Educación y ciudad,
un binomio de futuro

El Proyecto Educativo
de Ciudad responde a una iniciativa del Ayun- tamiento de Barcelona

 

que pretende la puesta en práctica de políticas educativas en el ámbito ciudadano. Diversas instituciones y sectores sociales han colaborado en el diseño de las directrices que se deben adoptar ante los nuevos retos de la enseñanza.


Proyecto sobre el papel estratégico
de la enseñanza
en el ámbito urbano

Madrid. R.C.
El Ayuntamiento de Barcelona, a través del Instituto de Educación, ha diseñado el Proyecto Educativo de Ciudad (PEC) con el que pretendía, en su fase inicial, promover la reflexión y el debate ante los nuevos retos educativos. El objetivo de esta iniciativa municipal se concretaba en una reflexión no sólo sobre la escuela y la educación formal, sino sobre el papel estratégico de la educación en el futuro de Barcelona.

Carmen Gómez-Granell, coordinadora del Proyecto, precisa que en la primera fase, se llevaron a cabo diversos estudios y documentos a cargo de expertos en cultura, urbanismo, sociología y economía, entre otros; además de los trabajos de 15 grupos técnicos en los que participaron unos 350 profesionales.

Asimismo, tuvo lugar la recopilación de las aportaciones realizadas, a través de una guía de debate, en numerosas instituciones y entidades barcelonesas. Estas aportaciones conformaron un documento de síntesis del diagnóstico y de las acciones educativas de la ciudad para los próximos años, que se presentó en el congreso, celebrado del 7 al 9 de abril pasado, con objeto de difundirlo a la ciudadanía y a los agentes implicados. Este encuentro congregó a representantes de movimientos sociales, de los sectores asociativo y educativo, del mundo laboral y empresarial, y de la cultura y de los medios de comunicación, así como a las administraciones y ciudades interesadas en colaborar con experiencias sobre educación y ciudad.

Entre los elementos que han configurado la identidad educativa de Barcelona destacan una fuerte tradición en el movimiento de renovación pedagógica y apoyo a la escuela pública y la creación en 1989 del Consejo Escolar Municipal y de sus consejos escolares de distrito. Asimismo, en 1997 el Ayuntamiento creó el Consejo de la Formación Profesional y Ocupacional del Ayuntamiento para relacionar el mundo de la enseñanza y el del trabajo. Otro factor destacado es el incremento del número de universidades que conlleva el aumento de estudiantes y equipos de investigación.

Carácter progresista

El Proyecto Educativo de Ciudad se define como el conjunto de opciones básicas, principios rectores, objetivos y líneas prioritarias de actuación establecidos mediante un amplio proceso participativo. La visión progresista de la educación inherente al PEC se sustenta en cuatro principios básicos: la educación debe orientarse a fortalecer la cultura y los valores de una ciudadanía democrática; así como, es un factor principal para promover y asegurar el progreso, la movilidad, la integración y la cohesión social; otro principio plantea la educación como un instrumento básico y esencial de renovación, creación y cambio cultural; y, por último, ejerce una función compensatoria de las desigualdades sociales, económicas y culturales.

La elaboración y puesta en marcha del proyecto se desarrolló a lo largo de 18 meses. En una primera fase se aprobó el diseño inicial y se emprendió el proceso de confección de estudios e investigaciones.

Retos educativos

La segunda fase se dedicó a identificar las problemáticas más relevantes y perfilar las respuestas adecuadas; así como, a la concreción de los principales retos educativos y a explorar las vías de acción para superarlos. También se concretaron los escenarios y estrategias de actuación orientadas a definir el papel de la ciudades como habilitadoras de un sistema educativo.

En esta fase se estableció una estructura que garantizase la implicación de los distritos en el proceso de elaboración del PEC, con la participación del Consejo Escolar Municipal, los consejos escolares de distrito, los centros de recursos pedagógicos y los técnicos de los distritos. Por último, se potenciaron los intercambios con otras ciudades catalanas, españolas, europeas y latinoamericanas, que compartan los objetivos del PEC.

Los estudios e investigaciones que se desarrollan en esta fase abordaron las interrelaciones entre escuela y territorio, las actividades de los chicos barceloneses, sus intereses culturales, el asociacionismo juvenil, los itinerarios escolares de alumnos de minorías étnicas, la escuela concertada, el absentismo escolar y la educación física y deportiva en centros concertados.

Presentación del PEC

En la tercera y última fase se materializó la aprobación y difusión del proyecto, con la concreción de las líneas directrices del PEC, a partir de los resultados de las actuaciones llevadas a cabo en la segunda fase. Otro de los objetivos era establecer los mecanismos adecuados para concretar y poner en marcha las recomendaciones y propuestas incluídas en el proyecto. Y, por último, dar a conocer a los ciudadanos las líneas directrices del PEC.

En esta última fase se publicaron los resultados más interesantes de los estudios e investigaciones y las conclusiones de los grupos técnicos; además, se convocaron fórums sectoriales de debate sobre los temas del PEC con más impacto social. Por último, se constituyeron los organismos encargados de poner en marcha las recomendaciones incluídas en el Proyecto.

 

arriba