España es una colonia tecnológica,
según Fernando Aldana

Madrid. "Es necesario invertir en tecnología, como lo demuestran los datos de 1997, que señalan que frente al gasto de 157.221 millones de pesetas en tecnología sólo hubo unos ingresos de 23.683 millones", declaró el director de la Oficina de Ciencia y Tecnología, Fernando Aldana. "Esto significa", añadió Aldana, "que somos una colonia en cuanto a tecnología, y que al adquirirla en el exterior no siempre es la más puntera y nos sale más cara"
El director de la Oficina de Ciencia y Tecnología explicó también que la Administración General del Estado destinará 514.510 millones de pesetas de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para la ejecución del Programa de Trabajo 2000, que se incluye dentro del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica (PN), para el periodo 2000-2003. Sin embargo, añadió que, a pesar del más de medio billón de pesetas que nuestro país invertirá en investigación, "al comparar esos datos con el resto de los países de la Unión Europea, tan sólo Portugal y Grecia se sitúan por debajo de España en el gasto de I + D (Investigación + Desarrollo) como porcentaje del PIB (Producto Interior Bruto).
Fernando Aldana pronunció estas palabras en el transcurso de un acto que se celebró en la Universidad San Pablo CEU, en Madrid, y en el que presentó las líneas principales del PN

 
 

Más de 3.000 científicos tomaron
el pulso a la ciencia

Washington. Más de 3.000 personas asistieron a la reunión anual de la AAAS, la Asociación Americana para el Avance de las Ciencias, celebrada recientemente en Washington. Aunque en un principio sólo podían ser miembros de ella los estadounidenses, hoy la AAAS está abierta a ciudadanos de otros países.
El lema de la reunión de este año ha sido "La ciencia en un milenio incierto". Junto a los científicos, estuvieron presentes también altos cargos de la administración de Washington, como un reflejo de lo que se valora la política científica y el decidir la proporción de los presupuestos que debe destinarse a investigación.
Los grandes temas actuales de la ciencia, tanto básica como aplicada, estuvieron presentes a lo largo de las reuniones. Así, cual puede ser el futuro de la ciencia y qué queda por descubrir fueron algunas de las preguntas planteadas. Y una vez más, mientras que para algunos en disciplinas fundamentales como la física quedaría poco por descubrir, para otros lo mejor está aún por venir. Igualmente, se hizo balance de lo que ya se sabe, para ver que decisiones se pueden tomar ahora con los conocimientos de que se dispone en estos momentos.
Por último, también destacó el interés de los científicos por debatir los problemas que interesan a la opinión pública, como la posibilidad de poner la genética al servicio del poder, la inseguridad de las redes de comunicación informáticas, o el cyberterrorismo, y la posibilidad de que las nuevas técnicas de cultivo produzcan alimentos suficientes para todo el mundo en el nuevo siglo

 
 

El Endeavour terminó de cartografiar
la Tierra en 3D

Cabo Cañaveral (EEUU). El transbordador espacial Endeavour regresó este 22 de febrero a su base de Cabo Cañaveral, en EEUU, después de haber cumplido, a pesar de los fallos que se presentaron, con lo más importante de su misión de alzar el mapa tridimensional de la superficie emergente de la Tierra. Mares y océanos quedaban excluidos.
Hasta ahora sólo se había cartografiado con esta calidad entre el 2% y el 3% de la Tierra. Los expertos estiman que la precisión conseguida con la técnica empleada supera en un 30% a la lograda con los sistemas existentes hasta ahora.
Entre el 11 y el 22 de febrero los astronautas del Endeavour barrieron con los radares del transbordador 119 millones de kilómetros cuadrados de los cinco continentes.
Los datos se conservan ahora grabados en 326 casetes digitales. Los nuevos mapas que se obtengan de ellas tendrán como principal destinatario al Departamento de Defensa y, por extensión, al ejército de los EEUU, dada su colaboración con la NASA en la misión.
Una versión distinta de estos mapas, con menor resolución y calidad, estará a disposición del público.

 

arriba