El Foro Mundial de la Educación de Dakar califica la situación actual de "inaceptable"

Los representantes de 180 países aprueban un plan de acción que erradique la exclusión educativa y el analfabetismo antes del año 2015

El Foro Mundial de la Educación celebrado en Dakar, capital de Senegal, durante los pasados días 26, 27 y 28 de abril, bajo el auspicio de la UNESCO, aprobó y adoptó, al término de las sesiones de trabajo, un documento final,
bajo la denominación "Cuadro de Acción de Dakar", que pretende hacer realidad el objetivo de una Educación para Todos en el año 2015, desde el compromiso de "asegurar para todos los ciudadanos y todas las sociedades una educación de base".

El director general de la UNESCO, el japonés Koichiro Matsuura, durante
una de las sesiones
de trabajo
del Foro Mundial
de la Educación celebrado en Dakar (EFE).

Madrid.
La declaración final del Foro Mundial de la Educación fue adoptada tras tres jornadas de trabajo y debates en las que se presentaron balances de actuación, prospecciones de futuro, constatación de determinados logros y de no pocos fracasos en torno a la situación de la Educación en nuestro planeta.

Más de 1.500 delegados y representantes de 183 países, entre quienes figuraban responsables educativos, funcionarios y miembros de asociaciones y organizaciones no gubernamentales, reafirmaron la necesidad de poner fin a la inaceptable realidad que supone la existencia de 125 millones de niños y niñas sin escolarizar, excluidos completamente de los sistemas de enseñanza de sus países, y el hecho de que casi 900 millones de adultos se encuentren en una situación de analfabetismo absoluto.

En el texto aprobado por los delegados participantes en el Foro Mundial de la Educación se especifica, respecto a los datos de exclusión educativa citados, que "esto es inaceptable; la educación es un derecho fundamental del ser humano y es también una condición esencial para la reducción de la pobreza y de las desigualdades, para un desarrollo duradero, y para la paz y la estabilidad en el mundo".

Tras afirmar "nuestra determinación colectiva de actuar", en el documento final se fija la propuesta de "comprometerse, sin demora", a la consecución y alcance de cinco objetivos prioritarios:

-Desarrollar la protección de la educación de la pequeña infancia.
-Lograr que todos los niños y niñas tengan la posibilidad de acceder a una enseñanza primaria obligatoria, gratuita y de calidad, y seguirla hasta el final.
-Mejorar en un 50% el nivel de alfabetización de los adultos, en particular de las mujeres, de aquí al año 2015, y asegurar a todos los adultos un acceso equitativo a los programas de educación de base y de educación permanente.
-Eliminar las disparidades entre los sexos e instaurar la igualdad en este dominio, velando en particular por el hecho de que se asegure a las niñas un acceso sin restricciones a la educación.
-Mejorar la calidad de la educación a fin de obtener para todos resultados cuantificables, tanto en lo relativo al saber como a las competencias indispensables para la vida corriente.

Compromiso político nacional e internacional

Para la consecución de estos objetivos, el "Cuadro de Acción de Dakar" insta a "suscitar un fuerte compromiso político a nivel nacional e internacional, con promoción de sistemas educativos claramente articulados en estrategias de eliminación de la pobreza y de promoción de la igualdad entre los sexos, participación de la sociedad civil en la aplicación y el seguimiento de esas estrategias, utilización de las nuevas tecnologías para la realización de estos objetivos, y aplicación de fórmulas y esfuerzos para garantizar un medio ambiente sano y seguro".

"La voluntad política nada puede empero sin medios -se recalca en el Documento- y la comunidad internacional no ignora que muchos países no se encuentran actualmente en condiciones de alcanzar esos objetivos en plazos aceptables. Por ello, hay que movilizar nuevos recursos financieros, preferentemente en forma de préstamos y ayudas en condiciones preferenciales, a través de instituciones de financiación bilateral y multilateral, como el Banco Mundial, los bancos regionales de desarrollo, pero también el sector privado".

"Ningún país que asuma un compromiso serio a favor de la educación -concluye al respecto el texto adoptado- verá sus esfuerzos contrariados por la falta de recursos".

En la jornada de Apertura del Foro Mundial de la Educación, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, presentó un plan a favor de la igualdad de las niñas ante la educación, considerada en sus propias palabras "una prioridad de prioridades".

Buena parte de los participantes a la celebración del Foro Mundial de la Educación, y en particular los representantes y miembros de ONGs, expresaron al término de la reunión su temor de que el documento final adoptado sea "una simple declaración de intenciones, una más, que no produzca efectos concretos".

 

arriba