Estudiantes españoles realizarán un experimento en la Estación Espacial Internacional
La ESA les han concedidos el primer premio en un concurso convocado dentro de la UE


Premiados en un concurso que se ha desarrollado en toda la UE, los cuatro alumnos de último curso de areonáuticos pasarán tres meses en el ESTEC, el centro de la ESA en Holanda.
(Foto: Magali Berenguer)

Cuatro alumnos españoles de aeronaúticos han ganado el primer premio de la ESA, cuyo objetivo es que los estudiantes de la Unión Europea puedan experimentar en la primera etapa de funcionamiento de la futura estación espacial internacional (ISS). Con su primer premio, el experimento de los españoles será el único que se llevará a cabo en el espacio.

Madrid. ALFONSO PEZUELA.
Un experimento diseñado por cuatro estudiantes españoles viajará a la futura estación espacial internacional, la Internacional Spacial Station (ISS). El proyecto de experimento ha ganado el primer premio en el concurso internacional de ideas convocado por la Agencia Europea del Espacio (ESA).
Este certamen ha sido bautizado con el nombre de Success (Exito)y tiene como objetivo el que alumnos de la Unión Europea puedan realizar experimentos a bordo de la ISS durante la primera etapa de funcionamiento esta.
Los cuatro estudiantes son José María López Urdiales, Fernando Mancebo Ordóñez, Daniel Meyzoso Latova y Pablo Valls Moldenhauer, todos ellos alumnos de quinto y último curso en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos (ETSIA), de la Universidad Politécnica de Madrid. Su experimento será el único, de todos los presentados al concurso, que se llevará a cabo en la ISS. Y ha sido bautizado como OLE, siglas que corresponden a Orbital Liquid Experiment.

Mecánica de fuídos
"Este experimento consiste en una especie de laboratorio de mecánica de fluídos muy compacto, como del tamaño de un cajón", explican sus autores, cuando se les pide que lo describan con un lenguaje sencillo. "En él se pueden experimentar muchos fenómenos de mecánica de fluídos, muy interesantes, y ver cual es su dependencia de la gravedad. En concreto, queremos estudiar los impactos de gotas contra una superficie líquida plana. Son fenómenos en los que, aparte de resultar muy bonitos, se puede producir gotas de tamaños muy inusuales, mucho más grandes que las que se dan en las condiciones de gravedad normales en la Tierra".
Aparte de su valor teórico, el estudio del impacto de gotas sobre superficies líquidas planas tiene gran interés desde un punto de vista práctico, dadas posibles aplicaciones. En muchos procesos industriales y en la fabricación de productos de consumo se utilizan gotas de líquidos. Y en el espacio se puede entender mejor como se mueven o cuales con los procesos por los que se rige su dinámica.
Entre estos procesos industriales están los de pulverización de líquidos, como los inyectores de los motores diesel, y cualquier sistema de producción en el que intervengan gotas; soldadura, pulverización, pintura con espray, fundición, etcétera.

Ingeniosamente sencillo
La concesión del premio les fue comunicada durante un acto celebrado en el quincuagésimo Congreso de la Federación Astronaútica Internacional, que tuvo lugar en Amsterdam. Los españoles fueron invitados junto con los otros 14 -estudiantes o grupos de estudiantes- que habían quedado finalistas con ellos.
El jurado que concedió los premios subrayó, entre otras cosas, el carácter "ingeniosamente sencillo" del experimento También destacó su doble carácter, científico y técnico.
Ahora, el premio implica que el experimento se lleve a cabo en los primeros tiempos de funcionamiento de la ISS, la futura estación espacial internacional que debe sustituir a la MIR, construída por la antigua Unión Soviética. La MIR hace ya muchos años que superó el tiempo de vida operativa para el que fue concebida y hoy no sólo se encuentra totalmente obsoleta, sino sujeta a contínuas averías.

Vuelos parabólicos
También como parte del premio, la ESA les ha becado para que puedan llevar a cabo, cuando hayan terminado los estudios, una estancia de tres meses en su centro técnico, ESTEC, con sede en Holanda.
Durante este periodo, comenzarán sus instalaciones y trabajarán para completar el diseño del experimento. Luego harán unas pruebas previas en el Airbus 300 que la ESA tiene para lograr, en vuelos parabólicos, condiciones de microgravedad. La diferencia es que en estos vuelos la microgravedad apenas se mantiene unos segundos, mientras que en una estación espacial es permanente.

arriba