Celebración del Día Mundial
del Maestro bajo el lema
"Los docentes abren horizontes"

Sindicatos y organizaciones de la enseñanza reclaman mayor apoyo social y financiero para la educación
y la dignificación y reconocimiento de la figura del enseñante
Con motivo de la celebración, el pasado 5 de octubre, del Día Mundial del Docente, convocado este año bajo el lema "Los docentes abren horizontes", sindicatos de la enseñanza, especialistas educativos
y organizaciones nacionales e internacionales vinculadas al mundo de la enseñanza han expresado su compromiso por "la dignificación y
reconocimiento de la figura del enseñante" y reclamado
un mayor apoyo social y financiero para maestros y profesores
en el desarrollo de sus tareas.

Madrid.
La conmemoración del Día Mundial del Docente fue instaurada en 1994, coincidiendo con la fecha de la primera recomendación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y de la UNESCO sobre la situación de este colectivo, que en España, según datos del MECD, agrupa a 523.416 personas.

Los sindicatos de la enseñanza españoles reclaman un mayor apoyo social y financiero para el medio millón largo de docentes, "que viven un período de adaptación por la incorporación de las nuevas tecnologías y la escolarización obligatoria hasta los 16 años", y subrayan la importancia de la labor del profesorado en la integración de las minorías.

La organización sindical FETE-UGT, en un comunicado emitido con motivo de la celebración del Día Mundial del Docente, señala que "los docentes juegan un papel cada vez más amplio, y son mayores las expectativas que la sociedad tiene puestas en la escuela".

"Hablar hoy de educación -se subraya en el comunicado- es mucho más que hablar de apertura de mente o de transmisión de conocimientos; aquellos que tienen en sus manos la labor de enseñar cuentan, además, con la tarea de integrar. Los docentes deben construir promoviendo la comprensión y basándose en la pluralidad cultural. Los docentes están educando a una diversidad de estudiantes de procedencias cada vez más variadas, y el horizonte de enseñanza y de aprendizaje también se está expandiendo significativamente en el ámbito de la educación relativa a los valores. Por tanto, muchas de las nuevas necesidades sociales recaen directamente sobre la escuela y, como consecuencia, sobre el profesorado".

"Se espera de la escuela -se afirma en el comunicado- que proteja contra el desempleo y la exclusión, que lleve a la cualificación, a la inserción y al empleo, y, de los docentes, que enseñen y eduquen, que transmitan conocimientos, valores sociales y actitudes críticas, que enseñen a los niños y niñas a desarrollar capacidades; en definitiva, se les exige que aseguren el éxito de todos los jóvenes".

Por todo ello, FETE-UGT reclama "un esfuerzo cuantitativo y cualitativo por parte de todas las administraciones, dado que la inversión en educación es una inversión de futuro; el reconocimiento y apoyo a los docentes en las comunidades y sociedades en las que prestan sus servicios y el derecho a ser considerados parte activa de las reformas educativas. En conclusión, despejar aspectos tales como el salario, el empleo y la dignificación social del docente".

Asegurar una educación de calidad

La Federación de Enseñanza de CC.OO., en su comunicado, dirige un llamamiento "al Gobierno español, a las administraciones educativas, a los parlamentarios y a las instituciones para exigir la revalorización de la función docente y el reconocimiento del trabajo del profesorado, que asegure una educación de calidad, atienda la diversidad y promueva una cultura de paz".

Tras apuntar que "más de 55 millones de docentes (casi el 1% de la población mundial) trabajan en el mundo para abrir nuevos horizontes a los jóvenes y adultos en la nueva sociedad del conocimiento del siglo XXI", en el comunicado de CC.OO. se señala que "el papel del saber, de la innovación y de la investigación en el crecimiento y desarrollo de las sociedades, la educación a lo largo de la vida y la sociedad del conocimiento aumentan la presión social sobre los sistemas educativos y los docentes; la escuela debe hacerlo todo, responder a los problemas que la sociedad no consigue resolver, enseñar y educar, desarrollar las capacidades intelectuales, transmitir valores y preparar para la participación en la vida democrática de la sociedad".

"Sobre los docentes y trabajadores y trabajadoras de la educación -se indica en el comunicado- recaen casi la totalidad de funciones educativas de la sociedad; participan en la lucha contra los principales problemas de la sociedad (droga, violencia), en la educación para la salud, en la lucha contra la xenofobia y el racismo; el docente debe manejar una heterogeneidad cada vez mayor del alumnado de todos los orígenes sociales, culturales y étnicos, y el docente debe prepararse ante una evolución acelerada de técnicas, conocimientos y nuevas tecnologías".

Tras resaltar que "para el desarrollo de una educación de calidad son imprescindibles los recursos materiales y humanos suficientes", la Federación de Enseñanza de CC.OO. recuerda al Gobierno español "su compromiso contraído en el Foro Mundial sobre Educación celebrado en el mes de abril del presente año en Dakar y refrendado en el Marco de Acción de Dakar para mejorar el estatuto y la profesión docente", y denuncia que "la bonanza económica y el crecimiento del PIB no se han visto reflejados ni en el gasto público educativo, que ha disminuido medio billón de pesetas en ocho años, ni en los salarios de los trabajadores de la educación, que una vez más ven cómo el Gobierno presenta en los Presupuestos Generales del Estado del año 2001 una increíble, además de inaceptable, previsión del 2% de inflación (cuando la tasa acumulada está ya en el 3,6%), lo que supone la propuesta para los empleados públicos del 2% de incremento salarial, por no hablar de la tasa de temporalidad en la Administración, que, con un 23%, es la más alta de los países europeos".

Superación de las desigualdades

Por su parte, la confederación Sindicatos de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza (STEs), afirma en su comunicado que "el profesorado es una fuerza que abre horizontes a través de la educación, buscando la superación de desigualdades y trabajando por una cultura de la paz, promoviendo entre la infancia y la juventud la comprensión de otras culturas y la aceptación de la interculturalidad en nuestras sociedades".

"En este Día Mundial del Docente -señala STEs- reafirmamos nuestro doble objetivo como organización sindical comprometida con el avance de las sociedades: la mejora de la calidad de la enseñanza y la mejora de las condiciones de trabajo del profesorado, que no son objetivos separados, sino que van unidos de forma total. Hay que dotar de más medios a la enseñanza pública para hacer posible, entre otras cosas, la atención adecuada al microcosmos de la diversidad cultural en la que estamos, y hay que conseguir el respeto de la sociedad por nuestro trabajo, haciendo que se reconozca la importancia de la tarea de enseñar".

La Internacional de la Educación (IE), la mayor confederación de personal de la educación, con 24 millones de miembros a través de 298 organizaciones en 155 países, también ha aprovechado la celebración del Día Mundial del Docente para poner de manifiesto las necesidades de los enseñantes y reconocer su labor. En su comunicado, la IE "rinde homenaje a los esfuerzos del personal educativo que marca la diferencia en la vida de los estudiantes y que trabaja día a día para fomentar el entendimiento, para aumentar sus conocimientos y para asegurar una educación de calidad para todos y todas".

Asimismo, la UNESCO, la Organización Internacional del Trabajo, UNICEF y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), han emitido un mensaje conjunto con motivo del Día Mundial del Docente en el que se subraya la importancia del maestro en la vida de las personas y se trazan los perfiles de los nuevos educativos. "Un entorno mundial cambiante -se apunta en el comunicado- que confiere una importancia inédita al conocimiento y las aptitudes de aprendizaje también amplía los horizontes de la profesión docente; la transmisión de información por sí sola no puede conducir a una nueva sociedad del conocimiento sin la contribución de docentes dedicados que adopten métodos novedosos para que el proceso de aprendizaje no se limite a la memorización".

 

arriba