El Gobierno aprueba la reestructuración del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Está marcada por el traspaso de competencias a las CC.AA. y al nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología
La estructura del Ministerio de
Educación, Cultura y Deporte se articula en dos Secretarías de Estado, una dedicada a Educación y Universidades y otra a Cultura. De la primera dependen la
Secretaría General de Educación y Formación Profesional
y la Dirección General de Universidades. El área de Cultura apenas ha sufrido modificaciones. En total desaparecen 22 unidades con rango de Subdirección General.

Madrid. MARGARITA GIRON
El Gobierno ha aprobado en Consejo de Ministros el Real Decreto que establece la estructura orgánica del nuevo Ministerio de Educación Cultura y Deporte, cuya actual situación viene determinada por la culminación del traspaso de funciones y servicios a las Comunidades Autónomas en materia educativa.

Las nuevas competencias son las atribuidas con anterioridad al Ministerio de Educación y Cultura, excepto las asumidas por el recientemente creado Ministerio de Ciencia y Tecnología, si bien hay que tener presente que lo que usualmente se ha denominado "ámbito de gestión del Ministerio" queda ahora limitado territorialmente a las ciudades de Ceuta y Melilla y a los centros y actividades en el extranjero. No obstante, el Ministerio continua siendo el órgano del Estado encargado de la propuesta y ejecución de las directrices generales del Gobierno sobre la política educativa, y su titular ostenta la Presidencia del Consejo de Universidades y de las Conferencias Sectoriales de los consejeros de Educación y Cultura de las Comunidades Autónomas.

Dos Secretarías de Estado

Esencialmente, el nuevo Departamento se articula en dos Secretarías de Estado, una dedicada a Educación y Universidades y otra a Cultura. La primera queda configurada con una Secretaría General de Educación y Formación Profesional, cuyo titular tiene categoría de Subsecretario, y de la que dependen dos Direcciones Generales, en lugar de las tres anteriormente existentes, y una Dirección General de Universidades para el sector de la enseñanza superior. En total, son 22 las unidades con rango de Subdirección General que se suprimen.

La Secretaría de Estado de Cultura no experimenta más modificación importante que la supresión en ella de la Subdirección General de Propiedad Intelectual, que pasa a depender de la Secretaría General Técnica, a la que se asignan las funciones de gestión administrativa en la materia.

De la Secretaría de Estado de Educación y Universidades dependen la Secretaría General de Educación y Formación Profesional y la Dirección General de Universidades. La primera tiene entre sus funciones la ordenación, evaluación e innovación de las enseñanzas de régimen general y especial; la elaboración de la normativa de competencia estatal de los centros de enseñanza no universitaria; la coordinación con las Comunidades Autónomas y corporaciones locales en materia educativa; y la gestión de la enseñanza en el ámbito territorial del Ministerio.

De esta Secretaría General dependen la Dirección General de Educación, Formación Profesional e Innovación Educativa; la Dirección General de Cooperación Territorial y Alta Inspección; el Instituto Superior de Formación del Profesorado; y el Instituto Nacional de Calidad y Evaluación.

La Dirección General de Educación, Formación Profesional e Innovación Educativa tiene entre sus competencias el régimen jurídico básico de los centros extranjeros que imparten en España enseñanza no universitaria, la elaboración de la normativa sobre los requisitos mínimos que han de reunir los centros docentes, la ordenación académica de la Formación Profesional, el desarrollo de planes de inserción al mundo laboral, la dirección y gestión de las Agencias Nacionales Leonardo y Sócrates, el diseño de la orientación en la educación de adultos, la promoción en el campo educativo de las nuevas tecnologías de la educación, y el impulso de programas que compensen las desigualdades.

Cooperación Territorial

Por su parte, la Dirección General de Cooperación Territorial y Alta Inspección tiene entre sus funciones la ordenación académica de la educación infantil, primaria, secundaria obligatoria y bachillerato, así como la prueba de acceso a la Universidad. También se encarga de la elaboración de informes para la equivalencia entre estudios del sistema educativo español y de criterios aplicables a la convalidación y homologación de títulos correspondientes a sistemas educativos extranjeros por los españoles de enseñanza no universitaria. Igualmente, se ocupa de la gestión del sistema de becas y ayudas al estudio y de las actuaciones para promover la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación. Por último, es de su competencia la convocatoria, adjudicación y entrega de premios nacionales al estudio.

La Dirección General de Universidades se encargará de la política de innovación en la enseñanza superior y de la mejora de su calidad, así como de la homologación de títulos de Universidades privadas y centros adscritos a Universidades públicas. También será de su competencia la formación, movilidad y actualización de conocimientos del profesorado universitario. Además, se ocupará de fomentar y difundir el conocimiento generado en instituciones de enseñanza superior, en coordinación con el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Finalmente, asume las competencias atribuidas a la Administración General del Estado en relación con la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Por otro lado, la Secretaría de Estado de Cultura tendrá entre sus competencias el fomento del libro y la lectura; la protección del Patrimonio Histórico Español; la promoción de las artes escénicas, la música, la danza y el circo; así como la difusión de las actividades cinematográficas. Además, se adscriben a esta Secretaría de Estado el Museo del Prado, el Museo Reina Sofía, la Biblioteca Nacional, el Instituto de Cinematografía y el Instituto de las Artes Escénicas y de la Música.

 

arriba