Cambios pedagógicos para luchar contra el fracaso escolar

Expertos internacionales apuestan por la lectura y rechazan la repetición de curso
Acostumbrados a los rápidos estímulos
de la televisión, los alumnos presentan dificultades para concen- trarse, atender
o comprender textos.
(Foto: Rafael Martínez).
Especialistas internacionales han presentado un DECALOGO, que recoge medidas para prevenir el fracaso escolar, durante la celebración de un seminario organizado por la Fundación por la Modernización de España. En la clausura del encuentro la
secretaria general de Educación, ISABEL COUSO, abordó
las causas y las líneas de actuación para erradicar este problema que afecta a uno de cada cuatro alumnos.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Dedicar a la lectura una hora en primaria y dos semanales en secundaria es una de las medidas que proponen expertos internacionales para reducir el fracaso escolar que afecta al 25% de los alumnos españoles. La jornada "Cambios pedagógicos y fracaso escolar", organizada por la Fundación por la Modernización de España, reunió en Madrid a especialistas internacionales que han elaborado un decálogo para la prevención del bajo rendimiento de los alumnos y el abandono del sistema educativo.

Isabel Couso, secretaria general de Educación y Formación Profesional, asistió a la clausura de este encuentro y planteó una serie de medidas para la eliminación del fracaso escolar entre las que destaca proporcionar a los alumnos una sólida formación humanística y científica de base y facilitar una atención personalizada.

En su intervención, se mostró partidaria del fortalecimiento de las áreas instrumentales en todas las etapas, desarrollar medidas de actuación temprana y apostó por la formación profesional para alumnos que presenten síntomas de abandono escolar.

Conclusiones

La violencia en los centros, la calidad de la enseñanza, la repetición o las adaptaciones curriculares y el acceso a la educación son algunos de los temas que protagonizaron los debates. Al finalizar esta jornada, los participantes presentaron un decálogo que recoge medidas para paliar el fracaso escolar, entre las que figuran destinar más recursos a los centros que escolarizan alumnos con mayor riesgo y reducir el número de estudiantes por aula. Alvaro Marchesi, coordinador del encuentro, subrayó la importancia de dotar a los centros de más profesores para el desdoble de los grupos en determinadas áreas curriculares y de fomentar la formación y cooperación de los padres en todas las etapas educativas.

En este sentido, Marchesi recomienda a los padres que dediquen 15 minutos diarios a leer con sus hijos en los niveles de infantil y primaria. Así como, propone que los estudiantes dediquen una hora diaria en primaria y dos semanales en secundaria a la lectura de cuentos y de libros.

Actividades de refuerzo

De las conclusiones se desprende que los alumnos de primaria con mayor retraso escolar tengan tres horas más de estudio semanales para actividades de refuerzo en lecto-escritura y matemáticas en grupos no superiores a cuatro alumnos.

Este decálogo presta una especial importancia a que los contenidos de la enseñanza sean relevantes y conectados con las experiencias de los alumnos. También plantea la conveniencia de ampliar las optativas y los programas diversificación en los últimos cursos de la ESO para responder a la diversidad de capacidades y motivaciones de los alumnos.

En los debates se apostó por la adaptación de la enseñanza y el refuerzo educativo a la repetición de curso y, por último, los participantes subrayaron la necesidad de una formación del profesorado en la enseñanza de los alumnos con mayores problemas de aprendizaje o menor motivación.

Repetición o adaptación

Aletta Grisay-Ebbeler, del Servicio de Pedagogía Experimental de la Universidad de Lieja (Bélgica), se muestra contraria a la repetición y constata que los países escandinavos, con una promoción automática durante la enseñanza obligatoria, obtienen mejores resultados escolares que los países que practican la repetición.

"La repetición no sirve para reducir las diferencias entre alumnos y es nociva", asegura esta experta. En su opinión, "tiene más efectos negativos que positivos" y pone el ejemplo de esos medicamentos que se retiran del mercado por sus efectos secundarios. Además, resulta muy costosa, como demuestra un estudio de la OCDE, el coste total del fracaso escolar asciende a un tercio del presupuesto que dedican el Estado y las familias a la educación.

Marchesi también rechaza la repetición, que define como "una medida rápida pero con efectos secundarios negativos". Para evitarla, recomienda la reducción de alumnos por aula, la adaptación de las enseñanzas a los ritmos de los alumnos y más profesores de apoyo para una atención individualizada.

Lectura precoz

El aprendizaje precoz de la lectura conlleva, para el norteamericano Robert Slavin, especializado en la educación de niños procedentes de hogares humildes, "el éxito en la escuela y en la vida". En este sentido, subraya que el mal aprendizaje de la lectura puede arruinar la mejor inteligencia y debe corregirse lo antes posible, porque "ningún programa puede remediarlo en etapa posteriores".

Este experto dirige en Baltimore (EEUU) "Éxito para todos", un programa de lectura precoz que se extiende a un millón de niños de 1.800 escuelas elementales ubicadas en localidades con un alto nivel de pobreza. Partidario de una atención individualizada, Slavin propone la formación del profesorado en métodos educativos eficaces, la enseñanza de la fonética y, si es preciso, un tutor por cada alumno, para asegurar el éxito en todos los niños.

No obstante, destaca el papel fundamental de las familias, que deben garantizar la asistencia diaria a clase, que los escolares no padezcan problemas de visión y audición y que su alimentación sea correcta.

"Hemos demostrado no sólo que todos los niños pueden aprender, sino que casi todas las escuelas pueden enseñar", concluyó Slavin.

 

Diez propuestas para prevenir el fracaso escolar

  1. Más recursos para los centros que escolarizan a alumnos con mayor riesgo.
  2. Reducción del número de alumnos por aula y más profesores para el desdoble de los grupos en determinadas áreas.
  3. Formación y cooperación de los padres en todas las etapas.
  4. Los padres dedicarán 15 minutos diarios a leer con sus hijos.
  5. Los alumnos de primaria con mayor retraso tendrán tres horas más de estudio semanales para reforzar la lecto-escritura y las matemáticas en grupos no superiores a cuatro alumnos.
  6. Los estudiantes dedicarán una hora diaria en primaria y dos semanales en secundaria a la lectura.
  7. Los contenidos de la enseñanza serán relevantes y conectados con las experiencias de los alumnos.
  8. Más optativas y programas de diversificación en los últimos cursos de la ESO para responder a las capacidades y motivaciones del alumnado.
  9. Adaptación de la enseñanza y refuerzo educativo son preferibles a la repetición de curso.
  10. Formación del profesorado en la enseñanza de alumnos con mayores problemas de aprendizaje o menor motivación

arriba