Rectores y sindicatos reclaman
de forma conjunta la modificación
urgente de la LRU
La implantación de un marco estatal estable
de financiación del sistema universitario es contemplada como una necesidad ineludible
La modificación urgente, amplia y profunda y desde el consenso, de la Ley de Reforma Universitaria, y la implantación de un marco estatal estable de financiación del sistema universitario español constituyen las
reclamaciones más importantes que representantes de los rectores y los sindicatos docentes han formulado en un COMUNICADO CONJUNTO emitido la pasada semana. El gasto por alumno universitario en España es de los más bajos de toda
la UE, únicamente por encima de Grecia. (Foto:
Rafael Martínez)

Madrid.
Representantes de los sindicatos docentes CSI-CSIF, FETE-UGT y Federación de Enseñanza de CC.OO y el presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Saturnino de la Plaza, mantuvieron el pasado día 16, en Madrid, una reunión de trabajo con objeto de analizar la problemática del sistema universitario español.

En la reunión, representantes sindicales y de los rectores elaboraron, por vez primera, un comunicado conjunto en el que se reclama la necesidad de una modificación urgente, amplia y profunda, de la Ley de Reforma Universitaria (LRU), que debe ir acompañada de "un marco estatal estable de financiación del sistema universitario español".

Asimismo, en el comunicado se valora positivamente el recientemente aprobado Plan de Mejora, Promoción y Estabilidad del Profesorado Universitario, que "aunque no resuelve todos los problemas, permitirá aliviar algunos de los más urgentes", y tanto sindicatos como rectores se comprometen a realizar un seguimiento de la aplicación y desarrollo de este Plan para que éste alcance los objetivos para los que ha sido concebido.

"Preocupaciones antiguas"

Fernando Lezcano, secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO., tras resaltar que el comunicado recoge, de forma unánime, "preocupaciones antiguas" de la Universidad española, señaló que, "a partir del 12 de marzo (fecha de las elecciones generales), más allá de los que contemplen los programas electorales, habrá una clara presión social para que no se eludan más las responsabilidades que se deben acometer en política universitaria".

Por su parte, Teresa Muñoz, representante de FETE-UGT, apuntó al respecto que "gobierne quien gobierne, debe darse un trato prioritario en la próxima legislatura a la reforma de la LRU".

Rectores y sindicatos coinciden asimismo en que el informe "Universidad 2000", que actualmente elabora un equipo de trabajo dirigido por el profesor Bricall y que será hecho público a finales de marzo, permitirá disponer de una referencia de gran valor para el debate social de la problemática y el futuro del sistema universitario español.

El presidente de la CRUE y rector de la Universidad Politécnica de Madrid, Saturnino de la Plaza, resaltó la necesidad de alcanzar un acuerdo consensuado para la implantación de un marco estatal estable de financiación del sistema universitario español.

Según expuso el presidente de la CRUE, y de acuerdo con los últimos datos estadísticos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), correspondientes a 1996, el gasto por alumno en España es de 4.394 dólares, superior únicamente al destinado en Grecia entre todos los países de la Unión Europea.

El gasto medio por alumno en la Unión Europea se sitúa en 7.200 dólares, y la media de ese gasto entre los países de la OCDE alcanza los 8.100 dólares.

Texto del comunicado conjunto

Representantes de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) y de los sindicatos CC.OO., FETE-UGT y CSI-CSIF han analizado diversas cuestiones relevantes para el buen funcionamiento del sistema universitario español y alcanzado las siguientes conclusiones:

1. Valorar la contribución del Plan de Mejora, Promoción y Estabilidad del Profesorado Universitario, que, pese a no resolver todos los problemas (carrera docente y sistema retributivo) permitirá aliviar algunos de los más urgentes. Las partes manifiestan su compromiso de establecer un marco permanente de colaboración para el seguimiento de la aplicación y desarrollo de las disposiciones previstas por el Plan, de forma que se alcancen los objetivos para los que fue concebido, así como su voluntad de que este compromiso se extienda al conjunto de las universidades públicas españolas.

2. Reiterar la necesidad de abordar de forma urgente y desde el consenso una modificación amplia y profunda de la Ley de Reforma Universitaria (LRU), imprescindible para continuar avanzando en la modernización de las universidades y en la mejora de la calidad de la educación superior y de la investigación científica. El informe "Universidad 2000", cuyo patronato cuenta con una amplia participación de la sociedad, permitirá disponer de una referencia de gran valor a la hora de abordar las reformas.

3. Denunciar la insuficiente financiación del sistema universitario español que tiene como reflejo más significativo el penúltimo menor gasto por estudiante de la Unión Europea. Esta insuficiencia financiera se extiende al sistema de Ciencia y Tecnología, clave para el progreso económico y social en la sociedad del conocimiento. En este sentido, la necesaria reforma de la LRU debe ir acompañada de un marco estatal estable que garantice los recursos mínimos imprescindibles para un servicio público de la educación superior de calidad y al alcance de todos.

 

arriba