Informe del Consejo
Escolar del Estado sobre
el sistema educativo
El documento, referido al curso 97-98, incluye
un estudio comparativo de la enseñanza
en países comunitarios
El Consejo Escolar del Estado incluye como novedad, en
su último informe, un estudio comparativo de los sistemas
educativos de la U.E. La reforma de las Humanidades
y la equiparación retributiva del profesorado son algunas
de las propuestas de este organismo.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
El Consejo Escolar del Estado ha dado a conocer el informe sobre el estado y situación del sistema educativo, correspondiente al curso 1997-98. En los distintos apartados se analizan los niveles, etapas, ciclos y modalidades de la enseñanza no universitaria, así como la participación de los sectores de la comunidad educativa. La cooperación política y administrativa, la compensación de las desigualdades y aspectos relevantes de los centros, además del alumnado, el profesorado y la financiación tienen cabida en este informe.

Paralelamente a ello, el presente documento incluye nuevos epígrafes sobre temas de actualidad como la enseñanza de las Humanidades, la transversalidad, la diversificación curricular y un estudio comparativo sobre el sistema educativo de los países miembros de la Unión Europea.

Reforma de las Humanidades

En referencia a la enseñanza de las Humanidades, el Consejo Escolar del Estado insta al MEC y a las administraciones educativas que apliquen las conclusiones del grupo de trabajo, que constituyó Esperanza Aguirre bajo la dirección de Juan Antonio Ortega y Díaz-Ambrona. Este grupo de trabajo analizó las distintas materias con el fin de que la enseñanza de las Humanidades alcanzara el máximo índice de calidad.

La primera de las recomendaciones apostaba por reforzar su estudio, dada su importancia para la formación integral de los alumnos y definía como objetivos el dominio de la lengua escrita y oral y el conocimiento de la literatura como manifestación histórica y expresión de la capacidad creativa humana. Este grupo de trabajo se decantaba por ampliar el tiempo de lectura de los jóvenes y su formación como usuarios de bibliotecas y centros de documentación.

En cuanto a la enseñanza de la historia, estos expertos se mostraban partidarios de sobrepasar la perspectiva local para abrirse a una visión más universal y en geografía se recomendaba dar a conocer la realidad plural de España. Para este grupo de trabajo es recomendable el acercamiento de los estudiantes a la cultura clásica y valoraban especialmente la presencia del latín y el griego.

Calidad de la enseñanza

Por su parte, el Consejo Escolar del Estado constata que en la calidad de la enseñanza inciden la cualificación y formación del profesorado, la programación docente, los recursos educativos y la función directiva, la innovación e investigación, la orientación educativa y profesional, la inspección, la evaluación y la compensación de desigualdades. No obstante, reconoce que resulta una tarea complicada lograr un consenso sobre la definición de la calidad de la enseñanza. Tras alcanzar la universalización y la gratuidad de la enseñanza obligatoria, el Consejo Escolar subraya que la primera condición de calidad del sistema escolar es la democratización.

Para este órgano de consulta, los temas transversales y la educación en valores pueden promover un cambio favorable en hábitos y actitudes del alumnado, para mejorar la convivencia en el entorno escolar. No obstante, considera que dada la gran cantidad de áreas y materias que engloban la transversalidad, faltan recursos y asesoramiento para que el profesorado pueda trabajar en esta línea.

Atención a la diversidad

El Consejo Escolar del Estado es consciente del debate que existe sobre la relación entre comprensividad y diversificación y puntualiza que la definición de un sistema educativo como comprensivo no conllevaría una oposición a diversificación; por el contrario, la diversificación y la atención a la diversidad de los alumnos son componentes esenciales del carácter comprensivo.

Asimismo, de este informe se desprende la preocupación del Consejo por la aparición de supuestos planteamientos de diversificación curricular que, en realidad, encierran una redualización del sistema educativo. Algunos de los itinerarios propuestos en comunidades autónomas parecen convertirse en meros aparcamientos de alumnos, con menor valor pedagógico. Por ello, este órgano de representación se muestra partidario de la necesidad de la diversificación en el aula e incluso en el centro. Igualmente, expone su preocupación ante una diversificación entre centros y ante la diversificación territorial entre comunidades autónomas.

Sistemas de la U.E.

Este documento presenta como novedad un estudio comparativo de los diferentes sistemas educativos europeos. Del mismo se desprende que en la mayoría de los países de la U.E., la educación obligatoria empieza a los 6 años y finaliza alrededor de los 16. Con las excepciones de Luxemburgo, que se inicia a los 4, de Holanda y Reino Unido a los 5, de Grecia a los 5 y medio y de Dinamarca que se retrasa a los 7 años.

En general, la educación obligatoria comprende de los 9 a los 11 años, aunque en Italia tiene sólo 8 años de duración; mientras que en Bélgica, Alemania y Holanda se prolonga por un tiempo superior, si contamos los años de escolarización a tiempo parcial.

La estructura del sistema educativo de la mayoría de los países comunitarios se caracteriza por diferenciar tres etapas en el período de los 2 a los 18 años: preescolar, primaria y secundaria.

Los objetivos en la educación secundaria son compartidos en su mayor parte por los países de la U.E. y se concretan en una formación básica y común en la etapa inicial, seguida de una fase de diversificación que reconoce los distintos intereses y aptitudes de los alumnos.

Heterogeneidad en secundaria

Sin embargo, existen variadas estructuras en la educación secundaria, tanto en lo que se refiere a las edades en que se cursa esta etapa, como los tipos de centros, requisitos de acceso y estructuración interna. El informe del Consejo Escolar revela que esta heterogeneidad europea no parece que vaya a desaparecer con rapidez, ya que las reformas educativas son caras, lentas y a menudo discutidas. Sólo España y Portugal se han embarcado en grandes reformas de su educación secundaria desde la década de los 80.

Asimismo, no hay un acuerdo en cuanto a la extensión de la escolarización obligatoria, ni en los certificados o títulos obtenidos por los estudiantes. Si el final de la educación obligatoria puede variar entre los 14 y los 18 años, también las titulaciones de los alumnos con validez nacional se otorgan en algunos casos a los 14 años, mientras que en otros, como Holanda, la primera titulación se concede a los 18 años.

Cuestiones como las condiciones de acceso, la orientación educativa y los niveles de escolarización inciden en los objetivos. La selección de los alumnos es uno de los temas más complejos y en algunos casos, como Alemania y Holanda, se introducen programas comunes para los distintos tipos de escuelas en los años iniciales; otra posibilidad es la escolarización por criterios geográficos, que trata de asegurar una igualdad de oportunidades.

Elección de centro

Este informe revela que en muchos países la participación de los padres en la elección del centro está ganando peso, no solo como mecanismo para defender los derechos de los alumnos, sino como vía para promover la mejora en la actuación de los centros.

Según el documento del Consejo Escolar del Estado, en la U.E. coexisten dos visiones distintas de la orientación educativa y en la mayoría de los países se enfatiza el papel de los profesores y consejeros con la ayuda de equipos de psicólogos que asesoran a los alumnos. La otra visión valora especialmente la experiencia en el mercado laboral, como es el caso de Alemania, donde una introducción al mundo laboral a través de la formación en el centro de trabajo, ha sido obligatoria para los alumnos de secundaria durante bastante tiempo.

Por otra parte, el número de estudiantes que cursa educación general o profesional varía considerablemente entre los países, pero no puede hablarse de una brusca separación entre los contenidos de ambas modalidades, como el caso sueco en el que se ha eliminado la distinción entre los mismos. Al parecer, la demanda del mercado laboral parece orientarse hacia trabajadores que aúnan formación profesional y educación general.

El Consejo Escolar del Estado se reitera en demandar a las administraciones educativas que refuercen el papel de los centros escolares en la asignación de alumnos que realicen las prácticas en alternancia o la formación en centros de trabajo. Asimismo, considera imprescindible que estas administraciones supervisen el cumplimiento estricto de la finalidad de estas prácticas, evitando posibles fraudes.

Equiparación salarial

Otro de los capítulos de este informe aborda el sistema retributivo del profesorado y el Consejo Escolar reclama al MEC y a las administraciones educativas que impulsen actuaciones de coordinación para superar la actual situación de diferencias salariales y establezcan una equiparación retributiva, al alza, entre los docentes del mismo nivel de enseñanza. En este sentido, apuesta por avanzar hacia la homologación salarial del profesorado de centros concertados con el de los públicos.

Por último, el Consejo Escolar del Estado constata que existe un amplio movimiento, no sólo entre docentes de la enseñanza no universitaria, sino dentro de la Universidad, que aboga por la transformación de la carrera de Magisterio de la actual diplomatura en licenciatura, máxime cuando existen numerosas licenciaturas de cuatro años de duración.

 

arriba