La pintura
española de la
Colección
Meadows
visita Madrid

Una selecta muestra del que
actualmente se considera el
conjunto más importante de arte
español del Sur de Estados
Unidos vuelve a nuestro país en
una esperada y gozosa visita.

Madrid. JULIA FERNANDEZ
La colección Meadows, de la que ahora nos llega una selección de sus mejores obras de arte español, es uno de los sorprendentes casos de mecenazgo privado que se han producido en la historia de los Estados Unidos y que han sido motores de fundaciones, centros de enseñanza, bibliotecas y, sobre todo, museos. Un mecenazgo que implica un alto sentido cívico y una enorme generosidad, al compartir con la sociedad lo que fue una pasión fundamental en sus vidas.

Algur Meadows, el creador de la colección, responde a estos calificativos y los supera. Además de la creación del Museo Meadows, desarrolló una intensa labor filantrópica a través de su Fundación, abarcando actividades educativas, sociales y ambientales, además de las artísticas.

Su propia historia es singular y paradigmática. Nacido en 1899, en una familia muy humilde, llegó a crear su propia empresa de petróleo, la General American Oil Company of Texas, con la que realizó sus primeros viajes a España en la década de los años 50. Sus visitas en sus escasos ratos libres al Museo del Prado le hacen conocer y apreciar entusiásticamente el arte español, sobre todo el del Siglo de Oro.

Será en los años 60 cuando, asesorado por destacados especialistas en pintura española, comienza a adquirir piezas que van conformando una colección que no dejaría de crecer hasta 1978, fecha en que fallece de un accidente automovilístico.

Cuatro siglos

La muestra que estos días exhibe el Museo Thyssen- Bornemistza en Madrid, ha sido patrocinada por la Fundación Caja de Madrid con la colaboración del Ministerio de Educación y Cultura, y reúne un total de 27 óleos de autores destacados de la historia del arte español desde finales del siglo XV hasta las primeras décadas del siglo XX. Se trata de una selección realizada sobre las más de 400 obras de autores españoles que cuenta el Museo actualmente y que son un auténtico compendio resumido de cuatro siglos de pintura española. Tomás Llorens, comisario de la muestra, resaltó en su presentación a la sociedad española, su rigor histórico y su exigencia cualitativa; una severidad de criterios que no le ha impedido "ofrecer un perfil representativo sorprendentemente rico de la historia del arte español desde la Alta Edad media hasta nuestros días, en el que destacan las figuras emblemáticas de Velázquez y Goya".

Los nombres de Velázquez, Ribera, Murillo, Goya, Madrazo, Zuloaga, Picasso, Miró o Juan Gris, entre otros grandes de nuestra historia, están presentes con unas obras que son muy significativas en sus trayectorias pictóricas y que, además, son muy poco conocidas por el público español.

Vuelven a su país en un receso de su labor embajadora de nuestra cultura allende los mares.

 

Arriba, a la izquierda, retrato
de la Reina Luisa de Prusia,
de Miró. Sobre estas líneas, retrato de Francisco Sabatini,
de Goya.

arriba