El paseo en poni y el trayecto en bicicleta suscitaron el entusiasmo de los escolares
Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase. Los textos, de una extensión máxima de tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.
Vamos de excursión
El conocimiento del
medio y de la flora autóctona centran esta actividad de
la escuela rural de Tierrantona, en Huesca
Familiarizar a los escolares de Educación Primaria con el entorno cercano y sus características
físicas y geológicas es uno de los objetivos de la excursión realizada por un grupo de alumnos de escuela rural de Tierrantona, en Huesca. La iniciativa también pretendía darles a conocer las especies de la flora autóctona, así como
un pequeño mini-zoo con todo tipo de animales.

La Escuela de Tierrantona está situada en el Centro del Municipio de La Fueva, perteneciente a la Comarca de Sobrarbe (Huesca). Esta zona ocupa parte de la depresión pirinaica entre las Sierras Interiores del Macizo del Cotiella y Sierra Ferrera , y las Sierras exteriores de Olsón y

Oliña y entre las riberas de ríos Cinca y Ésera. El Humo del Muro es una aldea situada a unos 5 Kms. de la Escuela de Tierrantona. Pertenece al municipio de la Fueva y cuenta con cinco casas, una de ellas de Turismo Rural y otra, la que visitamos, es una Casa-Fuerte transformada en restaurante, "Las Bodegas de Clavería". Este restaurante, además de la gastronomía altoaragonesa y comida casera, tiene un enorme atractivo por su enclave, por su mini-zoo, los paseos en poni, los animales sueltos y por la proximidad a la desembocadura del río Usía, que forma un interesante "congosto" o cañón.
En la experiencia que aquí recogemos han participado trece niños y niñas procedentes de unas 11 localidades diferentes del Municipio de La Fueva y que cursan 4, 5 y 6 de Educación Primaria en el CEIP de Tierrantona.

El desplazamiento de los alumnos se realizó en bicicleta, para lo cual, esa mañana, todos ellos debieron acudir a la escuela con su propia bici, o bien, los padres y/o los transportes escolares se las trajeron en los maleteros de sus coches.

La temporalización de la citada experiencia se divide del siguiente modo: investigación sobre lo que íbamos a ver y encontrarnos y elaborar cuestionarios, dos horas; desarrollo, una mañana (de 9:30 a 14).; recopilación de datos y puesta en común en clase, una hora; y trabajo de estudio y elaboración de materiales, tres horas.

Estudio del entorno
Los objetivos planteados perseguían, entre otros aspectos, familiarizar a los escolares con el entorno físico y geográfico del Valle de La Fueva, del Río Usía en su desembocadura, además de abordar temas como la erosión fluvial, o los plegamientos geológicos. El conocimiento y estudio de especies autóctonas y otras exóticas, formaban también parte de la actividad, con la que se pretendía preparar a los alumnos para el disfrute del ocio, con un paseo en poney, y acostumbrarles a circular en bicicleta en grupo, guardando su derecha, respetando las diferencias de forma física, edad, grado de desarrollo,.. esperando a los rezagados y ayudándoles si fuera necesario.

El desarrollo de la actividad contempló varias fases. En la primera de ellas llegué a unos primeros acuerdos con los alumnos y analizamos de forma pormenorizada los aspectos a tener en cuenta en cada una de las partes de la excursión: desplazamiento, visita al mini-zoo, paseo en poney y recorrido por el Cañón de la Usía. En esta fase se planteó asimismo el estudio de cada una de las especies animales con las que nos íbamos a encontrar (grupo, familia, clase, subclase, raza, características generales y particulares, elaboración de preguntas, etcétera), estudio del río haciendo hincapié en la erosión, los meandros, el cono de deyección, contaminación, vegetación próxima y otros muchos aspectos. En esta etapa se puso la experiencia en conocimiento de los padres para conseguir su autorización.

La siguiente fase estuvo dedicada a los preparativos. Planificamos la excursión procurando atar todos los cabos sueltos y mínimos detalles que facilitaran un buen desarrollo de la misma: estado de las bicicletas, ropa de abrigo por si hiciera mal tiempo, ropa y zapatillas de recambio (por si alguien se cae en el cauce al cruzar el río), bocadillo, botiquín, coche escoba, etcétera.

La tercera fase fue la de la propia excursión en sí. El traslado en bicicleta fue todo un espectáculo, aunque, para algunos el guardar las directrices establecidas y el tener que esperar a los rezagados no les hacía mucha gracia. Se realizaron dos paradas y la duración fue de unos quince minutos cada una aproximadamente.

Cuando llegamos al Humo del Muro, la dueña del restaurante nos estaba esperando para obsequiarnos con una chocolatada y torta del país para recuperar las fuerzas perdidas y comenzar bien la jornada. Mientras tanto, el dueño ultimaba los preparativos de las sillas de montar de los ponis.

Visita al mini-zoo
Aunque algunos ya lo conocían, la visita al mini-zoo enclavado en esta localidad les servía para tener un mayor conocimiento de cada uno de los animales y su especie: para quienes acudían por primera vez, estaban entusiasmados con los animales más exóticos y empezaron a hacer preguntas, algunas desconocidas.

Tuvimos ocasión de ver cerdos vietnamitas, jabalíes, ciervos, cabras, zorros, pavos reales, ocas, ratones blancos, perros, gatos, ponis, patos mandarines, patos mudos, ñandús, emus, tórtolas, , pollos, gallinas domésticas, gallinas guineanas, codornices y peces.

El paseo en poni supuso la mayor atracción para los escolares, la actividad estrella para los niños y niñas. Recorrieron el pueblo turnándose para montar a razón de tres alumnos por poni. En el paseo pudimos ver el resto de los animales que andan sueltos por los campos (cerdos, gallinas, pollos, conejos asomándose por los agujeros de sus madrigueras excavadas en el suelo, los perros guardianes, etcétera).

Una vez finalizada esta parte de la excursión nos dirigimos al Cañón de la Usía, donde pudimos observar in situ cuanto habíamos hablado e intuido, (cuevas como resultado de la erosión a diferentes niveles del cañón, materiales de arrastre muy desgastados como piedras pequeñas, arena, lodo, restos de fósiles, elementos contaminantes, ausencia de peces cuando antes era muy normal encontrarlos,...).También recogimos piedras y plantas representativas de la flora autóctona para elaborar fichas de cada una de ellas.

Al igual que a la ida el viaje de regreso se realizó en bicicleta, con un agravante: que algunos alumnos estaban muy cansados, el camino de regreso se realizaba remontando el río y el sol, en lo más alto, no daba respiro. Así, los más débiles tuvieron que coger el coche escoba.

La cuarta y última fase consistió en la valoración y recapitulación. De esta forma, por la tarde, tras reanudar la clase, iniciamos el trabajo de recopilación y clasificación de lo recogido, valoramos la salida y completamos los trabajos iniciados por grupos. Después finalizamos la actividad con la elaboración de fichas de animales y plantas que hemos conocido durante el desarrollo de esta experiencia

Luis Araguás Angulo
Director del Colegio de Educación Infantil y Primaria
de Tierrantona. La Fueva. (Huesca)

 

arriba