IV Edición del premio de literatura infantil y juvenil "Leer es vivir"

Una "Formación más Profesional" para el futuro

La FERE organiza un Congreso y propone un debate nacional para mejorar la calidad
de la FP


Según la FERE los alumnos de FP se han reducido a la mitad en los últimos siete años a pesar del aumento de la demanda de estos titulados.
(Foto: Rafael Martínez)
Hay que promover un debate nacional entre todos los sectores implicados para mejorar la calidad de la FP, y conseguir que aporte profesionales cualificados para competir en Europa. Esta esa una de las principales conclusiones de un Congreso organizado por la FERE. Esta organización aboga por una mayor relación entre la escuela y las empresas que, en su opinión, cada vez reclaman menos universitarios y más titulados de FP, que los centros docentes no producen.

Madrid.- G.A.
La Federación Española de Religiosos de Enseñanza (FERE) ha organizado recientemente en Madrid un "Congreso Nacional de Formación Profesional", con el fin de promover un debate sobre la calidad de este nivel educativo entre representantes de la administración, las empresas, las entidades de formación y los agentes sociales. Y también para "situar a la FP en el lugar que se merece, aportando profesionales capacitados para competir en Europa", según ha afirmado Ángel Astorgano, secretario general de la FERE y presidente del comité organizador de este Congreso.
Precisamente, el lema de este encuentro ha sido "F+P = futuro (por una formación más profesional)", y sus sesiones se han articulado en tres núcleos de trabajo. La primera jornada se ha dedicado a debatir sobre el binomio FP y sistema educativo, con referencia a temas como la calidad y el sistema de FP en España y en el ámbito internacional. Durante el segundo día se ha hablado de FP y empleo con expertos del ámbito de la administración, la enseñanza y el mundo empresarial y sindical. Y la tercera sesión se ha centrado en el tema de la FP y el desarrollo social.
Así, el profesor Ricardo Díez Hochleiner, presidente del Club de Roma, ha afirmado que "la FP es la respuesta al paro y la garantía para el crecimiento y la competitividad", y ha reclamado "un plan de alfabetización informática para los adultos". El catedrático de Educación Comparada de la UNED, José Luis García Garrido, ha señalado que "no puede haber una buena política de Formación Profesional si no está precedida por una buena política laboral". La directora del Instituto Nacional de las Cualificaciones, Francisca Arbizu, ha manifestado que los ejes para la implantación de una FP de calidad se basan en la calidad del diseño, la formación del profesorado, y la dotación a los centros de los medios y equipos necesarios. Y el vicepresidente del Club Gestión de Calidad, Rafael Ballesteros, se ha pronunciado por gestionar con eficacia los recursos disponibles y aumentar el nivel de satisfacción del personal de los centros educativos.

Contratos formativos
También se ha celebrado una mesa redonda sobre "El profesorado ante el desarrollo del II Programa Nacional de Formación Profesional", en la que han participado representantes de los sindicatos CC.OO, FETE-UGT, FSIE y USO. Todos ellos han coincidido al reclamar una mayor relación entre la escuela y el mundo empresarial, a través de la formación en centros de trabajo y el desarrollo de los contratos formativos, intercambiando recursos humanos entre ambos estamentos y promoviendo una mayor implicación de los docentes en las empresas. Por su parte, el ministro de Trabajo en funciones, Juan Carlos Aparicio, ha clausurado este Congreso afirmando que "el Gobierno de la nación debe cargarse de autoridad moral, para establecer un diálogo sincero con el resto de las administraciones en materia de Formación Profesional".
En el Congreso se ha presentado el informe "Una Formación con mucho futuro", que el que se afirma que "los titulados en FP se colocan entre los tres y los siete meses posteriores a terminar su carrera y reciben, cuando se incorporan al primer trabajo, una remuneración superior en un 40% a la que perciben los licenciados universitarios. Sin embargo -añade- en los últimos siete años los alumnos de FP en España se han reducido a la mitad: de 878.000 en el curso 1993-94 se ha pasado a sólo 451.000 en 1999-2000".
Según los datos de este estudio, en nuestro país hay actualmente tres universitarios por cada estudiante de FP, "al contrario que en la mayoría de los países de nuestro entorno". Y como ejemplo significativo se destaca que tenemos más de 100.000 estudiantes de Derecho para una demanda que no llega al 1% del total, mientras que las empresas españolas, especialmente las tecnológicas, reclaman titulados de FP que los centros no producen, y tienen que buscar técnicos y empleados en lugares como la India, Estados Unidos o Hispanoamérica.

Servicios de orientación
Por ello, este Congreso reclama "a las administraciones y entidades implicadas en la FP que cumplan las promesas de mejora que, desde hace tantos años, vienen haciendo quienes tienen el mandato, la responsabilidad directa y el poder de convocar, mantener y sacar conclusiones eficaces de un debate nacional sobre la mejora de la calidad de nuestra FP, en sus tres subsistemas". Y añade que cualquier debate debe "buscar sistemas para adelantar el proceso de iniciación profesional y de transición la FP, favorecer y financiar unos servicios de orientación de calidad en Primaria y Secundaria, y cuidar y acompañar los procesos de inserción profesional de los alumnos a través de la bolas de empleo en los centros".
En las conclusiones del Congreso, la FERE pide asimismo "fórmulas que favorezcan la estabilidad del profesorado, reconociendo sus competencias profesionales y pedagógicas más allá de simples titulaciones oficiales, y que favorezcan también criterios de flexibilidad, autonomía y excelencia de los centros y de los itinerarios formativos". Y propone el establecimiento de acuerdos estructurales escuela-empresa, "que incluyan acciones específicas de transferencia tecnológica entre ambas, y la realización de prácticas de formación continua del profesorado en las empresas".
Por último, afirma que "hay que conseguir la puesta en marcha eficaz y no sólo administrativa, del Instituto Nacional de Cualificaciones, y dar pasos hacia la creación de un Consejo Estatal de Centros de FP. Y cree que hay que revisar los ciclos, estimular experiencias de innovación, y potenciar programas de garantía social y otros proyectos dirigidos a colectivos más perjudicados.

arriba