Una muestra del Museo Reina Sofía recoge el testimonio gráfico de la España del siglo XX

A través de las sucesivas imágenes que ofrece la muestra "España ayer y hoy: escenarios, costumbres y protagonistas
de un siglo", abierta en el Museo Reina Sofía, una sociedad
y un tiempo se asoma al misterio de la memoria.

Madrid. JULIA FERNANDEZ
El 19 de agosto de 1839 François Arago dio a conocer públicamente en sesión plenaria de la Academia de Ciencias de París el procedimiento conocido como daguerrotipo. Su inventor, Louis-Jacques Mandé Daguerre, veía así reconocidos quince años de trabajo dedicados a fijar una imagen.

Este "espejo con memoria", como se definió en sus inicios la imagen fotográfica, estaba destinado a registrar los momentos más importantes, entrañables, simbólicos o simplemente casuales de una vida o de un colectivo social. Había nacido el testimonio gráfico y una nueva forma de recordar el pasado que reforzaba añoranzas, afianzaba conocimientos y restaba imaginación.

"España ayer y hoy: escenarios, costumbres y protagonistas de un siglo", la muestra que organizada por la sociedad estatal "España Nuevo Milenio" exhibe el Museo Reina Sofía estos días en Madrid, es una propuesta de espejos sucesivos de las múltiples imágenes que pueden conformar una sociedad y un tiempo histórico. Procedentes de archivos de la Biblioteca nacional, de la Agencia EFE, Radio Televisión Española, el Palacio Real, el Museo de Artes decorativas, el archivo de Julián Oslé, del Museo del Pueblo de Asturias o de los fondos de la Agrupación Fotográfica de Guadalajara, entre otros, llegan los testimonios de los primeros setenta y cinco años del siglo. Se trata de imágenes alejadas de los personajes públicos o lo meramente artístico y que tratan de recoger aquellos escenarios, costumbres y fisonomías que configuran cada época. Entre los fotógrafos que realizan algunas de imágenes más documentales de este apartado se encuentra Kaulac, con sus escenas costumbristas de la sociedad asturiana de principios de siglo, Luis Escobar, Pérez de Rozas y algunas obras de Goicoechea y Ortiz Echagüe.

La reciente imagen

La España más reciente es reflejada en esta muestra por el trabajo de once profesionales contratados para dar su propia visión de un aspecto de la sociedad española de este final de siglo que le llamara la atención. Aquí están los emigrantes de El Ejido, retratados por Rick Dávila; el paisaje que circunda las carreteras españolas, que ha fotografiado Carma Casulá; los personajes anónimos de la movida barcelonesa, de Miguel Trillo; el ocio de los españoles que nos muestra Txema Salvans; los retratos de Humberto Rivas y los testimonios de una múltiple y desconocida España testimoniada por Alberto García-Alix, Cruistina García Rodero, Carlos Cánovas, Koldo Chamorro, Xurxo Lobato y Rafael Trobat.

Un proyector de fotografías esteroscópicas de principio de siglo, que el visitante contempla con gafas tridimensionales, y un montaje audiovisual que es un paseo desde un álbum familiar al super-8, el vídeo y Internet, completan este itinerario por el poliédrico espejo de la memoria gráfica.

 


Arriba, a la izquierda, "Reprimenda". Anónimo, de 1941. A la derecha, "El pavero". M. Goicoechea. 1925

arriba