En esta sección se publicarán las cartas dirigidas por correo o vía electrónica. El tema será libre y no deberá superar las 30 líneas. COMUNIDAD ESCOLAR se reserva todos los derechos para seleccionar, extractar y publicar las cartas recibidas. Para colaborar es necesario enviar nombre y dos apellidos y el DNI, datos que se mantendrán en absoluta reserva
comunidad.escolar@educ.mec.es

 
   
 
   
Drogas de moda

Según una información publicada en COMUNIDAD ESCOLAR, sobre el programa de prevención de drogodependencias "Construyendo salud", se ha reducido en un 33% el número de alumnos que comienzan a consumir alcohol y se ha conseguido retrasar la edad de inicio en el consumo de tabaco en un 16,5%. Al parecer, con la puesta en marcha de este programa también han disminuído las conductas antisociales y los brotes de violencia en las aulas.
Sin embargo, además del riesgo que corren nuestros adolescentes de adquirir estos nocivos hábitos, han salido al mercado otras peligrosas drogas, cuyo consumo cada vez se extiende más entre la población juvenil. Me refiero a las drogas de diseño y, más concretamente, al éxtasis. Aunque, por su reciente implantación, todavía se conoce poco sobre los problemas derivados de su consumo, algunas personas han muerto en el Reino Unido tras ingerir estas pastillas.
A los jóvenes les puede parecer un excelente complemento de una noche de fiesta, pero desconocen que la acción que ejerce en el cerebro puede provocar una fuerte depresión y que, mezclado con alcohol, el riesgo de provocar un colapso aumenta considerablemente.
Esta sustancia, que consumen algunos jóvenes en discotecas, provoca una subida de la temperatura corporal y si bailan sin parar en un local caluroso y húmedo, la temperatura corporal puede elevarse y provocar un colapso.
Me parece fundamental para los padres que, además conocer los riesgos del consumo de alcohol y tabaco, los medios de comunicación y los organismos competentes nos faciliten toda la información posible sobre estas sustancias de moda que cada vez gozan de mayor popularidad entre nuestros hijos.

Bernardo Pérez. Murcia

 
   
 
   

La reforma de la FP

No acabo de entender la polémica que se ha suscitado en torno a la reforma de la Formación Profesional y a la posibilidad de que los alumnos que cursan los ciclos formativos de grado medio puedan ingresar en los ciclos de grado superior sin necesidad de cursar bachillerato o esperar a tener cumplidos 20 años. De todos es sabido el desprestigio que durante décadas ha sufrido la FP, unas enseñanzas que en muchas ocasiones han sido el refugio para los que fracasaban en el sistema educativo.
Los grupos políticos deberían ponerse de acuerdo para buscar una salida consensuada a este problema y hacer realmente de la Formación Profesional un sector de enseñanza con peso específico y atractivo para los estudiantes que finalizan la Secundaria Obligatoria. En este sentido, suscribo las opiniones del profesor Jose Luís García Garrido, quién en un reciente artículo sobre el tema venía a decir que el camino para prestigiar la FP no se hace a base de desprestigiar los niveles secundarios, reduciendo la exigencia académica de sus objetivos, o a base de elevar innecesariamente la edad de los alumnos. "El prestigio de la FP –señalaba García Garrido- tiene que cimentarse en la calidad intrínseca de la propia FP y, sobre todo, en la mentalidad de los españoles".

Javier Alvarez. Madrid

 
arriba