Más días de clase en
los colegios madrileños

Gustavo Villapalos anuncia el recorte de las vacaciones y la supresión de la "semana blanca" a partir del curso 2001-02

Madrid. G. A.
El consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Gustavo Villapalos, ha comparecido públicamente para informar sobre el desarrollo en esta región del curso escolar 2000-01, que ha comenzado oficialmente el 15 de septiembre en Primaria, y el 25 del mismo mes en Secundaria. Y ha aprovechado la ocasión para afirmar que los escolares madrileños "tienen demasiados días de vacaciones", y para anunciar que su Departamento prepara una profunda reforma del calendario escolar, que supondrá "un recorte global significativo" de los días de vacaciones, para acabar con "los trastornos que el exceso de jornadas de ocio de los niños causa a sus familias".

La Consejería va a impulsar un "foro de discusión con los sindicatos y las asociaciones de padres para debatir dichas reformas, que comenzarían a aplicarse en el ejercicio 2001-02. Pero Gustavo Villapalos ha manifestado su "firme voluntad" de "ganar jornadas lectivas recortando las vacaciones de Semana Santa, de Navidad y las estivales", para aumentar entre 15 y 20 los días de clase. Lo que sí ha dejado claro es que, en cualquier caso, se van a suprimir las "semanas blancas", tres días libres justo antes del Carnaval.

Adelanto de la selectividad

Con esta comparecencia el Consejero ha querido salir al paso de las críticas formuladas por el PSOE y las asociaciones de padres, ante el hecho de que el curso haya comenzado más tarde en Madrid que en el resto de las comunidades autónomas. Y también ha justificado los recortes anunciados por las necesidades derivadas de la aplicación de la LOGSE, y por el adelanto de diez días en la celebración de las pruebas de Selectividad a partir del próximo año, por la implantación del distrito abierto.

La Federación Regional de Madrid de Asociaciones de Padres de Alumnos (APA) "Giner de los Ríos, ha aplaudido esta posible reforma del calendario escolar, y ha propuesto racionar las vacaciones en función del rendimiento y las curvas de fatiga de los estudiantes, pero siempre aumentando el número de días lectivos "hasta alcanzar la media europea". Por contra, la junta de personal docente no universitario de Madrid, en la que están representados los sindicatos ANPE, CC.OO, CSI-CSIF, FETE-UGT y STEM, ha calificado de demagógica esta medida, pues afirma que Madrid está en la media alta de los países comunitarios en el número de horas lectivas al año, y cree que dicha medida es un intento "de desviar la atención de los problemas reales de la educación pública en la región".

 

arriba