Isabel Couso junto a los responsables del programa de intercambio. (Foto: Rafael Martínez).
Aulas Europeas
El Programa de Intercambio Cultural y Lingüístisco
con Francia comienza su segundo año

Madrid.
"En breves años se puede producir una especie de analfabetismo funcional, si no se dominan al menos dos lenguas, además de la materna", ha declarado Isabel Couso Tapia, secretaria general de Educación y Formación Profesional, en el acto de apertura de Aulas Europeas: Programa de Intercambio Lingüístico y Cultural con Francia.

Ante la perspectiva de la ciudadanía europea, la UE considera que los responsables de la educación deberán sensibilizar a las comunidades educativas sobre el significado de la pertenencia a la Unión Europea. La dimensión plurilingüe de la enseñanza es ya una necesidad que se hace sentir en los centros educativos. La propia Comisión Europea recomienda para las enseñanza obligatorias el aprendizaje de dos lenguas, además de la propia.

En el marco del Plan de actualización para el curso 1999/2000, la Subdirección General de Formación del Profesorado ha marcado como línea prioritaria "Dimensión Europea de la Educación".

Profesores de Secundaria

En colaboración con el Ministerio de Asuntos Exteriores francés y a través de la Embajada de Francia y el Instituto Francés, se ha diseñado un programa de capacitación lingüística dirigido a profesores de Enseñanza Secundaria de diferentes disciplinas, quienes a la hora de participar en programas europeos necesitan desenvolverse en una de las lenguas más habladas en los foros europeos: el francés.

El objetivo del programa, que se lleva a cabo por segundo año, es ofrecer un curso intensivo de lengua y cultura francesa para que 150 profesores en activo y prestando servicios en centros docentes de todo el territorio español, puedan desarrollar destrezas orales, comprender textos sencillos y comunicarse en situaciones reales cotidianas, con lo que poder acometer cualquier proyecto cultural y científico dentro de la Unión Europea.

El curso tiene una duración de cien horas, realizándose en dos fases. La primera del 3 de julio al 13 de julio de 2000 en Madrid, asistiendo a clases de lengua y cultura francesa en horario de mañana y tarde, y la segunda del 16 al 27 de julio de 2000 en Francia, en una de las siguientes localidades, Brest y Tours.

Isabel Couso añadió también que "consideramos que el francés es una lengua indispensable en los foros europeos y quisiéramos potenciarla", así como que gracias al éxito obtenido se han dirigido al MECD desde otras embajadas para que se lleve a cabo un programa parecido con sus respectivas lenguas.

 

arriba