La inci- dencia del descenso demo- gráfico en España explica que este año con- curran
a las pruebas de selec- tividad
de junio casi 15.000 alumnos menos que en el pasado curso. (Foto:
EFE)
Unos 190.000 estudiantes concurren a la primera convocatoria de las pruebas de selectividad

Este año, por vez primera, el expediente académico del alumno tendrá un valor del 60% en la nota definitiva del examen

Desde el pasado día 13, y hasta el próximo día 29, en torno a 190.000 estudiantes concurren en todo el territorio nacional a la realización de las Pruebas de Acceso a la Universidad (selectividad) correspondientes a la convocatoria de junio. Cataluña y Comunidad Valenciana han sido las Comunidades Autónomas en las que antes se han efectuado las pruebas, y Andalucía será la Comunidad que cierre la primera convocatoria del presente curso.

Madrid.
Las pruebas de selectividad, con diferente estructura y desarrollo, vienen realizándose desde 1977, año en que se instauraron con carácter obligatorio. Pese a que el índice de superación de las pruebas viene situándose cada año, en la convocatoria de junio, por encima del 80%, la selectividad arrastra desde su implantación un marcado componente de temor entre los alumnos concurrentes, justificado en gran medida no por el grado de dificultad de aprobación de la prueba sino por el carácter determinante que en los últimos años conlleva la nota definitiva obtenida a la hora de obtener plaza en los centros y estudios que tienen establecido límite de acceso, y por tanto de hallar acomodo en los estudios y centros de preferencia del alumno.

En las pruebas de selectividad del pasado año, correspondientes a la primera convocatoria, el porcentaje de aprobados en todo el territorio nacional se situó en un 86,74%.

Si bien la oferta global de plazas del sistema universitario español es, y ha sido, capaz de absorber la demanda existente, los desajustes específicos entre oferta y demanda en buena parte de las titulaciones y de los centros han motivado que una elevada proporción de alumnos se haya visto obligados a matricularse en estudios y centros que no correspondían a su primera opción y a su preferencia.

Este año, concurren a la primera convocatoria de las pruebas de selectividad casi 15.000 estudiantes menos que en el pasado año, en que se presentaron a la convocatoria de junio 204.769 alumnos, y las previsiones apuntan a un progresivo descenso en el número de aspirantes a cursar estudios en la Universidad, debido a la incidencia de la caída demográfica española en la banda de edad que agrupa a los jóvenes con 18-19 años. Dado que cada curso se amplía la oferta global de plazas de la Universidad española, y por ende disminuye el número de centros y de estudios en los que hay establecido límite de acceso, los desajustes específicos entre oferta y demanda tienden a suavizarse en buena parte de las titulaciones. Aún así, la nota definitiva obtenida en las presentes pruebas de selectividad será determinante para el acceso a determinadas titulaciones y centros, especialmente en los distritos universitarios de Madrid y Cataluña y en estudios como, por ejemplo, Medicina, Telecomunicaciones y algunas Ingenierías.

El número total de plazas de primer curso o de nuevo acceso que este año ofertan las universidades españoles es de 292.072, superior en más de 100.000 plazas al número de alumnos que se presentan a la primera convocatoria de las pruebas de selectividad.

En las pruebas de selectividad que actualmente se celebran han entrado en vigor las modificaciones en la normativa aprobadas en octubre del pasado año y las establecidas por un reciente real decreto, aprobado en el presente mes, y que afectan, fundamentalmente, a la valoración del expediente académico del alumno, que ahora alcanza el 60% de la nota definitiva, a la mayor ponderación y presencia en las pruebas de las asignaturas vinculadas a la titulación elegida por el alumno y al establecimiento de la doble corrección.

Desde el pasado año, los alumnos pueden presentarse a las pruebas de acceso a la Universidad cuantas veces deseen para subir nota, y tratar de obtener la calificación necesaria y exigida para cursar estudios en los centros y estudios que tienen establecido límite de acceso.

Isabel Couso, secretaría general de Educación, en declaraciones efectuadas a la Agencia EFE, tras señalar que "la normativa aprobada recientemente tiene ventajas para los alumnos, ya que valora más su expediente", afirmó que la selectividad "es, hoy por hoy, necesaria, y no se puede aventurar si va a desaparecer o no". Asimismo, Couso apuntó que "la introducción e implantación del Distrito Único (que será total en el curso 2004-05) conllevará, previsiblemente, una adecuación de las pruebas de acceso a la Universidad".

 

arriba