Fotografiar las matemáticas,
un reto posible

50 imágenes sirven para explicar otros tantos teoremas matemáticos
Bajo el patrocinio intelectual de la UNESCO, la editorial Carroggio ha publicado el libro "Fotografiando las Matemáticas", una obra en la que han participado como coautores varios investigadores del Consejo Superior de Investigaciones científicas. Su objetivo es despertar el interés por esta disciplina demostrando su presencia en todos los ámbitos de la vida.

Madrid. MARGARITA GIRON
Coincidiendo con la proclamación por parte de la UNESCO del año 2000 como mundial de las matemáticas, la editorial Carroggio ha presentado el libro "Fotografiando las Matemáticas". La obra, que cuenta con el patrocinio intelectual de esta organización, presenta una visión del estado actual de la ciencia matemática mostrando, a través de 50 imágenes y 50 artículos, como las matemáticas están presentes en los más insólitos aspectos del desarrollo humano.

En la elaboración de los contenidos han participado 50 expertos, la mayoría españoles. En el comité de edición científica han estado presentes miembros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, como Manuel de León.

En cuanto a la presentación, se trata de un libro de gran formato en el que la fotografía juega un papel crucial. Sus proporciones son las mismas que las del Partenon de Atenas, medidas consideradas en la antigüedad como máxima expresión de belleza. Los autores, todos ellos matemáticos, expresan con rigor pero en un lenguaje asequible al gran público, diferentes aspectos de las matemáticas.

Cada capítulo comienza con una frase que introduce el tema a tratar, le sigue una fotografía y un texto explicativo. El libro acaba con una frase de Galileo, compendio de toda la obra: "El libro del universo está escrito en el lenguaje de las matemáticas".

Lenguaje críptico

"Conseguir que los matemáticos, que utilizan habitualmente un lenguaje críptico, hayan bajado a tierra para comunicarse con los demás, no ha sido tarea fácil, sin embargo le han puesto sentido del humor a su propia tarea", explica Luisa Marqués, directora de la obra.

"El libro está dirigido al ciudadano común que tenga inquietudes científicas, así como a los colegas matemáticos y a otros de disciplinas afines. También es especialmente útil para los estudiantes de bachillerato", comenta Manuel de León.

El objetivo final del libro es despertar el interés por las matemáticas demostrando su presencia en todos los ámbitos de la vida, y explicar como la humanidad ha ido avanzando gracias a su observación y estudio.

En este sentido, Jorge Volpi, autor del prólogo de la obra, destaca el poder de las matemáticas, "solo comparable al de la pasión y al de la insania: de ahí que uno las ame o las aborrezca con la intensidad reservada a lo divino". "No es casual ľañade- que los filósofos hayan imaginado al Ser Supremo como un Gran Geómetra o un Sublime Arquitecto: su plan parece dibujado con cifras y conjuntos, números primos y sólidos pitagóricos, leyes diáfanas y racionales".

 

arriba