El pago de la deuda externa, la escasez de inversiones, infraestucturas y equipamientos y la baja formación del profesorado en los países pobres impiden la erradicación del analfabetismo.
 

"La educación
es vida"

"Elimu, educación es vida", es una campaña de sensibilización que va a desarrollar Ayuda en Acción en los próximos cinco
años, para erradicar el analfabetismo y mejorar la calidad de la educación básica en los países más desfavorecidos. Por ello pide a los estados desarrollados, entre ellos España, que cumplan los compromisos adquiridos, destinen a cooperación el 0,7% de su PNB, y condonen la deuda externa de las naciones más pobres, dedicando esos recursos a educación y salud.

La ONG Ayuda en Acción promueve una campaña de solidaridad para contribuir
a la erradicación del analfabe- tismo en los países en vías de desarrollo

Madrid. G. ARIANES
Ayuda en Acción es una Organización No Gubernamental (ONG) de Desarrollo constituida en nuestro país en 1981, que se define como "independiente, apartidista y aconfesional". Su principal objetivo es "apoyar el desarrollo de las comunidades más desfavorecidas de los países en vías de desarrollo, mejorando las condiciones de vida de los niños, las familias y las propias comunidades". Para ello promueve programas integrales en áreas de producción agrícola y ganadera, comercialización, educación, salud y organización comunitaria. Y colabora estrechamente con ONGs análogas de Francia, Grecia, Irlanda, Italia y el Reino Unido.

Desde principios de este curso, Ayuda en Acción desarrolla la campaña internacional "Elimu, educación es vida", con el fin de "contribuir a la mejora de la calidad de la enseñanza, la universalización de la educación básica, y la erradicación del analfabetismo, apoyando las iniciativas y la participación de las poblaciones de los países empobrecidos". Elimu es una palabra swahili que significa educación, aprendizaje, conocimiento... Y es también el nombre de esta campaña, que nace "como respuesta a una promesa incumplida" de la Conferencia Mundial sobre Educación para Todos celebrada en 1990 en Jomtién (Tailandia), que delimitó las medidas para garantizar la universalización de la educación como derecho fundamental en el año 2000, objetivo que la Conferencia celebrada cinco años más tarde en Copenhague aplazó hasta el 2015.

Enseñanza para todos

Por ello, Ayuda en Acción intenta que no haya un nuevo aplazamiento "y que en el año 2015 la universalización de la educación básica para todos sea una realidad". Y va a desarrollar esta campaña de sensibilización en España durante los próximos cinco años, "para recabar el apoyo de hombres y mujeres, de organizaciones y entidades, en torno al objetivo común de hacer de la educación una realidad al alcance de todos".

La coordinadora de esta iniciativa en nuestro país, Esther Pino, ha justificado la necesidad de dicha campaña con datos aportados por la UNESCO, quien afirma que hay actualmente 885 millones de personas adultas analfabetas en el mundo, de las que el 63,8% son mujeres, y uno de cada dos adultos en los países pobres no sabe leer ni escribir. Además, 130 millones de niños y niñas no han ido nunca a la escuela, y otros 150 millones la abandonan antes de acabar el ciclo elemental.

Las causas de esta situación son muy variadas, según los responsables de Ayuda en Acción. Por ejemplo, "el pago de la deuda externa repercute negativamente en el gasto social de los países del Tercer Mundo, la inversión en educación por parte de los gobiernos del Sur es insuficiente, la participación de sus comunidades en la gestión de los sistemas de enseñanza es escasa, y los programas educativos no se adaptan a sus necesidades". A todo ello se suma "la baja formación del profesorado, y la escasez de infraestructuras y de equipamientos".

Prioridades

Mientras tanto "la enseñanza básica para todos no es hoy una de las prioridades mundiales", según Esther Pino. "Prueba de ello es que, según los datos del Informe sobre Desarrollo Humano de 1998, el gasto militar en el mundo es actualmente de 780.000 millones de dólares, el gasto de cigarrillos y de helados en Europa es de 50.000 y 11.000 millones de dólares respectivamente, y el de cosméticos en Estados Unidos es de 8.000 millones, mientras que en enseñanza básica en el mundo la inversión es sólo de 6.000 millones de dólares".

Y según un estudio elaborado por Ayuda en Acción, "España sólo aportó en 1998 un 0,25% de su Producto Nacional Bruto (PNB) para Ayuda Oficial al Desarrollo, cifra muy alejada del objetivo del 0,7% establecido por Naciones Unidas". El mismo informe indica que "este porcentaje es superior a la media del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la OCDE, que supone un 0,23%, pero España es el cuarto país del CAD que porcentualmente dedica menos a cooperación. Y está muy por debajo de las contribuciones de los países de la Unión Europea, cuya media en 1998 llegó al 0,34%, casi diez puntos por encima de la aportación española. Además, la actitud del Gobierno no parece estar dirigida a corregir esta situación pues, según sus propias expectativas, la cooperación española para el año 2002 seguirá estando por debajo de lo esperado, situándose en el 0,30% del PNB".

Cumplir los compromisos

Por todo ello, Ayuda en Acción va a realizar una intensa campaña de sensibilización durante los próximos cinco años para "implicar a las poblaciones más empobrecidas, establecer alianzas con otras organizaciones destinadas a la educación, apoyar a la sociedad civil, concienciar a la opinión pública, y exigir a los gobiernos que cumplan los compromisos adquiridos". En nuestro país ya ha organizado la sexta edición del "Día de la Solidaridad", con un amplio programa de actividades lúdicas y reivindicativas. Y ha convocado un concurso de relatos para estudiantes de bachillerato y segundo grado de FP, sobre el tema "La Educación para Todos, un Derecho Universal"; y un concurso de murales para alumnos de Primaria y Secundaria, con el lema "Educación esa vida, Educación es futuro".

Con todo ello, pretende sensibilizar al Gobierno y a la sociedad española para que nuestro país incremente la ayuda oficial al desarrollo hasta alcanzar el 0,7% del PNB y destine, al menos, el 20% a servicios sociales básicos. Y concienciar a los estados desarrollados para que den prioridad a los proyectos de educación básica que se dirijan a la población con renta más baja en los países más pobres, "llegando a acuerdos con ellos para condonar su deuda externa a cambio de dedicar esos recursos liberados a educación y salud". Más información sobre la campaña y otras actividades de esta ONG en la página web: www.ayudaenaccion.org

 

arriba