"El Ministerio debe garantizar
la cohesión del sistema educativo
en todo el Estado"

Patronales y sindicatos avanzan las principales reivindicaciones que van a plantear a Pilar del Castillo

Las patronales de la enseñanza concertada van a pedir a la nueva ministra de Educación la extensión de la gratuidad a la Educación Infantil. Por su parte, los sindicatos quieren que el equipo que encabeza Pilar del Castillo garantice la vertebración y cohesión del sistema educativo en todo el Estado, salvaguardando el principio de solidaridad e igualdad de oportunidades.

Madrid. G.A.
La Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) y la Confederación de Centros Educación y Gestión (EyG), patronales mayoritarias de la enseñanza privada concertada, han difundido sendos comunicados pidiendo a la nueva ministra de Educación, Cultura y Deportes, Pilar del Castillo, que cumpla la promesa electoral del PP de posibilitar la gratuidad de la enseñanza desde los 3 a los 15 años. Eso implicaría extender los conciertos al período 3-6 años.

Además, la CECE recuerda otros temas que debe afrontar la ministra, como la potenciación de la FP, la reforma del segundo ciclo de la ESO y de las Humanidades, y el diseño de una política de becas "que permita a los alumnos la libre elección de centro". Por su parte, EyG pide que el Ministerio promueva un consenso para "acabar con el enfrentamiento entre la enseñanza pública y la privada, y recuperar la credibilidad de la sociedad en la educación y la motivación de los profesores, perdida por la indefinición en los cambios en el sistema educativo". Y reclama medidas para establecer "una mayor unidad estatal en el tema educativo", e iniciativas para promover un acuerdo nacional sobre educación.

Prioridad

El sindicato ANPE pide a la ministra "que asuma la tarea de ejercer el liderazgo necesario en la vertebración y cohesión del sistema educativo español, mejore los planes de estudios, incentive al profesorado, y consiga que la educación sea un servicio prioritario para la sociedad española", según ha afirmado en rueda de prensa su presidente, Daniel Lucendo. Además, reclama diversas medidas concretas para apoyar a la enseñanza pública, como el incremento de los presupuestos de educación; la dotación suficiente de profesores, instalaciones y servicios a los centros; la mejora de la FP, el establecimiento de jornada continua para los centros que lo soliciten, y la reforma de las Humanidades.

La Federación de Enseñanza de CC.OO considera que "el nuevo Ministerio de Educación debe tener un peso político importante, de modo que lidere una política educativa coordinada en el ámbito del Estado, y salvaguarde el principio de igualdad de oportunidades". Cree que "el nuevo pacto de financiación autonómica debe contemplar la cuestión educativa con carácter prioritario". Y solicita el desarrollo de la reforma en los ámbitos de FP y ESO, una reforma de la LRU desde el debate abierto por el informe Bricall, y la negociación de un estatuto de la función pública docente.

También la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT) cree que "este Ministerio debe liderar el carácter estatal del sistema educativo, una vez concluido el proceso de transferencias, para que sea homologable a nivel del Estado y no configurado a partir de dieciocho subsistemas desconectados entre sí. Y debe establecer -añade- unas bases mínimas comunes basadas en la equidad y en la solidaridad, que permita además la libre circulación de profesores y alumnos". También dice que hay que afrontar temas pendientes de la anterior legislatura, como la reforma de las Humanidades, la modificación de la ESO, el diseño de los currículos, el nuevo calendario escolar, o la reforma de la LRU.

Financiación

Para los responsables de la Confederación de STEs "es necesario que la educación sea una prioridad para el Gobierno, y que el Parlamento apruebe una ley de financiación de la enseñanza, que cubra las necesidades que implica la aplicación de la LOGSE. Y también que las prestaciones que reciba el alumnado de las distintas comunidades autónomas sean homologables". Y van a pedir a la ministra que solucione "algunos problemas de ámbito estatal que son de su competencia, como la financiación de la reforma educativa en marcha, la responsabilidad civil del profesorado, la modificación de la forma de acceso a la función docente, y el reconocimiento de las enfermedades profesionales".

Por último, la Federación de Enseñanza de USO se muestra partidaria de reformar la ESO "para adaptarla a la realidad social y educativa", y potenciar la educación en valores para ayudar a solucionar los actuales "problemas de violencia en el ámbito escolar". Cree que hay que mejorar la formación de los docentes; "eliminar las desigualdades económicas y laborales entre el profesorado de la pública y la concertada, y entre las diferentes comunidades autónomas"; dar a la Educación Infantil "la importancia que merece"; impulsar la incorporación real de las nuevas tecnologías a la vida cotidiana de los alumnos; y mejorar la FP.

 

arriba