Entre los
alumnos
representantes
de cada centro
se designan diez
portavoces,
que exponen
las conclusiones
de los temas
que han
abordado
en las aulas.
El programa educativo "Vivir en las ciudades históricas", dirigido a alumnos de ESO y promovido por la Fundación La Caixa, pretende fomentar la sensibilidad de los jóvenes hacia el futuro de estas localidades. El proyecto está
abierto a todas las áreas de estudio y favorece la investigación, análisis y reflexión sobre los problemas derivados de vivir en una ciudad que posea un importante patrimonio histórico.
Estudiantes de ESO proponen soluciones para la con- servación del patrimonio

Madrid.ROSAURA CALLEJA
Este proyecto se enmarca dentro de los programas educativos y sociales de la Fundación La Caixa. La iniciativa surgió tras la demanda de la Asociación  Es-

pañola de Ciudades Históricas de crear un programa pedagógico, que fomentara la sensibilidad de los jóvenes hacia el futuro de las ciudades históricas. Esta actividad se puso en marcha en el curso escolar 1997-98 y participaron cerca de 30.000 jóvenes de 220 centros de siete ciudades españolas, declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Durante este año académico, han intervenido en el programa 275 centros de ESO públicos y privados de Alcalá de Henares, Cuenca, Zamora, Oviedo, Burgos, León, Tarragona y Girona. En total se han confeccionado 53 proyectos en los que los jóvenes presentan posibles soluciones para un futuro sostenible de su ciudad.

El desarrollo del programa dio comienzo en el mes de septiembre y su fase final concluirá con un debate en el que participarán alumnos y expertos en patrimonio y urbanismo. Asimismo, una exposición recogerá los mejores proyectos presentados por los centros.

Paralelamente a estas acciones, se ha llevado a cabo un curso de formación del profesorado que cuenta con la colaboración de la Subdirección General de Formación del Profesorado del MEC.

Proyecto interdisciplinar

Por su carácter interdisciplinar, este proyecto incide especialmente en las áreas de Geografía, Historia y Ciencias Sociales, pero también se puede aplicar a Ciencias Naturales, Plástica, Matemáticas, Lengua y Literatura.

Los centros participantes disponen de un material que constituye la base para llevar a cabo las actividades propuestas, divididas en tres fases: análisis, diagnóstico y pronóstico.

Un vídeo sirve de introducción al tema de las ciudades, como patrimonio vivo, e intenta motivar a los estudiantes y a su participación en un proyecto de investigación.

Para comprender cómo y hacia donde ha crecido su ciudad, los usuarios del programa tienen que conocer el medio físico para lo que disponen de un mapa topográfico, uno hidrogeológico y una fotografía aérea, todos a la misma escala.

En el Album descubrirán la evolución y crecimiento de su ciudad, a través de datos económicos, demográficos, sociales, culturales, mapas y fotografías.

Trabajo de campo

Tras esta primera fase, se acomete el trabajo de campo que consiste en recorrer la localidad y experimentar. Quo Vadis propone que se descubra la ciudad, a través de los sentidos y que los alumnos se conviertan en exploradores, experimentando de forma directa aspectos como el medio físico, la arquitectura, el urbanismo, la naturaleza, la ciudad viva, para exponer sus sensaciones, emociones y preferencias que les sugieren unos lugares que, hasta ese momento, no han percibido.

Por otra parte, el Kit de diagnóstico ofrece instrumentos como termómetros para medir temperaturas, cuadrículas para situar y mediar manchas y grietas, higrómetros para la humedad. Además del análisis de los edificios y la calle, el trabajo de campo incluye la realización de una encuesta entre los vecinos de la ciudad sobre las valoraciones y conocimientos que tienen de ella y sobre las decisiones que tomarían para conservar el patrimonio.

Propuestas de futuro

Una vez analizada la ciudad, los estudiantes se enfrentan a dilemas cruciales como la restauración de monumentos, la rehabilitación de viviendas, la peatonalización, los equipamientos culturales y la rentabilización del patrimonio, que constituyen los temas-base de debate. De las conclusiones de esta investigación, surgen las propuestas de futuro para la localidad.

Este proceso concluirá con un Debate de Ciudad, que consiste en un coloquio abierto a todos los centros de ESO de la población, en el que los alumnos portavoces expondrán sus conclusiones y proyectos y en que participarán expertos locales.

Paralelamente a ello, una exposición recogerá los proyectos realizados por los alumnos y se darán a conocer los resultados del Mapa de Impacto, elaborado a partir de los resultados de las encuestas, que han elaborado los participantes entre sus conciudadanos.

 

arriba