Los profesores desconocen la normativa sobre seguridad laboral

Las administraciones educativas no han promovido la formación en materia de seguridad y salud laboral, y sólo el 10% de los profesores conocen los aspectos básicos legales sobre esta materia, según una encuesta realizada por CC.OO. Las ratios, el clima de convivencia, los

Los profesores creen que los trastornos que más se relacionan con la docencia son los problemas de garganta, el estrés, la depresión y la fatiga psíquica. (Foto Rafael Martínez)

recursos materiales y el equipamiento, la formación y la salud personal, son los aspectos
que, según los docentes, tienen mayor
incidencia en la calidad de la enseñanza.


CC.OO realiza una investiga- ción sobre
la salud laboral de los docentes en la enseñanza pública no universitaria

Madrid. G. ARIANES
El Gabinete de Estudios de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (CC.OO) ha realizado un trabajo de investigación sobre "La salud laboral docente en la enseñanza pública", cuyos principales objetivos son "dar a conocer los aspectos que afectan al bienestar de los profesores, sus principales factores de riesgo, así como el nivel de in-

formación que tienen sobre sus derechos en materia de salud laboral". Y también "dejar clara la relación total que existe entre la calidad de la enseñanza, y la salud laboral y las condiciones en las que se desarrolla la actividad del profesorado, para que se tomen medidas en cuanto a la organización de los centros, ratios, vigilancia de la salud, información y formación de los docentes sobre este derecho".

Todas las organizaciones territoriales de esta Federación han colaborado durante un año en la elaboración de este informe, bajo la coordinación de Ulpiano Sevilla y Rafael Villanueva, responsables respectivos de los gabinetes de Estudios y de Salud Laboral. Se basa en encuestas realizadas con una muestra de 508 profesores, lo que supone aproximadamente el 1 por 1000 de más de 500.000 docentes de 17.157 centros públicos no universitarios de todo el Estado. Su nivel de confianza es del 90%, con un margen de error de +3,6%.

Según los datos de esta encuesta podemos hablar de un profesorado mayoritariamente femenino, puesto que hay aproximadamente un profesor por cada dos profesoras; y también bastante joven, ya que el 43% tienen entre 35 y 44 años, el 22% son menores de 35, y sólo el 7% sobrepasan los 54 años. El 66% están casados, el 23% son solteros, y un 4% forman parte de parejas de hecho. Tienen una media de 1,22 hijos, aunque el 37% no tienen ninguno, el 18,1% tienen uno, y el 35% tienen dos. Y por lo que respecta a la situación laboral de la pareja el 12% no trabaja y, del resto, el 29% también son docentes.

Aplicación marginal

Desde el mes de noviembre de 1995 existe en España una Ley de prevención de riesgos Laborales (LPRL), pero sólo un 10% de los docentes conocen los aspectos básicos de dicha normativa. Para los responsables de este trabajo, ello es debido a que su aplicación es marginal, y a que las administraciones no han promovido la formación en materia de seguridad y salud. Y añaden que, respecto a dichos temas, "las administraciones públicas son los peores empleadores de este país, y parece que tienen patente de corso porque los inspectores de trabajo no pueden sancionarlas económicamente".

Los profesores creen que las condiciones de trabajo que tienen una mayor incidencia en la calidad de la enseñanza son las ratios; el clima de convivencia en los centros; los recursos materiales, espacios y equipamiento; la formación inicial y continua; la salud personal; las condiciones medioambientales; la motivación del alumnado; el horario lectivo; el reconocimiento social; y la estabilidad en el empleo. No consideran a la LOGSE como un aspecto negativo para la calidad, y tampoco hacen alusión, en ningún caso, a la cuestión de las Humanidades y la educación en valores.

Por lo que respecta a la relación entre las condiciones y el ambiente de trabajo con respecto a la satisfacción laboral, los aspectos más satisfactorios para los docentes son la integración en grupo; las relaciones personales; el conocimiento de funciones y tareas; el nivel de participación y las relaciones con el equipo directivo; la convivencia entre compañeros; la convivencia en el aula y las relaciones con las familias; y el horario laboral. Los menos satisfactorios serían el reconocimiento social; impartir áreas para las que no se está habilitado o materias afines; la realización de tareas burocráticas; las relaciones con la administración; las expectativas profesionales; el número de alumnos desde la atención a la diversidad; y los medios disponibles.

Causas de bajas

Las principales causas de las bajas oficiales son los procesos infecciosos, como catarros, gripes, etc., (que afectan al 9%), los problemas otorrinolaringológicos (7%), las afecciones musculoesqueléticas (7%), los problemas psicológicos (3%), los embarazos (3%), aunque no pueden considerarse como dolencias; y las afecciones cardiovasculares (1%). Por otra parte, los trastornos más relacionados con la docencia son, en opinión de los propios profesores, las disfonías y los problemas de garganta, el estrés, la depresión y la fatiga psíquica. En un nivel intermedio se situarían los dolores musculares, la irritación ocular y el insomnio. Y los menos relacionados son las úlceras digestivas, las cardiopatías y la hipertensión, los trastornos circulatorios, la neurosis y psicosis, los miedos e ideas irracionales, y los problemas de piel e intoxicaciones.

Por todo ello, la Federación de enseñanza de CC.OO reclama una serie de medidas a todas las administraciones educativas, como el desarrollo de planes de sensibilización, información y formación sobre la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, y la puesta en marcha de los comités de seguridad y salud. También pide que se establezca en cada centro docente la figura del coordinador de salud laboral y del coordinador de la convivencia, que se realice una evaluación de cada centro y de cada puesto de trabajo, y contemplar los aspectos de prevención y de salud laboral en la formación del profesorado.

 

arriba