Castilla-La Mancha asume las competencias educativas

La Junta gestionará directamente
mil centros docentes, en los que trabajan 22.000 profesores
y estudian 318.000 alumnos

El gobierno castellano-manchego se hará cargo el 1 de enero de mil centros docentes, 22.000 profesores y 318.000 alumnos, según el acuerdo suscrito por la Junta con la administración central para el traspaso de competencias educativas a esta comunidad autónoma. El coste de dicho traspaso rondará los 127.000 millones de pesetas.

Madrid.- G.A.
El ministro de Administraciones Públicas, Ángel Acebes, y el vicepresidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José María Barreda, han firmado el traspaso a esta comunidad autónoma de las competencias en materia de educación no universitaria, que será efectivo el próximo 1 de enero. Su coste inicial es de 116.609,5 millones en pesetas de 1.999, que se convertirán en 127.000 millones en el momento de concretarse el traspaso, a lo que habrá que añadir otros 6.000 millones en concepto de inversión, y la transferencia de 23.427 puestos de trabajo. La Junta se hace cargo también de los 493 puestos correspondientes a los profesores de Religión de Educación Infantil y Primaria, cuyo coste asciende a algo más de 455 millones de pesetas para lo que queda de año.
Con este acuerdo, el ejecutivo castellano-manchego gestionará directamente desde principios del próximo año mil centros de Educación Infantil y Primaria, Educación Especial, Secundaria, Formación Profesional, Bachillerato, Educación a Distancia, Conservatorios, y Escuelas Oficiales de Idiomas y de Arte. En ellos trabajan casi 22.000 profesores que atienden a unos 318.000 alumnos. También se hace cargo de un centro de información de la mujer en Toledo, y previamente había asumido plenas competencias sobre la Formación Profesional ocupacional.

Garantías
Angel Acebes ha destacado la trascendencia de este acuerdo, y ha alabado "el trabajo riguroso" de los representantes de las administraciones central y autonómica que, a su juicio, ha permitido concluir una transferencia "compleja y difícil" con la mejores garantías para ofrecer una educación de calidad desde esta comunidad. Cerrada esta transferencia, la única comunidad que falta por asumir plenamente la educación no universitaria es Asturias. El ministro cree que la negociación con los responsables del Principado, pendiente todavía de la ponencia técnica, "avanza de manera firme".
Por su parte, José María Barreda ha calificado este traspaso de "histórico", y ha afirmado que los dirigentes autonómicos son conscientes de la responsabilidad que asumen, y consideran a la educación "no como una prioridad, sino como la prioridad". Según su vicepresidente, la Junta de Castilla-La Mancha tiene previsto aumentar la plantilla actual de profesores e incrementar su salario en 25.000 pesetas durante los próximos tres años. También ha prometido homologar el salario del personal no docente, elevar los gastos de funcionamiento de los centros, y poner en marcha un sistema de ayudas para la adquisición de libros de texto.

arriba