Los des- cuentos en los libros de texto suponen un ahorro para los consu- midores de unas 6.000 pesetas. (Fotos: Rafael Martínez)
Un informe de la UCE
detalla el gasto por alumno
en centros públicos,
privados y concertados
Este comienzo de curso conlleva para los padres un desembolso entre 24.517 y 150.000 pesetas, en concepto de libros y equipamiento escolar, según matriculen a sus hijos en centros públicos, concertados o privados.
Madrid.R.C.
Un informe realizado por la Unión de Con- sumidores de España (UCE) revela que, como mínimo, cada familia  gastará  24.517

pesetas en concepto de libros de texto y material escolar. No obstante, la cantidad que desembolsarán los padres de alumnos de centros privados se sitúa en torno a las 150.455 pesetas, mientras que en los colegios concertados será de 128.438 y de 37.716 en los públicos. Según se desprende de este informe, de las 150.455 pesetas previstas en la enseñanza privada, unas 67.464 se destinarán a uniforme, 24.517 a libros y cuadernos, 28.373 a matrícula, 17.235 a comedor y 12.866 a transporte escolar.

Por lo que se refiere a los colegios concertados, el gasto es similar, excepto en matrícula que será de 14.221 pesetas, comedor que se estima en 13.142 y transporte escolar que se establece en 9.094.

De las 37.716 pesetas que abonarán los padres de alumnos de centros públicos, 24.517 se destinarán a libros y material escolar, 8.407 a comedor y 4.792 a transporte.

En consecuencia, el uniforme constituye el gasto más elevado y tiene un coste medio de 67.464 pesetas, lo que representa alrededor del 50% del gasto global. Los precios van desde 40.294 el más barato a 95.395 el más caro.

Polémicos descuentos

Mientras que el desembolso en libros de texto y material escolar representa el 16,3% del coste total en un colegio privado, el 19% en un concertado y el 65% en un centro público.

Según el informe de la UCE, este curso el precio de los libros de texto se ha incrementado un 3,57% con respecto al año anterior; así como, los cuadernos de trabajo han subido un 6,84%. La principal novedad de este año académico 2000-01 se concreta en los descuentos que pueden aplicar los comercios sobre el precio de los libros.

A partir de julio pasado este descuento es libre -hasta esa fecha era de un 12% como máximo- por lo que algunas grandes superficies ofrecen a los consumidores rebajas que van del 12 al 25%, que se deriva en un ahorro de hasta 6.129 pesetas sobre el precio de los libros. En este sentido, la UCE se muestra partidaria de aprobar cuanto antes la gratuidad de los libros de texto y cuadernos de trabajo para la Enseñanza Obligatoria.

Padres y libreros

La Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (CEAPA) coincide con la UCE e insiste en que sólo la gratuidad de los libros de texto garantizaría la igualdad de acceso de los alumnos a la enseñanza obligatoria, aunque los descuentos que aplicarán los grandes almacenes suponen un avance. Eulalia Vaquero, presidenta de la CEAPA, considera que estos precios reducidos beneficiarán a las familias urbanas, pero no a las residentes en el ámbito rural, que continuarán adquiriendo estos materiales en pequeñas librerías.

Campaña de movilización

Por su parte, libreros, editores, distribuidores y escritores han anunciado una campaña de movilización contra la liberalización de los descuentos en el precio de libros de texto. Entre otras medidas, han previsto la elaboración de folletos y de un manifiesto de protesta, diversos actos y una publicación de gran tirada. El manifiesto, redactado por Jorge Herralde y Xavier Folch, será leído en un encuentro del mundo de la cultura, previsto para la segunda quincena de este mes de septiembre.

Paralelamente a ello, la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL) ha elaborado el tríptico "Menos precios a los libros", en el que expone su crítica sobre el decreto-ley de liberalización de los descuentos en los textos escolares. Esta organización ha editado dos millones de ejemplares que ha distribuído en 30.000 puntos de venta de libros de texto, de los que 3.500 son librerías.

Anteriormente, CEGAL había manifestado su malestar por la liberalización de precios en un producto esencial para su economía y calcula que perderán unos 10.000 millones de pesetas, lo que provocará el cierre de 2.000 de los 30.000 puntos de venta que existen en nuestro país.

En opinión del presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros de Enseñanza (ANELE), Mauricio Santos, los descuentos del 25% en los manuales escolares de las grandes superficies son una estrategia de "venta en pérdidas para machacar a la competencia, provocar el cierre de pequeñas librerías y abonar el camino para que sean ellos los que marquen nuevas subidas de precio".

Ahorro familiar

Pilar del Castillo, ministra de Educación, Cultura y Deporte, ha manifestado su confianza en que la liberalización de los descuentos en los libros de texto sea una medida "positiva que suponga un ahorro para las familias". La ministra, que inauguró el XXI Congreso de la Historia de la Educación en Alcalá de Henares, aseguró que "el Gobierno ha tomado la medida que le ha parecido más oportuna para contribuir a que el libro de texto sea más barato" y se traduzca en un ahorro para las familias que tienen que hacer este gasto obligatorio".

Asimismo, declaró "que no parece que, razonablemente, haya capacidad para poder asumir" la gratuidad total y reiteró que el MECD ofrece becas, cuya cuantía ha aumentado notablemente. Para la titular de Educación, "llegar a que el Estado pague a cada niño el bloque completo de libros de texto, francamente me parece muy difícil".

En referencia a las protestas de los libreros, la ministra afirmó que "como cualquier otro sector, que se pueda sentir afectado en un determinado momento, están en su legítimo derecho de hacer lo que les parezca necesario".

 

arriba