Jornadas de reflexión
sobre el futuro de la ESO

Durante tres días, 95 profesionales de la educación, entre profesores de secundaria, inspectores, catedráticos, profesores de Universidad e investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, han participado en las Jornadas de Reflexión sobre el
Los alumnos estudian
735 horas menos de Lengua y Matemáticas que en 1970
Los participantes, organizados en
17 grupos de trabajo, han debatido sobre
los contenidos mínimos del currículo
de la ESO. (Foto: Rafael Martínez)
futuro de la Enseñanza Secundaria que ha organizado el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte,a través de
la Secretaría General de Educación y Formación Profesional.

Madrid. MARGARITA GIRON
El objetivo de este encuentro, que ha tenido lugar en la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial, ha sido revisar los contenidos de las enseñanzas mínimas del currículo de la Educación Secundaria, una de las áreas prioritarias de intervención en la mejora de la enseñanza tal y como anunció la ministra de Educación, Pilar del Castillo, en su primera comparecencia en la Comisión de Educación del Congreso.

En los próximos meses la titular de Educación se ha comprometido a presentar al Consejo de Ministros dos reales decretos destinados a modificar las enseñanzas mínimas de la Educación Secundaria y del Bachillerato. Esta normativa básica constituye el punto de partida del nuevo proyecto de ley de calidad educativa que se pretende elaborar y aprobar a lo largo de esta legislatura.

"Se ha comenzado por la ESO y el Bachillerato porque en estos dos niveles es donde se detectan los mayores déficits educativos, tal y como lo ponen de manifiesto los últimos estudios del INCE (Instituto Nacional de Calidad y Evaluación) y los más recientes datos sobre fracaso escolar", ha explicado la secretaria general de Educación y Formación Profesional, Isabel Couso, en la clausura de las Jornadas. En este sentido añadió que "en solo tres décadas, desde la Ley General de Educación de 1970 a la actual LOGSE, los estudiantes españoles de entre 6 a 16 años han perdido un total de 525 horas de Lengua y 210 de Matemáticas".

Media europea

También se han tenido en cuenta los análisis comparativos de nuestro sistema educativo con la información que sobre otros países europeos proporcionan programas como el Eurydice, en donde se puede apreciar que las cargas horarias asignadas a las áreas instrumentales en nuestra educación secundaria están muy por debajo del promedio correspondiente a los países de la Unión Europea.

Los más de 17 grupos de trabajo, uno por cada materia, en que se han constituido los participantes en este encuentro han partido de los informes anteriormente mencionados, así como del Dictamen sobre la Enseñanza de las Humanidades en la Educación Secundaria que en su día elaboró un grupo de expertos bajo la dirección de José Antonio Ortega y Díaz-Ambrona, a petición del propio Ministerio de Educación.

"Hemos querido que los profesores participen de forma muy directa en este proceso abierto de mejora de la enseñanza secundaria, porque son ellos los que están más cerca de la realidad educativa y los que mejor conocen las principales carencias académicas de los alumnos", explicó la secretaria general de Educación y Formación Profesional. "Además ľañadió- siempre que se les ha consultado han hecho hincapié en el mismo tipo de déficits. Igualmente ocurre con los profesores universitarios, que conocen bien las lagunas de conocimiento con las que llegan los alumnos a la Universidad".

Contenidos mínimos

Sobre las propuestas concretas de los asistentes a estas jornadas cabe destacar un enfoque más comunicativo de la asignatura de Lengua, mejorando la expresión oral y escrita e incluyendo una visión del español en el siglo XXI, sin olvidar el carácter plurilingüístico de la sociedad española.

En el área de Historia, aconsejan facilitar que el alumno sitúe mejor la Historia de España en Europa y en el resto del mundo, así como equilibrar la carga de contenidos correspondientes a cada etapa de la Historia de la Humanidad. En Matemáticas, se considera necesario mejorar su tratamiento como área instrumental y readecuar los contenidos de la misma.

También se plantea que las Lenguas Clásicas sean oferta obligada por parte de los centros educativos, pero optativa para los alumnos. Además, se estructuraría en dos niveles: uno general de cultura clásica y otro más específico con aportación de conocimientos lingüísticos. En cuanto a las Ciencias, parece conveniente aumentar los contenidos en los primeros niveles de la ESO y especializarlos en niveles superiores.

El texto base de estos trabajos se presentará a la Conferencia Sectorial de Educación, a los diversos sectores educativos y a otros foros de relevancia del mundo de la educación para su reflexión y debate.

 

arriba