Pilar del Castillo quiere reformar las Humanidades a través del consenso

El Ministerio negociará con las comunidades autónomas un real decreto, que se promulgará en diciembre
El Ministerio de Educación va
a negociar con las comunidades autónomas un real decreto para reformar las Humanidades, que se promulgaría en diciembre, según ha anunciado Pilar del Castillo en la Conferencia Sectorial.
Los cambios supondrán un mayor peso horario de estas materias y una revisión de los programas, referidos a la normativa y porcentajes que competen al Departamento.

Pilar del Castillo
en un momento de la reunión con los conseje- ros de Educación de las Comu- nidades Autó- nomas. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. ARIANES
La ministra de Educación, Pilar del Castillo, ha presidido por primera vez una reunión de la Conferencia Sectorial de Educación que, según sus propias palabras, se ha desarrollado "en un clima de franqueza y cordialidad". Una vez consumado el traspaso de competencias en enseñanza no universitaria, es también la primera vez que han participado los representantes de las 17 comunidades autónomas, a quienes la ministra ha avanzado "las líneas maestras" de las próximas actuaciones que va a emprender su Departamento, y que previamente había desarrollado en su primera comparecencia ante el Parlamento.

Pilar del Castillo y los responsables educativos de los gobiernos autonómicos han expresado sus distintas visiones sobre los problemas que tiene en estos momentos la educación en España, y han dado un "primer repaso general a todos estos temas, porque va a haber suficientes oportunidades de hacerlo con más profundidad en el transcurso de los próximos meses". En este contexto, la ministra ha reiterado su compromiso, formulado inicialmente ante el Congreso y el Senado, de tener ultimado el próximo mes de diciembre un proyecto de Real Decreto sobre la reforma de las Humanidades.

Demanda social

Para ello, diversas comisiones se encargarán de concretar las bases de un primer borrador, que el Departamento quiere presentar a principios de octubre, para realizar un debate sereno y en profundidad sobre este tema, y contar con el máximo consenso posible". Pilar del Castillo ha justificado esta reforma al afirmar que "el Ministerio considera que hay una demanda ampliamente compartida desde muchos ámbitos, el educativo y otros, para mejorar la enseñanza de las Humanidades, y no puede hacer dejación de esa responsabilidad". Y ha recordado que "Humanidades no se refiere sólo a la Historia de España. Define a un conjunto más amplio de materias, en el que están la Filosofía, la Literatura, las Lenguas Clásicas, etc. y, evidentemente, la Historia Universal, la Historia de Europa y, también, la Historia de España".

Los responsables ministeriales quieren "dar mas impulso al estudio de estas materias, otorgando un mayor peso horario a su estudio y revisando los programas en sus aspectos más generales. Y siempre en aquello que incumbe al Ministerio, en la normativa básica que compete al Ministerio, y en el porcentaje que está asignado al Ministerio". Pilar del Castillo también ha querido salir al paso de la polémica suscitada por el informe de la Real Academia de la Historia, al calificar de "magníficos profesionales" a los autores de los libros de texto, y reiterar que el Gobierno "no va a censurar los contenidos, puesto que si se conculcaran principios constitucionales habría otras vías, pero este no es el caso".

Financiación

El consejero gallego de Educación, Celso Currás, ha calificado esta reunión de "histórica", y ha afirmado que el incremento horario que se quiere dar a las Humanidades supondrá también un aumento de costes que hay que evaluar, y que debería asumir el Ministerio. En parecidos términos se ha expresado la consejera catalana, Carme Laura Gil, quien ha advertido que podría producirse descompensaciones en las plantillas de profesores, y se ha preguntado "cómo el Ministerio va a aportar dinero para poner más horas en el currículum, y cómo puede compaginarse dicho aumento para que nuestros alumnos no tengan 40 horas de clase, cuando los padres reclaman 35. En cualquier caso -ha añadido-, las reformas deben afectar únicamente al porcentaje que compete al Departamento".

El viceconsejero vasco de Educación, Alfonso Unzueta, ha lamentado "el altísimo grado de inconcreción de las propuestas ministeriales", y ha señalado que la reforma de las Humanidades no es prioritaria para comunidades como Asturias, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña y el propio País Vasco, "es sólo una urgencia para el PP". El tema se zanjó con el informe realizado en 1998 por expertos de todas las comunidades y no es necesario ahora un nuevo decreto. Lo que tenemos que hacer es trabajar cada comunidad autónoma a partir de dicho informe". Por último, la consejera de Educación de Andalucía, Cándida Martínez, se ha mostrado partidaria de un diálogo entre la administración central y las autonómicas, aunque también ha manifestado que "esta reforma no es una prioridad, puesto que estamos aplicando ya el dictamen de 1998".

 

arriba