Sistema Español de Información sobre
el Agua Continental

Madrid. El Sistema de Información sobre el Agua Continental en España (Hispagua) ha sido desarrollado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX). Este ofrece la oportunidad de acceder a la información disponible en esta materia en nuestro país a través de un portal de Internet.
El objetivo de este proyecto integrado dentro del Sistema Euromediterráneo de Información sobre el Agua (SEMIDE), es identificar y presentar clasificadas las fuentes de información sobre aguas continentales, para convertirse en punto de referencia sobre esta materia y ofrecer un medio interactivo de comunicación.
Hispagua recoge información de la Administración General del Estado, autonómica y local, de asociaciones profesionales y técnicas, de empresas del sector público y privado, de organismos de investigación, fundaciones y otras organizaciones.
Los interesados en el tema pueden acceder también a una amplia lista de recursos, tales como bibliotecas y centros con fondos especializados en temas de agua, bases de datos bibliográficas, legislación y terminología, incluyendo el Tesauro de Ingeniería Hidráulica.
Otros aspectos relevantes del sistema son el de formación, presentando una selección de cursos que se imparten en España en materia de aguas, y el de investigación, mostrando las líneas y proyectos que se desarrollan en nuestro país sobre el tema. Bases de datos técnicas sobre redes de medida y calidad y sobre recursos hídricos, usos y demandas del agua en España, completan el sistema.
El CEDEX, creador del proyecto, pertenece a la Dirección General de Obras Hidráulicas del Ministerio de Medio Ambiente, en colaboración con el Centro de Información y Documentación Científica (CINDOC), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

 
 

Rusia podría destruir la Mir en octubre

Madrid. La antigua estación espacial soviética, Mir, vuelve a correr peligro de desaparición. Rusia ha anunciado que puede verse obligada a destruirla el próximo mes de octubre, si no encuentra la financiación necesaria para su mantenimiento antes de este verano, según el jefe de la estación espacial, Iury Kopteck.
Sin embargo, Kopteck añadió que "las negociaciones sobre la financiación de la Mir están ya en marcha. Contamos con diferentes perspectivas". El 6 de abril se firmó un acuerdo de financiación para el segundo trimestre del año 2000, entre la empresa Energía, que explota técnicamente la estación, y la sociedad privada Mir-Cop, encargada de su comercialización. Ambas aseguraron que podrán reunir el dinero necesario.
De acuerdo con Koptev, la agencia ha recibido 10 millones de dólares, alrededor de 1.800 millones de pesetas, lo que permitirá continuar con la estación hasta mediados de agosto.
El representante de la agencia rusa explicó también que no considera viable el proyecto de Mir Corp, por el que esta sociedad privada desea convertir a la vieja Mir en un hotel espacial y, se supone, hacerlo rentable.
La estación, que fuera uno de los orgullos de la antigua Unión Soviética, ha superado hace ya muchos años el periodo de operatividad para el que había sido diseñada en principio. Pasada pues con creces su fecha de caducidad, lleva ya mucho tiempo sufriendo averías continuas, que no puede atribuirse a un diseño equivocado, si no a que hace tiempo que tenía que haber sido jubilada. Concebida en plena guerra fría, hoy se ha impuesto la cooperación internacional para llevar a cabo la estación que debe reemplazarla. Las circunstancias políticas han cambiado y las enormes inversiones que exigen este tipo de proyectos, lo imponen.
En su construcción, que se ha iniciado ya, colaboran EEUU, Rusia, la ESA -o agencia europea, en la que participa España-, Japón y Canadá.

 
 

Nueva voz de alarma sobre los peligros
del deterioro del medio ambiente

Nueva York. Un nuevo informe internacional ha vuelto a dar la voz de alarma sobre el deterioro del medio ambiente. Paradógicamente, este es producido por la acción del hombre, mientras que por otro lado pone en peligro, en primera instancia, al mismo desarrollo; y, a más largo plazo, podría hacerlo igualmente con la supervivencia de la raza humana.
El informe ha sido elaborado por el Instituto de Recursos Mundiales, que colabora con la ONU, y lleva el título de World Ressources 2000-2001. El instituto es una entidad privada, con fines lucrativos y sede en Washington. Las conclusiones son obra de 175 científicos, durante dos años de trabajos.
Como principales peligros se destacan la degradación tanto de los bosques como de las praderas, la pesca excesiva que no permite renovarse los caladeros, la extinción continua de especies, el agujero de ozono, el recalentamiento de la tierra, la lluvia ácida, la desertización, etcétera.

 

arriba