Destrucción controlada del Observatorio
Espacial de Rayos Gamma

Washington. El Compton Gamma-Ray Observatory, el gran observatorio de Agencia Espacial Norteamericana, NASA, se ha desintegrado en la atmósfera, a la altura del Océano Pacífico. La operación de su destrucción, sin que representara ningún peligro, resultó un éxito.
Sus fragmentos, que alcanzaron temperaturas de ignición, cayeron como si se tratase de una lluvia incandescente, en una zona poco frecuentada por la navegación. Previamente se había dado además la alerta para que nadie se adentrase en ella.
El Observatorio de Rayos Gamma Compton había sido puesto en órbita en 1991. La decisión de su destrucción fue tomada por la NASA después de comprobar que se había estropeado uno de sus tres giroscopios. Esta situación implicaba que, de estropearse otro de estos instrumentos, el observatorio quedaría en una situación ingobernable y perdido en el espacio. La NASA optó entonces por una destrucción controlada, después de hacerle descender de los 511 kilómetros en los que se encontraba en órbita, primero a 152 y luego a 76.
En conjunto, la misión ha resultado un éxito, ya que estaba previsto que el observatorio tuviese una vida operativa hasta 1996 y ésta se ha prolongado cuatro años, hasta producirse el fallo del giroscopio.
Entre los resultados científicos logrados destaca el que, gracias a él, los astrónomos han detectado más de 400 fuentes de rayos gamma, diez veces más de las conocidas hasta ahora.

 
 

El mayor y más completo esqueleto
fósil de un Tyrannosaurus
Rex

Chicago. Sue, el mayor y más completo esqueleto fósil de un Tyrannosaurus Rex descubierto hasta el momento, ha sido instalado en el Field Museum de Chicago, dedicado a la historia natural. Y pronto se ha convertido en una estrella de esta institución, sobre todo para los niños.
Los científicos creen que Sue vivió hace 67 millones de años. Ha tomado su nombre de una especialista en la búsqueda de este tipo de restos fósiles, Susan Hendrickson, quién lo descubrió hace diez años. Se ha quedado, pues, con un nombre femenino, aunque se ignora su sexo.
De acuerdo con los cálculos de los científicos, pesaba 6,5 toneladas y media, 13, 5 metros de largo y sus caderas estaban a cuatro metros de altura.
Se han encontrado los restos de alrededor de una veintena de dinosaurios, pero Sue es el que en mejor estado se conserva y el más completo, con el 90% de sus piezas de su cuerpo y la cabeza completa.
Según el diario El País, su descubridora ha declarado que el hallazgo había sido para ella como si le hubiese tocado cinco veces el gordo de la lotería: "La gente cree en monstruos", añadió, "en dragones, en seres gigantescos, y aquí tenemos uno que es verdad. Yo misma estoy todavía que no me lo creo".

 
 

El parque científico de Barcelona comprenderá numerosos centros de investigación

Barcelona. La inauguración de la primera fase del parque científico de Barcelona está prevista para este año. Ocupará una superficie de 60.000 metros cuadrados en el "campus" de la universidad que lleva el nombre de esta ciudad, en Pedralbes.
El parque estará dedicado a la investigación y dividido en cuatro partes: la primera albergará grandes instrumentos científicos; la segunda a grupos de investigadores de alto nivel; la tercera a la investigación de empresas farmaceúticas; y la cuarta a nuevas empresas creadas a partir de los resultados de las investigaciones universitarias.

 

arriba