Los sindicatos quieren que
el MECD garantice en todo el Estado la igualdad de oportunidades y recursos educativos. (Foto: Rafael Martínez)

Los sindicatos quieren negociar la reforma de las leyes educativas

Pilar del Castillo se entrevista con los dirigentes de las organizaciones representativas del profesorado
Los sindicatos quieren negociar la anunciada reforma de las grandes leyes educativas, según han manifestado los líderes de estas organizaciones durante las reuniones que han celebrado
con la ministra de educación, Pilar del Castillo, durante los primeros días de septiembre. También quieren participar en la elaboración del estatuto de la función docente, y piden al Ministerio que garantice la vertebración del sistema educativo.

Madrid. G. A.
Los responsables de la Federación de Enseñanza de CC.OO. han manifestado a la ministra que "hay que conseguir que todos los ciudadanos tengan las mismas ofertas educativas, tanto en la enseñanza obligatoria como en la Educación Infantil, la Formación Profesional y la Universidad, independientemente de la localidad en la que se encuentren y de que sus comunidades tengan una mayor o menor capacidad de renta". Para ello, afirman que hay que crear "un nuevo marco jurídico, político y financiero, que se debe construir sobre la actual Conferencia de Consejeros, y establecer un fondo de Compensación interterritorial educativo en los Presupuestos del 2001". También piden una nueva ley que sustituya a la actual LRU, la negociación de un estatuto de la función pública docente "que homologue las condiciones laborales y profesionales del profesorado en todo el Estado", y que se potencie "la calidad e imagen de la escuela pública para convertirla en el modelo educativo del país".

Para el Sector de Enseñanza de CSI-CSIF es prioritario reformar la LOGSE, "principalmente en lo relativo a la reducción de comprensividad en la ESO, establecimiento de itinerarios y modificación del actual sistema de evaluación". Y adoptar medidas "que mejoren la convivencia en los centros y agilicen los procedimientos sobre defensa jurídica y responsabilidad civil del profesorado". Reclama el cumplimiento de la legislación sobre Prevención de Riesgos Laborales y Salud Laboral, así como garantías "ante el grave incremento de la movilidad y la precariedad en el empleo". Y quiere negociar el estatuto del profesorado y las normas "que eviten la actual dispersión y disparidad de criterios entre las diversas administraciones, que en muchos casos lesionan los legítimos derechos del profesorado".

Prioridades

Los dirigentes de FETE-UGT no comparten las prioridades de la ministra, "pues no nos parece adecuado empezar por la reforma de las Humanidades". Aunque sí están de acuerdo con el calendario de reforma de las grandes leyes educativas, muestran su preocupación por los contenidos de dichos cambios. "No queremos retrocesos en el objetivo de conseguir una educación para todos, ni recortes en temas como los programas de Garantía Social, la Educación Compensatoria, y tampoco admitiremos que los centros empleen criterios selectivos y discriminadores en la admisión de alumnos". Han pedido que el Ministerio garantice la vertebración del sistema educativo, que se reforme el papel de la Conferencia Sectorial, "totalmente inoperante hasta ahora", y que se habilite una financiación adicional para la educación.

Mientras se negocia el futuro Estatuto básico de la Función Pública Docente, la Confederación de STEs quiere negociar también "los cambios en las leyes orgánicas anunciados por la ministra en el Parlamento (diversificación en Secundaria, reforma de las Humanidades y una nueva Ley de Calidad de la Educación)". Considera que "cualquier normativa básica que elabore el gobierno central debe llevar acompañada la financiación para su puesta en marcha". Y solicita concursos de traslados de ámbito estatal; una nueva ley de FP; la elaboración de un catálogo de enfermedades profesionales; la ampliación con carácter indefinido de la jubilación voluntaria a los 60 años; y la modificación de la normativa sobre responsabilidad civil del profesorado, "para que sea necesario un arbitraje antes de acudir a la vía judicial". Ante la posible reforma de la LRU, los STEs defienden el carácter público de las universidades y de su financiación.

Prestigiar la FP

La Federación de Enseñanza de USO se muestra partidaria de introducir modificaciones en las tres grandes leyes educativas: la LODE, la LOGSE y la LOPEG. En concreto, cree que "hay que reformar la ESO, proponiendo la diversificación del último curso, y las materias instrumentales en el currículo, con el fin de mejorar la enseñanza de las Humanidades". También afirma que "hay que adecuar los conciertos a la realidad educativa, y extender la gratuidad de la Educación Infantil en todo tipo de centros". USO apoya los esfuerzos que se están haciendo para prestigiar la FP, pero considera que "debe introducirse un cambio de ritmo legislativo para consolidar y mejorar su estructura". Por último, se pronuncia por "una cohesión más directa" entre los programas de Garantía Social y los ciclos formativos de Grado Medio.

Por último, la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE) quiere contribuir "al reforzamiento de las enseñanzas de las Humanidades y la dignificación y mejora de la FP, propuestas por la Ministra, y a la defensa de la educación, sea pública o privada, como un servicio de interés ciudadano". Y reclama "un sistema educativo único, justo, solidario, de calidad y compensador de las desigualdades, de tal forma que la enseñanza de iniciativa social sea tratada en condiciones de igualdad con la pública". En consecuencia, para el sector privado reclama "la adecuación de los módulos de conciertos, la gradual dotación de los equipos directivos, la gratuidad de la enseñanza desde los 3 a los 18 años, y la consecución de unas condiciones laborales y económicas dignas para los profesionales".

 

arriba