UGT pide un billón y medio para
las reformas educativas

Jesús Ramón Copa es partidario del consenso y de unas inversiones en enseñanza que lleguen al 6% del PIB
FETE-UGT reclama un billón y medio de pesetas adicionales
a los presupuestos previstos, para aumentar el gasto educativo hasta el 6% del PIB y poder afrontar las reformas anunciadas
por la ministra de Educación. El máximo responsable de esta organización pide al Ministerio que negocie con todos los sectores de la comunidad educativa, y acusa a las administraciones
de los retrasos en el inicio del curso.

Madrid. G. A.
El secretario general de FETE-UGT, Jesús Ramón Copa, ha afirmado en una reciente rueda de prensa que es preciso un presupuesto adicional de un billón y medio de pesetas para poner en marcha las reformas anunciadas por la ministra de Educación. Cree que esa cantidad es la que se precisa para que el gasto público en enseñanza se sitúe en el 6% del PIB, y recuerda que "parte del fracaso de la Ley General de Educación y de la LOGSE se debió a la falta de una memoria presupuestaria de obligado cumplimiento, para llevarlas a la práctica".

Jesús Ramón Copa ha comparecido ante los medios informativos para avanzar las prioridades de FETE para este curso, y ha puesto en duda la voluntad del actual Gobierno para incrementar los presupuestos educativos, "debido al objetivo de déficit cero que se ha marcado para este año. Ésta puede ser una buena política contable para una familia o una empresa, pero no para un Estado, que debe invertir para que sus estudiantes sean competitivos en el futuro".

El dirigente de FETE considera "demagógico anunciar que por primera vez se superará el millón de becarios, porque es bastante atrevido llamar becas a más de 600.000 ayudas de 12.000 pesetas para libros, sobre todo cuando el número de becarios universitarios se ha reducido en 60.000 en los últimos cuatro años. Las becas universitarias han caído casi un 20% en términos absolutos, y han disminuido también en pesetas por alumno".

Consenso

También acusa al Ministerio de intentar elaborar los decretos sobre enseñanzas mínimas, o el futuro Estatuto de la Función Pública Docente, sin contar con todos los sectores implicados. "Las leyes orgánicas -afirma- necesitan un consenso parlamentario, y no vale escuchar sólo a una parte de la comunidad educativa, sólo a una serie de expertos que te dicen lo que quieres oír, mientras no se reúne la Mesa sectorial de educación".

Por último, Jesús Ramón Copa ha vuelto a pedir al Ministerio que garantice la vertebración del sistema educativo, y ha añadido que "no es normal que hasta en el inicio del curso haya 15 días de diferencia entre unas comunidades y otras, cuando todos los profesores están en los centros desde el 1 de septiembre. Estamos en la media de días lectivos de los países de la UE, y no hay que hacer demagogia sobre las vacaciones y la semana blanca, cuando el comienzo del curso se retrasa en muchos casos porque no se han reestructurado las plantillas, o porque no están completas las dotaciones materiales o las obras de reestructuración de los centros".

 

arriba