La escolarización en países industrializados alcanza una media
de dieciséis años

Uno de cada cuatro jóvenes de
la OCDE es universitario, según el informe "Miradas a la educación"
Los jóvenes de los países de la OCDE son escolarizados una media de dieciséis años, cuatro de cada cinco alcanza el segundo ciclo de secundaria
y el 25% obtiene un diploma universitario, según se desprende del estudio "Miradas a la educación", publicado por esta organización de estados industrializados.
El documento revela
un número creciente de jóvenes que finaliza
la enseñanza media.

Madrid.R.C.
Este informe, que ha dado a conocer la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), subraya la progresión del nivel de formación en los países miembros "a las puertas del tercer milenio".
Este documento revela que hasta ahora nunca se había observado en los países miembros de esta Organización un número tan elevado de jóvenes que finaliza la enseñanza media y obtiene un diploma universitario.

No obstante, la situación difiere considerablemente de unos países a otros. Mientras en Noruega, Nueva Zelanda, Holanda y Reino Unido más de un tercio de los jóvenes disponen actualmente de un título superior, menos de uno de cada seis concluye sus estudios a ese nivel en Alemania, Austria, Italia, México, la República Checa y Turquía.

Enseñanza secundaria

Por otra parte, en 17 de los 29 países miembros de la OCDE, más del 60% de las personas, con edades comprendidas entre los 25 y 64 años, ha terminado el segundo ciclo de secundaria, señala este estudio. Esa proporción alcanza o incluso supera el 80% en Alemania, Canadá, Estados Unidos, Japón, Noruega, la República Checa y Suiza.

Sin embargo, en España, Grecia, Italia, México, Portugal y Turquía menos de la mitad de la población de ese segmento de edad ha concluido el segundo ciclo de secundaria, pero los autores de este informe valoran especialmente los avances realizados en las últimas décadas.

Según datos del documento, en España, México, Turquía, Grecia y Corea la proporción de ciudadanos que ha alcanzado al menos el segundo ciclo de secundaria es tres veces superior en las personas de 25 a 34 años que en las de 55 a 64 años.

Gasto público

En 12 estados de la OCDE, el presupuesto público destinado a la enseñanza se ha incrementado más rápidamente que el PIB, pasando de un 5,2% en 1990 a un 5,8% en 1997.

La progresión de los gastos en educación en la década de los noventa afecta sobre todo a la enseñanza superior, en la que la inversión pública subió una media de un 20% y en más de un 40% en España, Austria, Irlanda, Portugal y Reino Unido.

En este sentido, el informe puntualiza que en numerosos países los efectivos de la enseñanza superior se han incrementado a un ritmo más rápido que los gastos, sobre todo en Portugal y Reino Unido.

La OCDE subraya que, si bien el sector público continúa constituyendo la principal fuente de financiación de la enseñanza, los recursos privados asumen no menos del 23% de los gastos totales de los centros universitarios.

La parte del sector privado en España, Australia, Hungría, Irlanda y Reino Unido, se ha incrementado en más de un 50% entre 1990 y 1997.

Financiación privada

Sin embargo, la participación de fuentes privadas en la financiación de los centros de enseñanza superior varía notablemente según los países. Si en Corea, Japón y EEUU esa proporción oscila entre un 50 y un 70% de los gastos totales, sólo representa el 10% o menos en Alemania, Dinamarca, Islandia, Noruega, Portugal y Suecia.

Por lo que afecta a las matriculaciones universitarias, este informe precisa que han aumentado más de un 20% entre 1990 y 1997 en todos los países, salvo cinco, y en más de un 50% en ocho estados. Como media, casi un tercio de todos los estudiantes que ingresan en la universidad obtienen un diploma.

En Australia, Austria, Luxemburgo, Reino Unido y Suiza, al menos un estudiante universitario de cada diez procede de otro país, y el conjunto de las naciones de la OCDE cuenta con cerca de 1,3 millones de alumnos extranjeros, de los que un 44% procede de Asia y un 31% de Europa. Ocho de cada diez de esos jóvenes cursan estudios en Alemania, Australia, Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

 

arriba