Nuevos indicadores para la evaluación
de la calidad de las universidades

Un centenar de expertos analizan en El Escorial los sistemas de valoración del rendimiento vigentes en Europa y América

Madrid. Un centenar de expertos y responsables de educación universitaria han participado, los días 10 y 11 de mayo, en el Euroforum de San Lorenzo de El Escorial, en las jornadas sobre "Evaluación de la calidad de las universidades", organizadas por el Consejo de Universidades y la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Embajada de Estados Unidos de América, con objeto de estudiar y analizar los distintos sistemas e indicadores de evaluación vigentes en las universidades de América y Europa.
En el acto inaugural de las jornadas, Vicente Ortega, secretario general del Consejo de Universidades, afirmó que "es necesario empezar a establecer ya algunos indicadores que nos permitan llegar a resultados concretos en la evaluación de las universidades, y que sirvan para adoptar medidas políticas oportunas y para mejorar los sistemas de financiación".
Según se indicó en la reunión, el Consejo de Universidades está trabajando, a través de un comité técnico constituido a tal efecto, en la elaboración de un catálogo de indicadores, con el fin de establecer unos criterios comunes para todo el sistema universitario español, capaces de proporcionar información cuantitativa que resulte útil tanto a los gestores de las propias instituciones como a sus usuarios. Eduardo Coba, vicesecretario de Estudios del Consejo de Universidades, explicó en el transcurso del encuentro que "una vez definidos un total de 70 indicadores, relacionados con el contexto, la oferta y la demanda de plazas, los recursos de las universidades, etc., se llevará a cabo una selección de los mismos y se comenzarán a aplicar en el ámbito de una fase experimental".

Participación extranjera
Entre los participantes en las jornadas estuvo el experto norteamericano Peter Carey, responsable del ranking de universidades que publica cada año, desde 1983, US News, de gran repercusión en la opinión pública norteamericana. El citado ranking se realiza a través de encuestas aplicadas en 1.400 instituciones de educación superior y en él se valoran un total de 16 indicadores de calidad, entre los que figuran el porcentaje de estudiantes que se gradúan en cada universidad, el gasto universitario por estudiante, el porcentaje de profesores-alumnos o las donaciones realizadas a la universidad por antiguos alumnos.
Por su parte Adrian Tinsley, que dirige la Agencia Regional de Acreditación del Estado de New England (EE.UU.), explicó el sistema por el se acredita a las universidades americanas para recibir fondos federales, muy distinto del aplicado en Europa. El sistema viene a ser como sigue: Un grupo de expertos visita la universidad correspondiente , que se somete voluntariamente a la acreditación, realiza encuestas durante varios días y emite un informe final, al que los responsables universitarios pueden hacer las alegaciones que estimen oportunas; tras este estudio, la Agencia Regional toma la decisión de acreditar o no a la universidad en cuestión, o de acreditarla con condiciones de mejora. Cada institución norteamericana de enseñanza superior se somete a este proceso cada 10 años, con objeto de obtener fondos del Gobierno federal.
La financiación basada en el rendimiento es uno de los conceptos que se utilizan en Estados Unidos en el proceso de asignar fondos y de sufragar las universidades públicas. En este sentido, Daniel T. Layzell, director de la empresa consultora MGT, puso de relieve en su intervención que, en la actualidad, 30 de los 50 Estados norteamericanos disponen y aplican algún sistema de indicadores de rendimiento de las instituciones de educación superior, si bien la cantidad asignada por rendimiento a las universidades públicas únicamente supone el 6% del apoyo financiero total. Layzell afirmó en la reunión, no obstante, que hasta ahora no se puede deducir que la financiación por rendimiento haya servido para mejorar la calidad de las instituciones.
Guy Haug, consejero principal de la Conferencia de Rectores Europeos y uno de los artífices de la Declaración de Bolonia, puso de relieve en su intervención la necesidad de establecer una entidad europea de acreditación de las universidades que, "respetando las particularidades de cada uno de los sistemas nacionales, imprima un sello de calidad a las instituciones de educación superior de la Unión Europea".

 

 

Los Profesores Titulares de Escuelas Universitarias deciden
asociarse para defender su futuro

Madrid.- Los Profesores Titulares de Escuelas Universitarias (PTEU) han decidido asociarse de forma colegiada como primera medida para defender el futuro de estas titulaciones y su actividad profesional, cuestionados, a juicio de este colectivo, en alguno de los puntos del "Informe Universidad 2000" (Informe Bricall).
Este colectivo de profesores expresa el temor de que dicho informe, en el que a su juicio "se aborda negativamente el futuro de las Escuelas Técnicas Universitarias y de su actividad profesional", se tome como punto de partida para una modificación de la Ley de Reforma Universitaria (LRU) en este ámbito.
La citada Asociación de Profesores Titulares de Escuelas Universitarias se creará en la Comunidad de Madrid, según informó la Comisión Gestora, y pasará posteriormente a integrarse en la Confederación Estatal de PTEU. A través de dicha asociación, este cuerpo docente defenderá la solución de diversos problemas que tienen planteados, tales como la equiparación salarial respecto a otros funcionarios de su mismo nivel. Según la Comisión Gestora, un Profesor Titular de Escuela Universitaria percibe 55.863 pesetas menos al mes de salario que un Profesor Titular de Universidad.

 

arriba