Cumbre de la OEI en Madrid

La cooperación iberoamericana
en educación cumple 50 años


Mariano Rajoy, junto
al secretario general
de la OEI, Francisco Piñón.
(Foto: Rafael Martínez)
La OEI ha celebrado una cumbre en Madrid, al cumplirse el 50 aniversario de su fundación. Junto al carácter conmemorativo, han sido analizados
en esta reuniones, el pasado y el futuro de la educación en los países iberoamericanos
y la continuidad de la colaboración entre ellos.

Madrid.
"La educación y la cultura han de dirigirse a evitar la exclusión social de los menos favorecidos", según el ministro español de

Educación y Cultura. Rajoy pronunció estas palabras en la reunión de los ministro de Educación de los países iberoamericanos, celebrada en Madrid, con motivo de la celebración del quincuagésimo aniversario de la OEI (Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

Este aniversario "es también la ocasión para renovar el compromiso de España en la tarea conjunta de impulsar, a través de la educación, el desarrollo social y económico de iberoamérica", añadió Mariano Rajoy.

En cuanto al presente y el futuro, desde la desaparición de la bipolaridad, con un mundo dividido en dos grandes bloques enfrentados, han aparecido cambios y nuevas tendencias, que suponen nuevos retos. Ante ellos, de acuerdo con el titular del departamento español de educación, "esa comunidad cultural basada en el idioma nos presta la fortaleza a los 400 millones de hispanohablantes para afontar el fenómeno de la globalización, sin los riesgos de la pérdida de la identidad cultural"

Compromiso inicial

Por su parte, para Francisco Piñón, secretario general de la OEI, esta organización "tenía y sigue teniendo un compromiso inicial firme con la educación de los pueblos iberoamericanos. Después, con fuerza creciente, se extendió a los campos de la ciencia, la tecnología y la cultura. Creemos que estas son algunas de las claves para que aquella esperanza se concrete".

Francisco Piñón recordó en otro momento de su intervención el nacimiento de la OEI, cuando al finalizar la II Guerra Mundial los valores estaban en crisis y los extremismos ideológicos no cesaban. "En este contexto", dijo, "la realización del I Congreso Iberoamericano de Educación en Madrid fue la ocasión para el encuentro de educadores provenientes de los más diversos países de la región. Fueron estos educadores los que tuvieron la iniciativa de crear este organismo internacional. Sin duda, el procedimiento fue curioso, porque habitualmente este tipo de organizaciones surge a partir de acuerdos de los gobiernos. Aquí el trabajo intergubernamental vino después"

Nueva fundación

Cincuenta años más tarde, durante la reunión conmemorativa de este aniversario, ha sido aprobada, como uno de sus resultados más inmediato, la creación de la Fundación para la Educación, la Ciencia y la Cultura por los ministros de Educación de 16 países y representantes de otros seis. Esta fundación ha sido concebida como un instrumento con el captar y gestionar los fondos necesarios para el desarrollo de programas educativos en la región.

Nacida en 1949, con la denominación de Oficina de Educación Iberoamericana y con carácter de agencia internacional, la OEI tuvo sus primeros estatutos en 1957, como resultado del III Congreso Iberoamericano, celebrado en Santo Domingo. Estos estatutos han estado vigentes hasta 1985. Los actuales se suscribieron en 1989 y se aprobó el reglamento orgánico, en Panamá.

A partir de la I Conferencia Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno -celebrada en 1991, en Guadalajara, México- la OEI promueve y convoca las conferencias de ministros de educación, como instancia de preparación para estas reuniones cumbres. Y se hace cargo de aquellos programas educativos , científicos o culturales que le son delegados para su ejecución.

 

arriba