Apoyos y críticas, esperanza y recelos

Los agentes sociales piden diálogo y consenso para afrontar los cambios anunciados por la ministra de Educación
Representantes de sindicatos, empresarios y padres han valorado positivamente que Pilar del Castillo haya anunciado ante el Parlamento su intención de reformar las grandes leyes educativas, aunque piden un amplio debate y consenso para llevarlas a cabo. También reclaman más financiación y recursos.

Madrid.
Los nuevos directivos de la CEAPA han recibido con sorpresa el anuncio de la ministra de Educación de reformar las cuatro grandes leyes educativas, y han anunciado que van a estar muy atentos a dichos cambios "que pueden poner el sistema patas arriba". Temen que se pueda empezar a discriminar a los niños a una edad temprana, y piden medidas de apoyo a la calidad y a la escuela pública, especialmente a través de actuaciones de compensación educativa, y potenciación de los servicios de orientación y de los planes de acción tutorial. En cualquier caso, valoran positivamente que el anuncio se haya concretado en el Parlamento, y que la ministra haya mostrado su disposición para promover un amplio debate social.

Los responsables de la Federación de Enseñanza de CC.OO han definido con un "mucho ruido y pocas nueces" la comparecencia de Pilar del Castillo, pues consideran que "ha anunciado reformas de la legislación actual que tienen una gran envergadura, pero no ha llegado a concretar nada". Creen que tampoco se ha referido a "temas importantísimos", como el Informe Brical o el establecimiento de un "marco político, económico y financiero del nuevo mapa autonómico, que asegure la igualdad de oportunidades y de educación en todas las comunidades". Y temen que se pueda confundir atención a la diversidad con "separar a los alumnos por intereses y capacidades", y que se intente reformar la FP sin contar con los agentes sociales.

Ambigüedad

También FETE-UGT considera que la comparecencia "ha discurrido en términos de gran ambigüedad, y se ha limitado a ser un catálogo de buenas intenciones". Considera positivo el anuncio de nuevas normas, como el Real Decreto de Humanidades y los proyectos sobre FP y Universidades, las medidas de mejora de la calidad y la revisión de las principales leyes educativas. Pero muestra su preocupación porque no se concreten algunas de las iniciativas anunciadas para el fomento de la lectura y las nuevas tecnologías, la dignificación social del profesorado, el incremento de las becas, o el diálogo con los agentes sociales. Y cree que la ministra no ha dejado claro cómo va a liderar el sistema educativo, garantizando su cohesión y vertebración, ni cómo va a evitar la "mercantilización" de la enseñanza y la "selección" de alumnos en los centros concertados.

La Confederación de STEs opina que "la ministra demuestra que la educación no es una prioridad para el Gobierno, y la mayoría de las medidas que ha planteado no podrán llevarse a cabo sin una financiación adecuada". Considera positivas "las líneas de la nueva Ley de Universidades y que se realice una Ley de FP". Pero rechaza la modificación de la etapa 14-16 años "para crear distintas vías formativas, pues esto supone segregar al alumnado en función de sus conocimientos"; considera "inconcebible que no se haga referencia a la modificación del acceso a la función docente, cuando hay más de 70.000 interinos"; y pide gratuidad para los libros de texto y material didáctico en la enseñanza obligatoria.

Confianza

La Federación de Enseñanza de USO da "el margen de confianza que se merecen la ministra y sus planes, pues ha planteado un conjunto de novedades y cambios que la sociedad y el mundo educativo están reclamando". Por ello apoya las medidas anunciadas para mejorar la Educación Primaria y la ESO, "modificando el sistema de promoción automática de los alumnos, el refuerzo de las materias troncales y la racionalización de las optativas". Además, pide que se amplíe la financiación de la Educación Infantil al segundo ciclo en los centros concertados, y muestra su "sorpresa por la decisión de alargar, todavía más, la búsqueda consensuada de soluciones para la asignatura de Religión".

La patronal Educación y Gestión agradece "que haya sido el Parlamento el lugar elegido para anunciar este plan", y valora positivamente la intención de modificar la LODE, LOPEG y LOGSE, que califica de "postura valiente y realista". Considera "una gran noticia que se hable de la función directiva y la función inspectora como aspectos claves para la mejora de la calidad, de recuperar la motivación del profesorado, y de la escolarización de los inmigrantes". También destaca la implantación de una lengua extranjera desde el primer ciclo de Primaria, y el uso del ordenador y el acceso a Internet desde el tercero. Pero pide un aumento de las ratios para cubrir la demanda de consiguientes especialistas, y muestra su "decepción porque la ministra no mencionó ni una sola vez en su intervención a la enseñanza privada o a la concertada".

 

arriba