Dictamen favorable del Consejo Escolar del Estado sobre la modificación de la selectividad

Madrid.- La Comisión Permanente del Consejo Escolar del Estado, en reunión celebrada el pasado 25 de abril, aprobó un dictamen favorable al proyecto de real decreto que modifica la reforma de la selectividad, si bien adoptó la inclusión de una enmienda en la que se contempla que si un alumno solicita la doble corrección la calificación final sea la más alta y que "en ningún caso" se pueda bajar la nota inicial.
La presentación de esta enmienda fue apoyada por estudiantes, sindicatos docentes y asociaciones de padres. El Consejo Escolar del Estado, máximo órgano de representación en la enseñanza obligatoria, está presidido por Juan Piñeiro e integrado por miembros de las Administraciones central y autonómica, sindicatos, estudiantes, patronales de enseñanza y asociaciones de padres.
La Comisión Permanente del Consejo Escolar del Estado analizó en la reunión el proyecto de real decreto de reforma de la selectividad con objeto de aclarar algunos aspectos del mismo, tras las dudas suscitadas entre los estudiantes sobre su aplicación en la Comunidades Autónomas, y aprobó la inclusión de la referida enmienda, "tras un intenso debate", con el apoyo de la Confederación de Estudiantes (CES): la Confederación Estatal de Estudiantes (CANAE), organización que presentó la iniciativa; los sindicatos CC.OO. y FETE-UGT y la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA).
Asimismo, la Comisión aprobó varias observaciones sobre la redacción del texto del proyecto, entre las que cabe destacar la solicitud de que en el texto definitivo se matice que los alumnos que opten por presentarse por dos vías de acceso deberán examinarse únicamente de cuatro materias.

 

 

Presentación del estudio "Información
académica, productiva y financiera de las
universidades públicas españolas"

Madrid.- España es uno de los países de la Unión Europea donde los alumnos pagan más por cursar estudios en la Universidad, y sin embargo es también uno de los países en los que los estudiantes reciben menos ayudas al estudio por parte del Estado, según se indica en el estudio "Información académica, productiva y financiera de las universidades públicas de España", elaborado por Juan Hernández Armenteros, gerente de la Universidad de Jaén, con el patrocinio de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas.
El informe, presentado el lunes 8 de mayo, en Madrid, en el transcurso de un acto presidido por Saturnino de la Plaza, presidente de la CRUE y rector de la Universidad Politécnica de Madrid, reúne gran cantidad de datos e informaciones, correspondientes al curso académico 1998-99 y relativos a 46 universidades públicas españolas (exceptuada la UNED), que detallan con precisión la realidad productiva y financiera del sistema universitario español.
Según los datos del informe, los alumnos aportan el 12% de los ingresos disponibles de las universidades públicas españolas a través de las tasas de matriculación, a las que se añaden las 3 pesetas por cada 100 que el MEC aporta, con lo que el ingreso que la universidad obtiene por cada alumno matriculado es de 15 pesetas de cada 100 pesetas disponibles.
Asimismo, se señala en el estudio que únicamente el 17% de los 1.254.000 alumnos matriculados en universidades públicas durante el curso 1998-99 recibió ayudas al estudio, mientras que la media europea se sitúa en torno a un 40% en este ámbito.
Saturnino de la Plaza especificó que "la ayuda media por alumno son 100.000 pesetas, y lo que recibe el becario son 250.000 pesetas, mientras que la cuantía percibida por los becarios en los países de la UE asciende a entre 550.000 y 600.000 pesetas".
El presidente de la CRUE precisó en su intervención que el estudio "pone de manifiesto la insuficiente financiación existente en las universidades españolas si se compara a éstas con los indicadores europeos; así, el gasto corriente por estudiante se sitúa en nuestro país en 4.000 dólares, sobre los 7.000 dólares registrados en los países de la UE"

 

arriba