosísimo bronce de Botorrita: símbolos artísticos legitimadores del poder imperial y vehículos de las ideas sustentadoras del poder.
El año 1000 se evoca con los símbolos artísticos de un periodo caracterizado por el término del poder musulmán y el desarrollo de los reinos cristianos. Beatos, capiteles mozárabes e hispano-musulmanes, arquetas, relieves...o la maqueta de la mezquita de Córdoba hablan de dos culturas coetáneas y distintas: Al-Andalus y los reinos cristianos.
Nuestro tiempo, el año 2000, expone una idea del arte alejada de los condicionamientos históricos, sociales y hasta culturales: es el arte como objeto en sí mismo, sin función legitimadora. Nombres como Luis Gordillo, Eduardo Arroyo, Guillermo Pérez Villalta, Miquel Barceló, Schlosser, Dora García... o Mateo Charris, entre muchos otros, son los últimos creadores que cierran este recorrido por dos mil años de nuestra historia.

 

arriba