Un nuevo diccionario recoge en 75.000 voces el español actual
La prensa escrita, la literatura y los libros didácticos han sido las principales bases de documentación
El nuevo "Diccionario del Español Actual", dirigido por Manuel Seco, ha sido presentado como una de las grandes novedades editoriales de
este otoño. La obra está compuesta por
75.000 vocablos, 141.000 acepciones y 200.000 ejemplos de uso real.


De izquierda
a derecha,
los filólogos Olimpia Andrés, Manuel Seco
y Gabino Ramos, autores de la obra.

Madrid.
De 75.000 palabras se compone el español utilizado en la segunda mitad del siglo XX, según los filólogos Manuel Seco, Olimpia Andrés y Gabino Ramos. Los tres han trabajado casi 30 años en el "Diccionario del Español Actual", que ha sido presentado ahora como una de las grandes novedades editoriales de este otoño.

Según Manuel Seco, miembro de la Real Academia de la Lengua y director de la obra, está ha tenido como base documental, en un 70%, la prensa escrita: en ella se incluyen diarios nacionales, regionales y locales.

El resto tiene su apoyo en fuentes como la literatura, los libros didácticos, de divulgación e, incluso, las populares "paginas amarillas", o comerciales, de la guía telefónica. En estas últimas, por ejemplo, los autores declaran haber encontrado, entre otras cosas, una importante veta de la que extraer nuevos oficios y profesiones.

Testimonio escrito

Los medios orales y audiovisuales, añade el académico, sólo han sido empleados de una manera muy secundaria en su investigación sobre el idioma en uso, ya que la base ha sido escrita. Únicamente su utilización escrita, creen los autores del nuevo diccionario, certifica el uso de un término. Y han querido basarse siempre en la realidad y no en el "plagio" de otros diccionarios ya publicados. El que las obras de este tipo estén copiadas unas de otras, sin aportar nada nuevo, es algo que se da con alguna frecuencia.

El "Diccionario del Español Actual" comprende dos volúmenes, con más de 4.600 páginas, 75.000 voces, 141.000 acepciones y, como destacan sus autores, hasta 200.000 ejemplos de uso real. Estos son los que constatan la utilización de un término nuevo, o de un sentido distinto para una determinada palabra ya existente.

Esto hace que pueda considerarse como el relevo del viejo "Diccionario de Autoridades", cuya antigüedad se remonta al siglo XVIII. Desde aquella época, el español carecía de un diccionario parecido. Y en 1970, presentó un proyecto a la editorial Aguilar.

Inventario léxico

El español era la única de las grandes lenguas de Occidente que no disponía de un inventario léxico realizado con una metodología rigurosa. El propósito era recoger todas las palabras vivas, incorporar miles de palabras nuevas y ofrecer ejemplos de uso real, tanto para cada una de ellas como para sus distintas acepciones.

Lo que se pensaba que podían ser siete u ocho años de trabajo se convirtieron en muy cerca de 30. Pero, ahora, para Isabel de Polanco, directora general de la editora que ha publicado la obra, "el Grupo Santillana está en todos los países en los que se habla nuestra lengua. Así pues, es una satisfacción ofrecer el "Diccionario del Español Actual" a 400 millones de lectores".

 

arriba