Los rectores proponen el diseño y establecimiento de una Prueba Nacional de Selectividad
El presidente de la CRUE, Saturnino de la Plaza, requiere la elaboración de un marco de financiación estable para la Universidad española
El diseño de una Prueba Nacional de Selectividad, la idoneidad de la implantación del Distrito Abierto Universitario, la insuficiencia económica de los fondos destinados al Plan de Promoción y Estabilidad del Profesorado, el incremento de las becas y ayudas al estudio, la necesidad de acometer la reforma en profundidad de la LRU y la elaboración de un marco de financiación estable para la Universidad española fueron los aspectos más destacados en la reunión del presidente de la CRUE, Saturnino de la Plaza, con los medios de comunicación.
Saturnino de la Plaza, presidente de la CRUE y rector de la Universidad Politécnica de Madrid. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
El presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) y rector de la Universidad Politécnica de Madrid, Saturnino de la Plaza, expresó el pasado día 3, en el transcurso de una reunión con los medios de comunicación, la "valoración muy positiva" que para los rectores de las universidades españolas merece el establecimiento del Distrito Abierto Universitario (Distrito Unico), cuya creación se aprobó por real decreto recientemente, y precisó al respecto que "creemos que las ventajas que ello va a suponer son indiscutibles en cuanto a la movilidad de los estudiantes, a la igualdad de oportunidades, y en cuanto significa y conlleva la apertura de los distritos universitarios". Saturnino de la Plaza advirtió sobre las dificultades que pueden surgir en la puesta en marcha y desarrollo del Distrito Abierto Universitario, y señaló que "para que esta movilidad no sea discriminatoria será imprescindible la adopción de una serie de medidas complementarias, y entre ellas, fundamentalmente, la provisión de fondos públicos destinados a becas y ayudas de movilidad".
Tras incidir en la necesidad de reforzar las becas y ayudas al estudio y a la movilidad, "hoy escasas e insuficientes, y en situación de desventaja respecto a las ayudas al estudio que destinan los países de la Unión Europea", Saturnino de la Plaza significó que "la limitación de los estudiantes para estudiar en una universidad distinta a la de su lugar de residencia debe ser exclusivamente académica, y no económica", y propuso la puesta en marcha y desarrollo de una política de préstamos a nulo interés destinados a los universitarios, "medida de buenos y comprobados resultados en algunos países"

Prueba Nacional
En relación con la implantación del Distrito Abierto Universitario, y con objeto de facilitar la movilidad estudiantil y de garantizar que cualquier estudiante pueda cursar los estudios de su preferencia en la universidad de su elección, los rectores, según señaló el presidente de la CRUE, son partidarios del diseño y establecimiento de una Prueba Nacional de Selectividad, igual por tanto para todas la Comunidades Autónomas.
En relación con las Pruebas de Acceso a la Universidad (selectividad), recientemente reformadas, Saturnino de la Plaza afirmó que, como expresaron en su momento, "los rectores no están satisfechos con algunos de los puntos de la reforma aprobada", y apuntó entre ellos a que el expediente académico tenga mayor peso que la calificación de las pruebas y a "la marginación de las universidades" que supone la creación de comisiones organizadoras de las pruebas en las Comunidades Autónomas.
Respecto a los dos reales decretos recientemente aprobados para implantar y desarrollar el Plan de Promoción y Estabilidad del Profesorado Universitario, el presidente de la CRUE precisó que la medida es acertada pero "insuficiente", y que "no resolverá el problema del profesorado universitario en España". Saturnino de la Plaza aseguró que, en una primera valoración del nuevo Plan de Promoción y Estabilidad, la cantidad prevista para su desarrollo, 28.700 millones de pesetas en tres años, según los cálculos de los rectores, "cubrirán sólo la estabilidad laboral de una parte de los profesores en precario, y además no dará la oportunidad al cien por cien de los profesores de promocionar a funcionarios".
El presidente de la CRUE describió como asuntos de urgente e inmediata acometida la modificación en profundidad de la Ley de Reforma Universitaria (LRU); la elaboración de un marco de financiación estable, que debería traducirse en una Ley de Financiación de las Universidades; el incremento de las becas y ayudas al estudio y a la movilidad, y la promoción y reforzamiento de la presencia de las universidades en los planes de I+D+I (Investigación, Desarrollo e Innovación Tecnológica).

Informe "Universidad 2000"
En cuanto a la valoración que la CRUE hace de la presente legislatura, Saturnino de la Plaza señaló que "ha sido positiva pero insuficiente", ya que las medias adoptadas han sido "escasas" y no se ha resuelto "el verdadero problema de la Universidad española, que no es otro que la reforma en profundidad de la LRU". En este sentido, Saturnino de la Plaza aludió al informe "Universidad 2000" que, a petición de la CRUE y auspiciada por los rectores españoles, está actualmente elaborando un grupo de trabajo dirigido por el profesor Bricall, "que podrá ser un elemento válido para iniciar el necesario debate social sobre la Universidad que quiere la sociedad española y para abrir el proceso de reflexión y debate sobre la reforma de la LRU". El presidente de la CRUE anunció que el informe no será presentado y hecho público hasta pasadas las elecciones, "previsiblemente a finales del mes de marzo".

arriba